Siri Husvedt

“La literatura no tiene género”: Siri Hustvedt

Dijo que todos sus libros tienen una unión y son las mujeres, como es el caso de Cavendish en su novela Todo cuanto amé (Anagrama) y la baronesa Elsa von Freytag Loringhoven, una artista transgresora que nombra en Recuerdos del futuro.

Guadalajara, Jalisco, 1 de diciembre (MaremotoM).- “La literatura no tiene género”, dijo con su voz suave y sus facciones nórdicas la escritora Siri Hutsvedt (1955), al presentar en conferencia de prensa su nuevo libro, Recuerdos del futuro (Planeta), algo parecido a Recuerdos del porvenir, de Elena Garro, un libro que dijo no conocer, pero que después que escribió el libro se dio cuenta de “este título en particular no tiene singularidad”.

“Para conocer y construir el futuro hay que recordar el pasado”, agregó, en el marco de la 33 Feria Internacional del Libro, que se lleva a cabo en Guadalajara.

Invitada por la editorial Planeta, la autora -casada con Paul Auster- ha ganado recientemente el Premio Princesa de Asturias y es una notable feminista que ha realizado con este libro una nueva mirada a la lucha de las mujeres, intentando rescatar a esas mujeres filósofas y que han pensado en la misoginia, han sido “ellas mismas”, como es el caso de la inglesa Margaret Cavendish (1623-1673), de quien prepara un ensayo que publicará el año que viene en la Universidad de Cambridge.

Conferencia magistral de la escritora Siri Hustvedt en la XXXIII Feria Internacional del libro en Guadalajara, México, domingo 1 de diciembre del 2019. (© FIL/PAULA ISLAS)

Dijo que todos sus libros tienen una unión y son las mujeres, como es el caso de Cavendish en su novela Todo cuanto amé (Seix Barral) y la baronesa Elsa von Freytag Loringhoven, una artista transgresora que nombra en Recuerdos del futuro.

“No es algo consciente, es algo que descubro luego de publicados, las mujeres importantes y fuertes forman parte de todos mis libros”, reveló.

Te puede interesar:  Cómo nos transformó la pandemia de Covid 19

“El feminismo tiene una historia muy larga. Cuando era pequeña no había médicas ni abogadas en mi barrio y hoy no es así, pero todavía sigue habiendo ira de parte de muchos hombres que creen que darles un lugar a las mujeres significa la reducción de la masculinidad”, afirmó Siri.

Siri Husvedt
todavía sigue habiendo ira de parte de muchos hombres que creen que darles un lugar a las mujeres significa la reducción de la masculinidad. (© FIL/PAULA ISLAS)

Muy preocupada por las enfermedades mentales, cree que “perder la memoria es perder también la capacidad de imaginar”, dijo.

Casada con Paul Auster, también Premio Princesa de Asturias en 2006, dijo que cuando se conocieron los dos “éramos escritores oscuros. Forjamos una intensa amistad literaria. Yo admiraba los poemas que escribía y él admiraba los míos. Tenemos otras vidas más allá de que ambos escribimos novelas. La mitad de mi vida soy académica, estudio ciencia, todo lo que sabe de ciencia Paul lo sabe de mí y lo que nos une es que nunca nos aburrimos juntos”, precisó.

“No soy tan arrogante para revisar el canon, que de otro modo está siendo revisado constantemente. Lo que más me importa es la ficción. El texto literario no tiene género y tenemos que ampliar el concepto de lo femenino y de lo masculino. Leer ficción para muchos hombres es una manera de una sumisión masculina”, concluyó.

Comments are closed.