Rita Segato

“La masculinidad es obediente, nosotras, las mujeres, no”, dijo Rita Segato 

“Uno tiene que defenderse de los elogios y no colarse a la máscara del elogiado. Conseguir dividir la persona que uno es, llena de defectos y la persona de la autora”, dijo Rita Segato al recibir el Premio. 

Ciudad de México, 30 de noviembre (MaremotoM).- Hoy al mediodía se hizo entrega del Premio Daniel Cosío Villegas 2020 a la socióloga feminista Rita Segato, quien llegó desde Argentina para ser parte central del acto. 

El Colmex, presidido por Silvia Giorguli Salcedo, se mostró abierto y muy satisfecho de poder tener a la doctora en su sede. 

Segato (Buenos Aires, 1951)  cursó estudios secundarios y universitarios en la capital argentina, la licenciatura en Antropología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y se graduó del Conservatorio Municipal Manuel de Falla y de la Escuela Nacional de Danzas. 

Más adelante, se especializó en Etnomusicología en el Instituto Interamericano de Etnomusicología y Folklore de Caracas (Venezuela) y, finalmente, se doctoró en Antropología Social en la Universidad de Queen’s de Belfast (Irlanda). 

Segato fue profesora del departamento de Antropología de la Universidad de Brasilia (Brasil) y de los posgrados interdisciplinares de Bioética y de Derechos Humanos de esa misma casa de estudios. 

Desde 1998 es investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones de Brasil, profesora visitante en distintos doctorados en universidades de América Latina y este año inició la Cátedra de Pensamiento Incómodo en la argentina Universidad Nacional de General San Martín. 

Su amplio trabajo le sirvió para recibir en 2017 el Premio Latinoamericano y Caribeño de Ciencias Sociales Clacso 50 Años. 

“Gracias a la generosidad y solidaridad de la Fundación Colmex y de Rita Segato, el estímulo monetario asociado al premio se utilizó para apoyar a estudiantes de la institución que se han visto afectados en su proyecto académico por la contingencia sanitaria asociada al COVID-19”. 

Te puede interesar:  Mi Lubby, gatúbela, grandota, periodista, La Maldonado… ¡Cómo te gustaba tu Rigoberto!, ese gato negro...

El Colegio de México, fundado en 1940, es una institución pública, de carácter universitario, dedicada a la investigación y a la enseñanza superior en ciencias sociales y humanidades y ahora lo preside Silvia Giorguli Salcedo.

Rita Segato
Uno tiene que defenderse de los elogios y no colarse a la máscara del elogiado, dijo, muy emocionada. Foto: Cortesía

“Uno tiene que defenderse de los elogios y no colarse a la máscara del elogiado. Conseguir dividir la persona que uno es, llena de defectos y la persona de la autora”, dijo Rita Segato al recibir el Premio. 

“¿Cómo he pasado de la clase de aula diaria a la circulación de la palabra que me parece asombrosa desde el sur? Sabemos bien que el norte produce teoría y el sur a aprenderlas y aplicarlas. Eso es una relación desigual”, afirmó. 

“Esa es la colonialidad del saber, una forma de racismo, el racismo sobre los saberes y sobre la ciencia. Tenemos que producir una academia autorizadora, sino que cree autores. Quiero también destacar el papel de México en mi obra y mi capacidad para formular conceptos. Ciudad Juárez me condujo a una serie de teorías que luego hicieron su propio camino”, agregó. 

“Violar, torturar, es comunicar. La corporatividad masculina, que va a replicarse en la mafia, en la policía, en las fuerzas armadas, inclusive a veces en las universidades también. Una corporación tiene dos características fundamentales, el primer valor no es la defensa de la vida sino la lealtad. La segunda característica de la corporación es que es jerárquica en su formación”, explica. 

“La masculinidad es obediente, nosotras, las mujeres, no”, dijo Rita Segato en el salón del Colmex donde recibió su premio distinguido. 

Comments are closed.