Edmundo Paz Soldán

La mirada de las plantas es un ciberpunk de la selva: Edmundo Paz Soldán

Ahora es el tiempo de esta novela distópica y realista, La mirada de las plantas, donde Edmundo Paz Soldán mezcla el pasado y el presente extractivista de la Amazonia en el marco de un ambiente inquietante y lisérgico.

Ciudad de México, 15 de junio (MaremotoM).- Edmundo Paz Soldán es uno de los más importantes escritores de Bolivia. Nació en Cochabama en 1967 y es profesor de Literatura Latinoamericana en la Universidad de Cornell. Es autor de once novelas, entre ellas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Palacio Quemado (2006), Norte (2011), Iris (2014), Los días de la peste (2017) y Allá afuera hay monstruos (2021).

También ha publicado los libros de cuentos Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994), Amores imperfectos (1998), Billie Ruth (2012), Las visiones (2016) y La vía del futuro (2021).

Ha editado los libros Se habla español (2000) y Bolaño salvaje (2008). Sus obras han sido traducidas a once idiomas y ha recibido numerosos premios, entre los que destaca el Juan Rulfo de cuento (1997) y el Nacional de Novela en Bolivia (2002).

Ahora es el tiempo de esta novela distópica y realista, La mirada de las plantas, donde Edmundo Paz Soldán mezcla el pasado y el presente extractivista de la Amazonia en el marco de un ambiente inquietante y lisérgico.

Edmundo Paz Soldán
Editó Almadía. Foto: Cortesía

Huyendo del escándalo, el protagonista de esta historia se refugia en un laboratorio donde se realiza una enigmática investigación. Con la intención de crear el más avanzado videojuego de realidad virtual, un equipo liderado por el carismático Dr. Dunn busca reproducir los efectos alucinógenos de una ancestral planta conocida como “alita del cielo”.

En La mirada de las plantas, Edmundo Paz Soldán consigue amalgamar una amplia serie de motivos literarios para formular preguntas urgentes sobre nuestro tiempo, en el que el poder seductor de las pantallas parece atraparnos con sus promesas de satisfacción y plenitud, dice la sinopsis.

ENTREVISTA EN VIDEO A EDMUNDO PAZ SOLDÁN

“Yo he tenido en paralelo he tratado de seguir dos tradiciones, una más realista y otra de la ciencia ficción, más fantástico. Ya no puedo distinguir cuál es una y otra tradición. Está el diálogo con la novela de la selva latinoamericana y por el otro lado me interesaba investigar la tecnología y la literatura”, afirma el escritor en entrevista.

Te puede interesar:  La débil mental, un diálogo entre madre e hija que salpica a los lectores buena literatura

Con el tema de la selva latinoamericana recuerda un poco al debate que tuvieron –sin tenerlo- Elon Musk y el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, cuando Musk decía que iba a hacer los golpes de Estado que quisiera para obtener litium. Es algo que le preguntamos al escritor.

“Creo que es la pregunta quien le pone el cascabel al gato. Para el cambio climático habría que cambiar el modelo de extractivismo en el uso de energías renovables. Tanto los partidos de izquierda como los de derecha en Latinoamérica eligieron continuar con ese modelo. Una transición de una energía a la otra va a ser muy doloroso en el corto plazo”, dice.

Edmundo Paz Soldán
La idea original es un reportaje de un proyecto de la CIA para utilizar LSD a los soldados enemigos y que estuvieran fuera de combate. Foto: Cortesía

“Esta gente muy rica que vivirá en su propio ecosistema, mientras en el resto del mundo irán los refugiados de un país al otro, para buscar donde vivir”, agrega.

La fantasía de la compañía de realidad virtual es cómo estas plataformas de juegos o redes están siempre sacando información. “Si Facebook o Twitter nos sacan información para vendernos cosas, inventé esta máquina siniestra que entra a lo más profundo de nuestro subconsciente y nos crea deseos que no teníamos, necesidades para consumir cosas que no pensábamos”, afirma.

“Tal como están las cosas no sé si no ocurre ya”, agrega.

“La idea original es un reportaje de un proyecto de la CIA para utilizar LSD a los soldados enemigos y que estuvieran fuera de combate. Esto da para una novela distópica y ahí se me ocurrió lo del laboratorio. Cuando conocí la frontera entre Bolivia y Brasil también se me ocurrió una novela y estuve tentado de juntar las dos motivaciones”, expresa.

Todo pasa en un ambiente como la selva, cuando pensamos qué haríamos en el medio de la selva. “Esto es un ciberpunk de la selva”, afirma Paz Soldán.

“El problema con la selva es el grado cero de la crisis ambiental, si ves la deforestación que ha ordenado Bolsonaro en la selva, es tremendo. Estamos atravesando un momento muy complejo y los narradores tenemos que seguir haciendo estas preguntas complejas. Tenemos que tomar decisiones urgentes y no postergarlas para un futuro que nunca llega. La literatura no es panfletaria, pero debe de hacer ver la magnitud del problema”, afirma.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*