Mujeres de la tormenta

“La mujer contra el fascismo ha sido una protagonista extraordinaria pero invisible”: Galo Mora Witt

El autor ecuatoriano de Mujeres de la tormenta, une a Marlene Dietrich, a Aleksandra Kollontai, a Lillian Hellman y a Concha Michel, para hablar de la lucha femenina contra la opresión, en momentos del resurgimiento del fascismo.

Ciudad de México, 1 de marzo (MaremotoM).- Las mujeres contra el fascismo sí que han existido y sí que existen. Lo retrata ahora Galo Mora Witt en su libro Mujeres de la tormenta, editado por el Fondo de Cultura Económica.

Son las vidas de cuatro mujeres relacionadas por su rebelión frente a los poderes y quienes incidieron en la historia de los derechos de la mujer.

El autor ecuatoriano viaja a Berlín para evocar a Marlene Dietrich, una actriz alemana que se rebeló contra el régimen nazi. En Rusia encuentra a Aleksandra Kollontai, la primera mujer que ocupó un puesto político en la Unión Soviética. En Nueva Orleans, rememora a Lillian Hellman, una de las más grandes guionistas del cine estadounidense y en nuestro México, reconstruye la vida de Concha Michel, una compositora, cantante y activista política mexicana.

Mujeres de la tormenta
Mi intención no era retratar países sino de pintar ciudadanas. Foto: Facebook

–Relata la historia de cuatro mujeres

–Sí, mi intención no era retratar países sino de pintar ciudadanas. La columna vertebral de Mujeres en la tormenta es la lucha contra el fascismo, enfrentar al estalinismo, al macartismo, otra marginación que es distinta en México a través de ocultar a la mujer, es decir la lucha de todas estas mujeres contra el nivel de opresión.

–Me llamó la atención que hablara de Concha Michel, una mujer olvidada por la cultura mexicana

–Yo era muy amigo de una gran cantante mexicana, Amparo Ochoa, quien me presentó a Concha Michel. De ahí venimos todas, las que queremos opinar y no solamente entretener, solía decir. Entonces comencé a indagar, su maravilla de viajar por el mundo, cuando salió con 17 dólares de la ciudad de México para Nueva York, a Filadelfia. Allí pudo trabajar en buenas condiciones, tener un ahorro, para viajar a conocer a Aleksandra Kollontai porque quería entender qué pasaba con la mujer. Ella tenía muchos conocimientos lo que pasaba en el Partido Comunista de México. Consideraba que se repetían las mismas imágenes de los partidos burgueses.

Mujeres de la tormenta
Presentación del libro en el Palacio de Minería. Foto: Facebook

–¿Usted hace todas estas asociaciones ligadas a la lucha política?

–Sí, pero también al arte y a la literatura, sobre todo para hablar por ejemplo del feminismo marxista, que Occidente lo ha ocultado. Marlene Dietrich, por ejemplo, siempre ha sido pintada como más vampiresa que política, cuando ella le responde a Hitler que no puede convertirse en emblema de los nazis por decencia, creo que hay un elemento extraordinario de su combate. Cuestiono el “donjuanismo” elevado a virtud, pero cuando hay una mujer que elige a sus parejas con total libertad, la tildan de mujer fácil, de una forma agresiva y hegemónica.

Te puede interesar:  El Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada concluye su visita a México alertando que "la impunidad es casi absoluta"

–Es increíble poder rescatar ahora a estas mujeres en este momento…

–Sí, sobre todo porque hay mucha gente ligada al fascismo, en Brasil tienes a Jair Bolsonaro, en los Estados Unidos a Donald Trump, no es que estemos todos contra el fascismo, la horda fascista ha hecho revivir en Europa al fascismo, mira el presidente de Hungría, Víctor Orbán, quien cerró la casa Museo de Georg Lukács, derrumbaron su estatua. Me parece que este es el momento exacto, porque se ha levantado el fascismo en el mundo.

–Este libro trae testimonios vivenciales de esas mujeres heroicas

–Sí, trae testimonios vivenciales, yo soy muy seguidor de aquella cita de Miguel de Montaigne de escribir lo que a uno le place. Hay expresiones biográficas, expresiones ficcionales y además son las ciudades en los que he pasado varios meses, que han sido fundamentales de narrar, a través de alguna protagonista. Lo humano sobre el cemento, donde se esconden las historias dramáticas de las mujeres. Me alegra que salga en una colección popular, no creo en la literatura que sale 80 dólares y donde se consagran los escritores, uno a otro. No creo en eso. Yo estoy absolutamente de acuerdo con la biblioteca popular.

Mujeres de la tormenta
Ha sido una protagonista extraordinaria pero invisible. No hay testimonios, salvo que cuando se indaga en los hechos históricos. Foto: Facebook

–¿Cómo ve a la mujer contra el fascismo a lo largo de la historia?

–Ha sido una protagonista extraordinaria pero invisible. No hay testimonios, salvo que cuando se indaga en los hechos históricos. Poco a poco aparecen, como si todo estuviera vedado. Esas luchadoras contra el fascismo, también eran las madres de los que combatieron contra ese mal. Un antifascista no puede cambiar la sociedad si no cambia su cabeza respecto a la mujer.

–Usted como ecuatoriano, ¿cómo ve el tema de su país?

–Bueno, Rafael Correa acaba de estar en Cancún, tuve la suerte de acompañarlo, yo fui su secretario general y tengo una gran amistad con él. Todo lo que había avanzado el estado ecuatoriano, ha retrocedido enormemente. Con el tema de Julian Assange, Reino Unido se había comprometido a no firmar la extradición, pero ahora dice algo diferente. Mucha gente protesta en Londres, con justa razón. Es una especie de juicio moral que los poderes hegemónicos hacen contra el insumiso que no se deja aplastar. Es una agresión al pensamiento libre.

Comments are closed.