Ramsés Luna

La música es un tema de salud pública: Ramsés Luna

“Me siento afortunado de ser feliz con lo que hago, la vida me ha dado esta oportunidad de ejercer la música desde un escenario y desde el área pedagógica”, dice el también tallerista de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, en el Taller Orquesta de Música Experimental.

Ciudad de México, 2 de diciembre (MaremotoM).- Ramsés Luna, un saxofonista y clarinetista aplicado al jazz, con Luz de Riada, la banda que fundó en 2010 y con muchas actividades relacionadas con la música, hace de su vida un halo luminoso por el cual creer más allá de la pandemia y de los miles de obstáculos que ha tenido que enfrentar en el ao que pasó.

El cuarteto integrado por Hugo Santos (stick), Ramsés Luna (alientos), Hugo Hernández Chipa (batería) y Gustavo Jacob (guitarra) es su labor como músico profesional, pero también ha recibido el honor de dirigir el Centro de Iniciación musical, un trabajo con niños.

Ramsés Luna
Me siento afortunado de ser feliz con lo que hago. Foto: Cortesía Facebook

“Me siento afortunado de ser feliz con lo que hago, la vida me ha dado esta oportunidad de ejercer la música desde un escenario y desde el área pedagógica”, dice el también tallerista de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, en el Taller Orquesta de Música Experimental.

“La vida me ha dado la oportunidad de estar siempre ligado a la música, eso es parte importante para ver a la música como un tema de salud pública”, asegura.

“Es importante que los gobiernos entiendan el arte desde ahí, porque trabajamos desde lo cerebral”, afirma.

Además, Ramsés Luna es instrumentista y con Luz de Riada hizo un tema con Pat Mastelotto, el bajista de King Crimson.

“Me puedo morir tranquilo, para mí es un héroe de la música”, dijo.

Como director de la escuela de música asumió antes de la pandemia, pero luego tuvo que adaptar todos los programas al servicio de streaming.

“En el primer momento pensábamos que eran cosas aisladas. Aquí era qué pasaría si convocábamos a la gente, empezar a dar las clases en línea, para que no haya ningún detenimiento de los programas. Hubiera sido un reto mucho más complejo si no hubieran existido las redes”, afirma.

Te puede interesar:  Cuando el sueño del pibe terminó

“Claro que una de las cosas que descubrimos es que ninguno de nosotros está preparado para dar clases en línea. Dar información a distancia es muy complejo. Nos dejó la vida una gran enseñanza. Los conciertos en vivo: la gente se dio cuenta de que no existe otra opción. El acto real es en el concierto”, asegura.

¿Cómo ha sido la enseñanza con los chicos? ¿Han aprendido?

“Hay que tener la astucia para saber acomodarnos. El ser humano que no se adapta, muere. Las cosas que no se podía hacer, por ejemplo, hacer ensamble, las distracciones que pasan los alumnos, pero no hubo otras cosas que sí pasaron en otros colegios. El balance me parece óptimo, con un espíritu con el que llevamos la escuela: un aparato de comunidad, aprender haciendo, contemplar al otro, no competencia, sí colectividad, aplicar lo que se va conociendo a la lectoescritura”, dice.Ramsés Luna

Los chicos improvisan, aplican lo que están aprendiendo en un sistema de taller, inspirado en el Método Orff, un método pedagógico para la enseñanza musical que fue escrito en 1930 por Carl Orff. Los niños además no tienen sentimientos de frustración, la educación inspira mucha más confianza en el alumno.

“Hay que tener la paciencia docente, porque cada alumno es un desafío diferente”, afirma Luna, que para el año que viene aspira a mantener el programa en línea. “Creamos nuestras propias herramientas, nos especializamos más en la educación a distancia. Esta pandemia lo que desnudó fue un sistema errado, sobre todo de la industria alimenticia, que nos han dado males y enfermedades que antes no teníamos”, dice Ramsés.

“Retomaremos el trabajo en marzo. Iniciaron cerca de 60 niños, terminaron 50. Los padres son de otra generación, que propician las actividades extracurriculares. Hacíamos una hora de trabajo y se iban a casa muy felices”, expresa.

“Concluimos este año con un disco, que estará disponible en esta primera semana de enero. Lo vamos a subir a redes, será totalmente gratuito. Tienen que escribir a musicasinfronterasmex@gmail.com”, afirma.

Comments are closed.