Lisa Owen

“La novela es la voz de mi ego”: Lisa Owen

La creación como misterio y como objetivo, la duda permanente si ser calificado como un seudo escritor, los personajes que construyen una serie de relatos análogos que se suceden unos a otros, mismos que reflejan una parte de nuestra realidad, la novela es confusa y quiere ser confusa. Testamento (Destino), de Lisa Owen.

Ciudad de México, 4 de junio (MaremotoM).- Entrevistar a la actriz y escritora Lisa Owen es meterse en un mar de dudas y de reserva que a veces hace pensar en la italiana Elena Ferrante, como esa persona que firma las novelas y luego no tiene nada más que decir.

Lo cierto es que Testamento (Planeta) conlleva un carácter literario que si uno no supiera quién es la autora, tendría para sí a una escritora con creces y dedicación.

Dedicación no le falta para hacer esa historia de “El Güevón”, cuando Federico Carreño deja atrás sus labores en Televisión Universitaria para embarcarse a un retiro en el pueblo El Arenal, un conjunto de propiedades cerca de la playa e internarse en una cabaña y escribir lo que será su obra definitiva.

La creación como misterio y como objetivo, la duda permanente si ser calificado como un seudo escritor, los personajes que construyen una serie de relatos análogos que se suceden unos a otros, mismos que reflejan una parte de nuestra realidad, la novela es confusa y quiere ser confusa.

“Por primera vez en mi vida, sentado con el cuaderno en esta casa abandonada, entre las ruinas de mis recuerdos y un futuro más que incierto, siento que ocupo mi lugar. Esta es la novela que voy a escribir. Comienza frente al mar”, dice el protagonista Federico Carreño.

Lisa Owen (Ciudad de México, 1966), actriz de profesión, participó durante veinte años en el taller Sólo los Jueves, bajo la Mirada de Vicente Leñero, donde se enfocó en el género del guion cinematográfico. Obtuvo el segundo lugar en el Concurso de Guiones de Largometraje para Autoras y Adaptadoras de Cine, organizado por la Asociación Cultural Matilde Landeta y el primer lugar en el Concurso de Guion para Cortometraje de Imcine. Asimismo, fue becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y participó en dos talleres organizados por el Instituto Sundance y la Fundación Toscano. Es autora de la novela No habrá quien nos guíe (Tusquets, 2013).

Lisa Owen
La segunda novela de Lisa Owen. Foto: Cortesía

–¿Qué es lo falso y qué es lo verdadero en la literatura?

–La pregunta de la novela es qué es lo falso y lo verdadero en la vivencia humana. Se trata de un hombre que está en medio de algo que no se da cuenta que está viviendo, porque está inmerso en sus pensamientos sobre sí mismo. Lo que debería ser, sobre lo que fue…No me considero como alguien que sepa de mucho de literatura, soy una persona a la que le falta leer muchísimo. Me siento incómoda en contestar preguntas tan profundas.

Te puede interesar:  LUNES DE LIBROS | Sacrificios humanos, de María Fernanda Ampuero

–¿Esta colonia playera usted la ideó?

–Desde la primera novela no quería ubicarla en un lugar real y quería armar una playa a partir de varias playas.

–Usted dice no saber mucho de literatura, pero El testamento es una obra literaria

–Entra el ego en esa tarea de escribir. La novela es la voz de mi ego. Tuve la fortuna de ser alumna de Vicente Leñero y tenía un gran bloqueo para escribir. Entonces empecé a escribir desde ahí. Esa parte en la que me siento aislada.

–¿Es una parte muy escondida?

–Sí, pero que sin embargo está en todos nosotros. Entender desde donde ser creativo es muy complicado. La persona más creativa de la novela es la señora de la palapa. La única que está haciendo algo. Tengo mucho esa sensación de que he sido actriz y ese dirimirse entre soy o no soy termina aislándolo a uno.

Lisa Owen
Sí, creo todo de la infancia lo paraliza a Federico Carreño, es alguien muy aislado… Foto: Cortesía

–Aunque en su caso el dilema es hacer o no hacer, más que soy o no soy

–Sí, creo todo de la infancia lo paraliza a Federico Carreño, es alguien muy aislado…

–Hay escritores escondidos detrás de los escritores

–Sí, eso. Y una sensación de impostura. Después de publicar la primera novela tenía muchas entrevistas, como ahora, esa sensación de no creer en lo que estás haciendo.

–¿Como Elena Ferrante?

–Sí, probablemente. Siento algo que me decía siempre mi maestro de actuación, Jorge Caballero, son actores porque les gusta ponerse una máscara, que no los reconozcan y hay otros actores que tienen una personalidad muy fuerte…creo que hay escritores así. En la primera novela no gané el premio a primera novela, pero los editores la eligieron para editarla. En esta novela decidieron publicarla en Destino.

–¿Cómo decide que será una novela?

–Tengo una idea del final y a medida que voy escribiendo voy releyendo y descarto cosas. Tenía muy claro que este personaje quiere morirse. Está lleno de dolor aunque no lo exprese, es un cínico, provoca mucho daño. La parte autodestructiva también es la parte creativa. Es un lento suicidio…

Lisa Owen
La parte autodestructiva también es la parte creativa. Es un lento suicidio…Foto: Cortesía

–¿Lo relaciona con la depresión?

–Yo he sido toda mi vida depresiva, llevo toda mi vida de terapia, ha sido como una lucha constante. Creo que he sido muy afortunada gracias a la terapia, tengo a mi hija, tengo trabajo, a muchos amigos…Esta es una sociedad que orilla mucho a la depresión. Resuélvelo solo. La actuación es otro tipo de creatividad, de una exigencia brutal para mí, en el momento. Es la parte de mí que mantiene una casa, tiene perros y dice que hay que vivir. Toda la gente que escribe lo hace sobre sí misma.

Comments are closed.