Ricardo Arenas

La poesía es un clavado hacia el inconsciente: Ricardo Arenas

Originario de la Ciudad de México, es también el ganador del Premio Nacional de Poesía Rodulfo Figueroa 2019, quien recibió el premio de la directora de Conaculta Chiapas, Victoria Cecilia Flores Pérez, por su libro En el armario no hay lugar para dos monstruos.

Ciudad de México, 17 de agosto (MaremotoM).- A veces escrito con ciertas faltas de ortografía, pero dispuesto a exponer su grito y su metáfora, Ricardo Arenas presenta En el armario no hay lugar para dos monstruos (De otro tipo).

Originario de la Ciudad de México, es también el ganador del Premio Nacional de Poesía Rodulfo Figueroa 2019, quien recibió el premio de la directora de Conaculta Chiapas, Victoria Cecilia Flores Pérez.

“La poesía es el armario que habita Ricardo Arenas, y la locura -bestia gemela de la lucidez- lo acecha con soliloquios, metáforas, lluvia, insomnios, giros verbales y caminatas que emergen invictos de las señales talladas en cada poema. En estos versos los monstruoso es lo cotidiano y doméstico, cualquier objeto, ciertas presencias animales vegetales, así como el universo familiar que en cada mínimo acto muestra sus afilados colmillos que a la menor provocación -cualquier gesto, hábito o costumbre- está dispuesto a hundirlos salvajemente en el corazón del poeta hasta exprimir su última gota de luz”, dice la contratapa en un libro editado también por el Consejo Estatal de para las Culturas y las Artes de Chiapas.

El poeta es un músico que se enfrenta a las dos artes con entusiasmo y provocación, según lo deja saber en una entrevista que le hiciéramos por zoom.

Te puede interesar:  LIBROS DE LUNES | Lamentaciones de un prepucio, de Shalom Auslander 

“Es un libro que habla de cosas familiares y estas cosas familiares las abordo desde un aspecto coloquial, en contextos cotidianos. Desde lavar los trastes o sentarse a comer o ir en un transporte público y creo que en estos escenarios trato el paso del tiempo”, afirma Ricardo Arenas.

Ricardo Arenas
El libro es de Editorial otro Tipo. Foto: Cortesía

“Es como darles un giro a los poemas, pero ojo, hay otras cosas de fondo. ¿Cómo abordo estos temas a manera de que el lector se sienta identificado? La manera es siempre inmiscuir al lector, involucrarlo de cualquier modo. No sea yo el que hable, sino la voz del lector”, agrega.

“Este libro lo empecé a escribir después del temblor. Mi maestro Quintero me ayudó mucho. No puedo decir de este libro que no lo hice con la intención de publicarlo, hay que olvidar que uno está escribiendo para eso. La voluntad de la belleza fue mi necesidad para escribir”, expresa.

Ricardo Arenas lee a William Carlos Williams, a Roberto Juarroz, a Pablo Neruda, a Juan Gelman, a su maestro A.E.Quintero, a Jorge Boccanera, “uno de los bravos”, dice.

“Mi generación está buscando un poco el estilo de Charles Simic, que tiene un estilo muy hablado y de pronto te da el giro por nocaut. Eso es bastante original. Me gusta mucho explorarlo; la belleza en el lenguaje de Carlos Pellicer, de Xavier Villaurrutia, también me dan mucha influencia”, afirma.

“La poesía es un clavado hacia el inconsciente”, concluye.

Comments are closed.