La política no ha quedado fuera del Teatro Musical

Ciudad de México, 4 de mayo (MaremotoM).-Hoy la política es un tema más que obligado en todos los lugares habidos y por haber en nuestro país por varias razones, lo cual ha sido ventana para la realización de debates y foros que tienen como sede las casas, los restaurantes, escuelas y todo lugar en el que las personas se reúnen y ¿por qué no? hasta también en las salas de cine o teatro antes de iniciar la función e incluso dentro de este tipo de espectáculo.

Teniendo esta base, hoy día les platicaré sobre la presencia que la política y algunos acontecimientos sociales que ha sucedido en nuestra historia, han tenido dentro del Teatro Musical mexicano, generando en algunos casos polémica y controversia, pero logrando llamar la atención del público y la crítica.

Al tocar este tema, de inmediato viene a nuestro recuerdo la presencia en la cartelera capitalina, nacional e internacional de Aventurera, adaptación del argumento cinematográfico de Álvaro Custodio realizado por Carlos Olmos que, durante 16 años, cautivó la atención del público en general, de la prensa y obviamente de la comunidad política mexicana, quienes estaban en la mira de ‘Rosaura Velmar’ propietaria del ‘Kumbala’, centro nocturno en Ciudad Juárez en el que se desarrollaba el melodrama musical.

Acompañada de su secretaria ‘Bugambilia’, ‘Rosaura’ comentaba y criticaba de manera directa cada uno de los sucesos políticos, sociales y del espectáculo que sucedían semana a semana en nuestro país, reconfirmando a Carmen Salinas como verdadera líder de opinión; además de que se hicieron presentes en cada uno de los escenarios capitalinos en los que se presentó, líderes políticos y fuertes figuras de la política nacional quienes, incluso, ‘aguantaban vara’ de los comentarios dichos por la actriz de manera directa.

Aventurera rompió todos los parámetros desde su estreno y será recordada porque convirtió un musical en un producto capaz de llenar auditorios con más de 20 mil personas, ya sea dentro o fuera del país. También sirvió de trampolín para que figuras del espectáculo consagraran su carrera, gracias a su interpretación del personaje que da título al montaje y que en el cine inmortalizó Ninón Sevilla y, en su paso al teatro, impactara mediante la figura de Edith González, Niurka, Itatí Cantoral, Maribel Guardia, Ninel Conde y Lorena Rojas, entre otras.

Sin embargo, en donde se dio pie a la realización del comentario político dentro del Teatro Musical mexicano fue en 1994 en el Salón México, también a cargo de Carmen Salinas, acompañada por Héctor Bonilla y Ernesto Gómez Cruz, alternado por Alfredo Sevilla, en la versión para este género de Cada quien su vida, clásico de la dramaturgia nacional original de Luis G. Basurto, con una versión libre de Víctor Hugo Rascón Banda.

En esta versión, en la que también participaban María Rojo, Adriana Roel, Margarita Isabel y Alberto Estrella, entre otros, la ‘Pepsi Cola’ y el ‘Diputado’, interpretados por Carmen Salinas y Héctor Bonilla respectivamente, hacían también una crítica sobre los sucesos políticos sucedidos en México en esos momentos, provocando los aplausos del público.

De hecho, el formato de cabaret llevado a escena en este musical, fue el que dio pie a la creación de Aventurera, llevado a su máximo formato.

Años más tarde y aprovechando el éxito en que se convirtió el fenómeno Aventurera, el productor Omar Suárez intentó realizar su propio ‘concepto’ llevando a escena en 2011 el ostentoso Perfume de Gardenia, obra de Francisco Oyaguren Aguilar, en el que también se recreaba el cabaret de la década del cuarenta, siendo los personajes de Julio Alemán y Alejandro Suárez los encargados de poner el sello político a la puesta.

Te puede interesar:  LIBROS DE LUNES | La cartera del cretino, Kurt Vonnegut (Malpaso Ediciones, 2013)

De hecho, de una manera más directa, aparecía en escena un imitador de Jesús Martínez ‘Palillo’, cómico de la época en que se desarrollaba la trama, que se caracterizó por sus críticas al sistema político mexicano, costándole en su momento varios arrestos y encarcelamientos en la cárcel de Lecumberri.

Perfume de Gardenia intentó competir de manera directa con “Aventurera”, pero la presencia y tradición de Carmen Salinas fue más fuerte y la obra no se sostuvo tanto tiempo como se esperaba, a pesar de contar con un elenco de primera, con nombres como los de Aracely Arámbula, Andrés García, María Victoria, Julissa y Sebastián Rulli, entre otros; además de la presencia de varios actores que formaron parte del segundo mencionado, entre ellos Jorge Salinas, Niurka, Ernesto Gómez Cruz y la misma Carmen Salinas, quien aceptó la invitación de Suárez de aparecer como invitada.

La política no ha quedado fuera del Teatro Musical. Cantinflas. Foto: Cortesía

LA “GRILLA” DENTRO DEL TEATRO MUSICAL

Antes de estos musicales, a lo largo de la presencia del género en México el tema político no se ha hecho ausente. Sin embargo, debido a la censura que existía en el país y que era mucho más fuerte, se presentaba de una forma más limitada y disfrazada, ya fuera dentro de sus números musicales o en sus textos.

Yo Colón, revista musical presentada como comedia de la autoría de J. Montes de Oca, protagonizada por Mario Moreno ‘Cantinflas’ fue una de ellas. Teniendo como pretexto el viaje de Cristobal Colón para descubrir América, el ‘Mimo de México’ aprovechaba la ocasión para hacer comentarios y crítica política en cada una de las representaciones, llevadas a cabo en 1953 en el recién inaugurado Teatro de los Insurgentes.

Otro título fue Rentas congeladas, original de Sergio Magaña, cuya trama giraba en relación al sistema de viviendas en el país, generando con ello comentarios y críticas gubernamentales. Sergio De Bustamante y Martha Rangel eran parte de los protagonistas.

El Quelite, la primera comedia musical ranchera, escrita en 1969 por Alfonso Anaya, también tenía leves aseveraciones políticas, teniendo entre sus protagonistas a Lucha Villa, Polo Ortín, Joaquín García ‘Borolas’ y Raúl ‘Chato’ Padilla, entre otros.

Jorge Ibangüergoitia escribió en 1976 El Atentado, una comedia musical también con tintes políticos.

En 1994 María Elena Velasco ‘La india María’, llevó a escena en el Teatro Blanquita el musical México canta y aguanta, escrito, producido y dirigido por ella en el que se hacía una crítica directa al sistema político nacional. En el elenco participaban Aarón Hernán, Alfonso Echánove y Miguel Galván, entre otros. La temporada se llevó a cabo con un éxito rotundo en el Teatro Blanquita.

Para concluir les comentaré que en 2004, con la llegada del PAN a Los Pinos y, tomando en cuenta que ya no existía censura en el país, se estrenó Regina (Un musical para una nación que despierta), escenificada en el Teatro San Rafael bajo la dirección de Rafael Perrín y con Lucero como protagonista de Lucero, siendo sustituida más adelante por Litzy.

La adaptación de la novela de Antonio Velasco Piña, realizada por Alex Slucki y Antonio Calvo, hace un recorrido social y político por la historia de México en varias etapas, realizando también algunas críticas y comentarios políticos.

Comments are closed.