Lila Avilés

La vida cotidiana desde un punto de vista muy íntimo: Tótem, al Festival de Berlín

“La mayoría de las familias tienen formas de comunicarse que son casi como un nuevo idioma. No le hablas a tu padre igual que a tu madre o a tu perro. La comunicación y el arte son códigos que generan vínculos, posibilidades de habitar entre los seres”, dice Lila Avilés.

Ciudad de México, 23 de enero (MaremotoM).- “Mi prioridad en Tótem era retratar la vida cotidiana desde un punto de vista muy íntimo, ir a la raíz. Me gustan los microcosmos, la esencia de las cosas, las matrioskas, las pirámides, las cosas que contienen otras cosas”, dice la directora Lila Avilés, refiriéndose a la película que representará a México en la Selección Oficial en Competencia en la 73ª edición del Festival Internacional de Berlín.

Protagonizada por Naíma Sentíes, Montserrat Marañón, Marisol Gasé, Saori Gurza, Mateo García Elizondo, Teresita Sánchez, Juan Francisco Maldonado, Iazua Larios y Alberto Amador, la película cuenta la historia de Sol, una niña de siete años que pasa el día en casa de su abuelo, ayudando con los preparativos de una fiesta sorpresa para su padre. Poco a poco todo comienza a volverse más caótico, fracturando los cimientos familiares.

Lila Avilés
Mi prioridad en Tótem era retratar la vida cotidiana desde un punto de vista muy íntimo. Foto: Cortesía

“Como el tema central era el concepto de “la casa”, “él hogar”. Los lugares que habitamos y la interacción tan diversa que hay en un micronúcleo, como la familia. Por lo tanto, también sabía que tenía que hacer hincapié en los personajes y en la forma en que se relacionan y comunican, él poder de las palabras. Hay algo ahí que ya contiene su propia carga de transformación lingüística, las palabras que se convierten en microuniversos dentro del propio lenguaje”, comenta Lila Avilés, la directora que antes dirigió La camarista.

“La mayoría de las familias tienen formas de comunicarse que son casi como un nuevo idioma. No le hablas a tu padre igual que a tu madre o a tu perro. La comunicación y el arte son códigos que generan vínculos, posibilidades de habitar entre los seres. Cada vez que se pierde una especie animal o una lengua, perdemos una pieza del gran rompecabezas y abandonamos una forma de pensar. El genoma de una especie es como un manual: cuando la especie muere, el manual se pierde, ya sea una hormiga o un rinoceronte. Hoy, la extinción ocurre tan a menudo que parecemos habernos acostumbrado a ella. Olvidamos que somos animales”, agrega.

Te puede interesar:  HBO estrena el documental Flordelis: un crimen en familia, el 2 de febrero

 Lila Avilés es una directora, guionista y productora de cine independiente mexicana, fundó su compañía Limerencia Films en 2018. Es reconocida por su primer largometraje La camarista, que representó a México en los premios Oscar 2020 y Premios Goya.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*