Angie Fields

Lágrimas de azúcar, el camino de una novelista independiente

La novela sale por Amazon y la muestra de Angie es creer en sí misma, en sus lectores y en atravesar el mercado con gestiones propias, sin esperar a que alguien le diga que su libro es para publicarse.

Ciudad de México, 10 de septiembre (MaremotoM).- Hace apenas una semanas que salió al mercado la novela 𝐋á𝐠𝐫𝐢𝐦𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐀𝐳ú𝐜𝐚𝐫, que es la historia entre Fernanda y Mauricio, una pareja apasionada y arrebatada, a quienes les está destinado el amor  eterno, pero ¿será para siempre?

Su autora, Angie Fields, se pregunta si ¿Será esto el amor verdadero o dependencia? ¿O será una relación más encasillada en el famoso término: ‘tuvo miedo de enamorarse’?, ¿Quizás también es el patrón en el que muchos hombres (y también mujeres) gustan de tener a su ‘incondicional’?

La narración fluida y entretenida de Angie Fields llevará a los lectores a conocer la personalidad y las vivencias de Fernanda y Mauricio y a desear, quizá tanto como ellos, que su relación florezca en amor y prospere pese a las dificultades. Con el pasar de las páginas descubrirán, junto con ellos, si su futuro es estar juntos o si todo fue una broma cruel del destino.

La novela sale por Amazon y la muestra de Angie es creer en sí misma, en sus lectores y en atravesar el mercado con gestiones propias, sin esperar a que alguien le diga que su libro es para publicarse.

Angie Fields es también periodista mexicana egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Su trabajo profesional lo ha desarrollado en diversos medios de comunicación, pero su pasión por las letras la ha llevado a publicar –de manera independiente- su primer libro titulado Sebastián, recuerdos del corazón (2012), un trabajo autobiográfico en honor a su difunto primogénito.

“Todo lo que escribo tiene un poquito de mi historia. Tiene historias de la gente que conozco. Lágrimas de azúcar tiene un poco de mi vida plasmada en ella. Yo la considero una novela de amor y desamor. Hay un equilibrio entre la parte romántica que viven Mauricio y Fernanda y esa parte antagónica que los obliga a confrontar sus emociones, sus conflictos emocionales”, afirma.

Te puede interesar:  El gran año de Margo Glantz

“Esa lucha o esa necesidad de poder lograr su objetivo de estar con la persona que se ama. Estos dos personajes se aman mucho, a pesar de las situaciones que los hacen separado. Lo que ellos quieren es poder consolidar su amor y permanecer juntos por el resto de los días”, agrega.

Lágrimas de azúcar plantea también la cantidad de cosas que tenemos que hacer fuera de la pareja.

“Creo que una relación debe de ser equilibrada, hay que entender que tú eres una persona independiente y tu pareja, también”, dice Angie Fields en entrevista por zoom.

Angie Fields
Una novela de amor y desamor. Foto: Cortesía

Angie quiso ser una escritora y es independiente del mercado. ¿Cómo es eso? “Lo primero es creértela. Levantarte todos los días y decirte: soy escritora. Si voy a algún lugar no me da pena decir soy escritora. Me gusta serlo, vivir a través de las letras, contar historias, esto de ser escritora independiente al principio es un poco complicado. Cuando te quieres meter en el mercado llegas y te topas con pared”, afirma.

“Las editoriales tienen todo armado y tú tienes que empezar de cero. Hay que aprender experiencias. Ahora, incluso estoy ayudando a otros escritores a seguir este camino”, agrega.

Pero, ¿dónde queda la paciencia, el lenguaje de maduración que está teniendo un novelista?

“La paciencia la obtienes desde el momento en que te decides a hacer lo que te gusta. Cuando haces lo que te apasiona, no hay quien te detenga. Claro que hay bloqueos, inseguridades o no sabes qué escribir. Ahora mismo estoy escribiendo la segunda parte de Lágrimas de azúcar y tengo un bloqueo. Todos los días me levanto con ideas nuevas, cuando me pongo frente al papel me pregunto ¿Cómo lo expreso?”, afirma.

Lágrimas de azúcar es una historia para adolescentes, para adultos, porque el amor no tiene edad”, concluye.

Comments are closed.