Lápices Faber-Castell, por la creatividad y la innovación

Perderse en mundos maravillosos e infinitos con tal solo mirar las nubes, o cruzar por territorios mágicos para descubrir un gran tesoro, son juegos recurrentes en el mundo de los niños, cuya imaginación y creatividad hacen de su día toda una aventura. Sin embargo, al pasar los años esta habilidad parece quedarse aturdida por el ritmo de un día acelerado, por lo que resulta necesario descubrir diferentes técnicas que nos ayuden a desarrollar la creatividad.

Ciudad de México a 18 de abril (MaremotoM.- Durante los primeros años de vida, el niño aprende entre otras cosas a dibujar. Hacia el primer año comienza haciendo algunos trazos que luego dan forma a garabatos, que le ayudan a expresar sus sentimientos o el mundo que está descubriendo. Esta actividad le permite además de estimular su creatividad, desarrollar la psicomotricidad y la inteligencia. Por otro lado, contribuye también a formar las bases para la evolución del lenguaje escrito. El 21 de marzo se celebró el Día Internacional de la Creatividad y la Innovación, iniciativa orientada a recordar a todos la capacidad de crear y descubrir nuevas soluciones frente a diversas situaciones.

El mundo es de crayol. Foto: Cortesía

Las artes plásticas en general permiten expresar los sentimientos, ideas y enriquecer la capacidad de observación y por ende la creatividad. Estas pueden ser incorporadas dentro de la rutina en casa o la escuela haciendo uso de diversos materiales, de modo que el niño ponga en marcha su imaginación a la hora de representar un objeto o una situación. Así, por ejemplo, se puede recurrir al dibujo, la pintura, modelado, collage, entre otras modalidades. Lo que se debe tomar en cuenta es que no se les debe limitar a la hora de crear, por el contrario, se debe fomentar la generación de nuevas ideas y escuchar con atención que es lo que quieren representar con ellas para poder guiarlos.

Te puede interesar:  QUE LA CIENCIA TE ACOMPAÑE | Muchos contagios y pocas muertes: ¿escenario deseable?
Para regalar y mirar. Foto: Cortesía

Dentro de su línea Playing & Learning, Faber-Castell cuenta con una gran cantidad de productos como los plumones Fiesta 45, Connector, Crayones, Ecolápices, que con ayuda de diversas técnicas pueden incentivar la creatividad sobre todo en sus primeros años.

Plumones Fiesta 45

Incluye una gama de colores brillantes y definidos. Su tinta es lavable y realizada a base de colorantes alimentarios, por lo que son no-tóxicos. Su punta súper resistente, protegida por una tapa anti-asfixiante, prolonga la vida del marcador y amplia su rango de uso. En presentaciones de 20 piezas permiten llevar a cabo diversas técnicas de dibujo, que dan lugar a la creatividad y al aprendizaje.

¿De esos lápices salen los dibujos? Foto: Cortesía

Plumones Connector Bailarina y Camión

Los plumones Connector impresionan por sus brillantes y atrevidos colores que junto con fantásticas técnicas de dibujo, aportan nuevas ideas y creatividad ilimitada. El clip especial en la tapa permite que los marcadores se unan para facilitar la organización y la limpieza. También se pueden utilizar para dibujar patrones paralelos o manualidades y juegos infantiles. En presentación en forma de camioncito de metal con movimiento en las llantas o en caja de Bailarina que incluye dibujos de princesas mágicas, ambas con 33 piezas y 10 clips cada una, son un regalo perfecto.

Comments are closed.