Cartas de amor

Las cartas de amor que Octavio Paz escribió a Elena Garro, analizadas por Alberto Perea

En Esta carta está en tus labios (1935) analizan las cartas de amor que Octavio Paz escribió a Elena Garro en su juventud. Es un trabajo en el que Alberto Enríquez Perea presenta un estudio con Prólogo de Eva Castañeda e Introducción de José María Espinasa.

Ciudad de México, 7 de diciembre (MaremotoM).- Esta carta está en tus labios (1935) es el nuevo título publicado por Ediciones Del Lirio que ofrece un estudio sobre 23 cartas de amor escritas entre junio y octubre de 1935 por Octavio Paz a Elena Garro, durante su noviazgo. Fue dado a conocer en la Ciudad de México por José María Espinasa, Alberto Enríquez Perea y Rubén Mendieta.

Este trabajo literario incluye las cartas manuscritas, su transcripción y 15 fotografías de la época y de la infancia de Paz, además, se pueden apreciar diversos momentos de estas figuras de la literatura. En el Prólogo, la escritora y académica de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Eva Castañeda, reproduce de una carta la frase: “Yo quiero que me ayudes a ser mejor, y quiero que mi amor te haga también más buena, más humana, más tierna”, en la que ella distingue en Paz “una capacidad reflexiva que resulta destacable en alguien de apenas 21 año”. Hay que destacar que Castañeda advierte “el tópico del amor como pedagogía, como fuerza creadora y constructiva se hace presente a lo largo de las cartas, aunque también nos encontramos con aquellas que privilegian la exaltación casi fervorosa del ser amado”.

“Elena se convierte para Octavio en una razón de vida y por momentos da la impresión de que es lo único, porque fuera de ella no hay nada, ni nadie más”, observa la también crítica literaria.

En su oportunidad, en la Introducción, el poeta y ensayista José María Espinasa señala que: “Mi aproximación parte de que en un escritor todo lo que sale de su pluma debe ser considerado como parte de la obra… Estas cartas tienen en el marco de esa obra un lugar a la vez anómalo y privilegiado. Anómalo porque pertenecen a una época muy temprana de la vida y obra del poeta -apenas con veinte años cumplidos- cuando todavía no desarrolla ni su oficio, ni los mecanismos de control y transformación de la experiencia en escritura. Y privilegiado porque hay en ellas una pasión sin filtros, desnuda y expuesta, que refleja el temperamento propio y el tono de la naciente relación amorosa con Elena Garro”.

Te puede interesar:  Leyendo a Mircea Cartarescu | El brujo rumano que sacude la literatura mundial

Espinasa asegura que “la relación de Elena Garro y Octavio Paz es más digna de una ficción que de su ocurrir real, en el terreno imaginario podría resultar deslumbrante, en el terreno real oscila entre el melodrama y la pesadilla trágica”.

En el apartado “Estudio y notas en torno a las cartas de amor”, Alberto Enríquez Perea, maestro en Ciencia Política y doctor en Historia, ofrece un recorrido por la vida de Octavio Paz, contextualiza hechos, describe su entorno y momentos de aproximación a Ramón López Velarde, Leopoldo Lagunes, Juan Ramón Jiménez, “los hermanos Machado”, Flaubert, Proust, Kafka, Carlos Pellicer y Alberti, entre otros.

Cartas de amor
Esta carta está en tus labios. Foto: Cortesía

“La poesía la vivía y como buen cazador atrapaba imágenes, coleccionaba expresiones, disfrutaba la magia que cada palabra tiene y leía por placer y gusto y escribía”, asegura Enríquez Perea.

“El joven poeta escribía una poesía y hacía un recorrido vertiginoso por la vida donde ‘exploraba’ su ‘propia intimidad’ y su ‘búsqueda del lenguaje’”, como alguna vez señaló Alberti. “Pero faltaba algo para que diera rienda suelta a su pasión y a su creación poética”.

Fue en el verano de 1935 que Paz y Garro coincidieron en una fiesta, bailaron e iniciaron una historia de amor en la que surgen las cartas que Alberto Enríquez estudió para integrar su trabajo a Esta carta está en tus labios (1935).

Cabe señalar que las misivas que Octavio Paz hizo llegar a Helena (con H, como él decidió que debería escribirse su nombre) forman parte del archivo “Elena Garro”.

 

Comments are closed.