Miradas oblicuas

Las miradas oblicuas y redentoras de Luis Chigo y Óscar Alarcón

A veces están cuestionando como lo muestran estas charlas con Fernanda Melchor, Gabriela Cabezón Cámara, Alejandro Zambra o Tryno Maldonado y otras están diseñando cursos, haciendo su revista (¡que ya lleva 15 años!), Neotraba y otras haciendo loas por esos tacos árabes de Puebla, que alguna vez probaré.

Ciudad de México, 25 de enero (MaremotoM).- “En los conteos regresivos a un nuevo Apocalipsis, la literatura vuelve a ser el refugio común de nuestra especie. En esta tierra arrasada y enferma nos quedará la voz de algunas búsquedas, las ruinas de una nota en un teléfono, una imagen flotando en el espacio digital. En este contexto, el dúo dinámico formado por Óscar Alarcón y Luis J. L. Chigo patrulla el país para devolvernos las conversaciones necesarias con creadores y creadoras que nos entreguen una guía a sus laberintos literarios y artísticos para reencontrarnos como humanos”, así reza la presentación de Miradas oblicuas, en la editorial tan querida NitroPress.

Miradas oblicuas
México es un país conservador, dice Óscar Alarcón. Foto: Cortesía

Me encanta hablar con estos chicos que son mis colegas, que son mis amigos, que son además preguntones y contestadores.

A veces están cuestionando como lo muestran estas charlas con Fernanda Melchor, Gabriela Cabezón Cámara, Alejandro Zambra o Tryno Maldonado y otras están diseñando cursos, haciendo su revista (¡que ya lleva 15 años!), Neotraba y otras haciendo loas por esos tacos árabes de Puebla, que alguna vez probaré.

ENTREVISTA EN VIDEO A LUIS CHIGO Y A OSCAR ALARCÓN

“Alarcón y Chigo, vaqueros galácticos del periodismo y la literatura, filosóficos sin dejar de ser amenos, graves sin olvidar el humor, nos comparten un puñado de entrevistas literarias magistrales donde orbitan los temas de nuestros días: la violencia, el género, la desigualdad, el lenguaje y sus transformaciones, la reconstrucción de la memoria nacional y colectiva en el capitalismo salvaje”, dice la contraportada.

“Teníamos un suplemento cultural en Puebla y desde ese momento, Mario Bellatin y Leonardo Da Jandra, fueron mis primeros entrevistados. Luego se hicieron los libros de periodistas, en donde estás tú, Elma Correa, Fernanda Melchor, más el libro de hombres, ahora aparece Miradas oblicuas”, dice Óscar Alarcón.

Te puede interesar:  Abandónate mucho, el nuevo espectáculo de las XL en México

La nueva incorporación de Luis Chigo no es “literaria. No soy lingüista ni profesor, soy filósofo y entonces decidí dar el salto cuántico de escribir. Óscar fue mi profesor en algún momento, decidimos colaborar en Neotraba y luego hicimos este libro”, afirma.

Miradas oblicuas
También somos periodistas y nos interesa lo que nos está pasando. Foto: Cortesía

“Uno ve a los chavos de 15 o 16 años y creo que esas son las nuevas generaciones. La entrevista tiene la perspectiva de saber las patologías sociales, la comprensión de las dinámicas culturales que llevamos a cabo”, agrega.

“Siempre quise cubrir el tema del género. También el tema de la filosofía. Luego, con el tiempo, decidí ponerme a distancia, viendo todos esos puntos, pero también criticar. Busco a autores jóvenes y a preponderar lo que se escribe aquí y ahora”, afirma Chigo.

Miradas oblicuas
Editado por NitroPress. Foto: Cortesía

Ambos viven en Puebla, una ciudad que ya lleva este año el feminicidio número 73.

“Entrevisté a Vicente Alfonso y me sorprendió lo que decía. ¿Por qué el escritor decide desligarse de lo que sucede alrededor? Uno aquí está escribiendo, poniéndose muy poético, pero afuera están desapareciendo chavas, me dice Alfonso”, afirma Luis.

“Somos también periodistas y tenemos que ver lo que pasa alrededor”, agrega.

“Recuerdo mucho antes de la pandemia a la marcha que se hizo en Puebla por los estudiantes de medicina asesinados. Tanto Fernanda Melchor como Ana María Jaramillo mencionan a los feminicidas, diciendo que no son los asesinos seriales, sino que están en el primer círculo de las víctimas. La sociedad poblana tiene una doble cara, es muy conservadora, en el fondo la posible apertura es una máscara. Aunque el resto de la República también es conservadora”, afirma Óscar Alarcón.

Comments are closed.