Ficciones Lúdicas

“Las posibilidades que tiene jugar en línea, los mundos que puedes crear, son increíbles”: Rodrigo Díez

Su maravilloso libro Ficciones lúdicas / Jugar no se acaba nunca, editado por Dharma Books, es un ensayo que se desprende en ocho textos que defienden, abogan y evidencian el placer, el aprendizaje, los procesos mentales y las emociones que se desatan al jugar videojuegos.

Ciudad de México, 7 de mayo (MaremotoM).- ¿Analizar la industria de los videojuegos o los videojuegos en sí? Cada vez que jugamos sentimos exactamente quién es el fantasma, el que todo lo hace y no conocemos. A veces pareciera que a los videojuegos los hace Dios, pero como nos informa Rodrigo Díez Gargari, a los videojuegos los hace una mar de guionistas súper creativos y trabajadores.

Lo hace en su maravilloso libro Ficciones lúdicas / Jugar no se acaba nunca, editado por Dharma Books, un ensayo que se desprende en ocho textos que defienden, abogan y evidencian el placer, el aprendizaje, los procesos mentales y las emociones que se desatan al jugar videojuegos.

El libro contiene un prólogo titulado Amor a primera vista, en donde el autor realiza una especie de manifiesto de lo que han significado los videojuegos en su vida, recurriendo al reconocimiento de las ficciones, los retos y la retribución que generan al ser partícipe de ellos; las elaboraciones que realiza la mente cuando se es un jugador formando parte de la historia. Además, resalta la evolución y los grados de complejidad a los cuales han llegado las y los creadores de estas narrativas.

Ficciones Lúdicas
Un libro editado por Dharma Books. Foto: Cortesía

Entrevistando a Rodrigo Díez, uno cae en la cuenta de los miles de discursos que hay en esta sociedad “otra” al que no sabemos definir ni analizar. Parecemos como esa “reportera” que le hizo una pregunta a Hugo López Gatell sin argumentos y pensaba yo que estos “periodistas” nacieron cuando ya estaba todo hecho. Jamás se preguntaron por qué las cosas, en medio de un mar de cosas.

Hay muy pocos libros escritos por ejemplo sobre los videojuegos. “Es cierto, hay muchos libros para los que juegan, pero pocos los libros que analizan. Los guionistas son parte esencial del proceso de creación de un videojuego. Especialmente los juegos actuales que son mucho más sofisticados que los que eran hace 20 años”, cuenta Rodrigo.

Si David Simon, nuestro creador favorito de la televisión, se hubiera puesto a hacer videojuegos tendría la misma imaginación y la misma sensibilidad que mostró en The Wire. “Por supuesto –dice Díez-, estoy en acuerdo en lo que dices y ya empezó con guionistas de cine que empiezan a saltar a los videojuegos”.

Todo este sistema de Internet tiene un gran discurso en general que no ha sido totalmente estudiado.

“Desde luego, todas estas comunidades en línea y los videojuegos en general, hay mucho prejuicio, es un medio expresivo de segunda sin ninguna sofisticación que se le adjudica a otros medios. Las posibilidades que tiene jugar en línea, combinarlos con Internet, los mundos que puedes crear ahí adentro es increíble”, expresa.

Ficciones Lúdicas
¿Leer, mirar televisión o jugar videojuegos? En la práctica esta pregunta se ve desmitificada. Foto: Cortesía

¿Leer, mirar televisión o jugar videojuegos? En la práctica esta pregunta se ve desmitificada, tal cual lo confirma el autor de este libro esencial para comprender a las nuevas generaciones. “Creo que lo vemos desde una perspectiva de todo o nada. La realidad es que puedes hacerlo todo, no hay buena razón para escoger uno u otro”.

Por otro lado, uno lee muchísimo en la computadora y no se tiene en cuenta lo que se lee allí. “De pronto lees sobre un poeta que te interesa, le das clic a otro lado, ahí te vas a otros poetas que estaban en esa época pero en otros países y es una lectura muy rica”, dice Rodrigo.

Te puede interesar:  ¿Qué le preguntarías a Elena Poniatowska si la tuvieras frente a ti?

¿Qué dirías de él mismo? “No soy un experto en videojuegos, los he jugado mucho y me gusta analizarlos con perspectiva literaria, otra de mis grandes aficiones. Me ha obligado a ver los videojuegos desde un punto más narrativo”.

–Escuchas relatos, muestra empatía y te vuelves más solidario…es lo que dices tú de los videojuegos

–Todos los videojuegos especialmente donde se cuenta una historia, lo hacen como lo hacen las series, la literatura y el cine. Esa narración tiene sus particularidades, pero hay un desarrollo de los personajes, hay una trama y a todos los personajes tú los controlas. Entonces este control le da una profundidad. La empatía y la solidaridad es que te reflejas en esos personajes. En esas comunidades en línea, el tema de la solidaridad y el de saber jugar con los demás es importantísimo.

Ficciones Lúdicas
Todos los videojuegos especialmente donde se cuenta una historia, lo hacen como lo hacen las series, la literatura y el cine. Foto: Cortesía

–Hablas de Legend of Zenda, ¿es tu favorito?

–Es una serie de videojuegos, en el libro lo destaco fue el primer juego en donde viví la experiencia narrativa. Antes de eso, eran juegos más mecánicos, qué tan hábil podías ser con las manos y terminabas a los 20 niveles y una vez que los completabas todo volvía a empezar. El primer Zenda tenía un principio y un final y cuando era niño me pareció algo sorprendente. Como cuando lees un cuento, terminas la historia. Zenda fue para mí un trampolín para la literatura fantástica.

–¿Qué evidencia hay de que los videojuegos agilizan la mente?

–Creo que sí, ayudan a desarrollar ciertas habilidades, no es la razón para jugar, hay que jugar para divertirse lo mismo que leer, pero desarrolla cierta coordinación motriz visual, te ayuda a resolver problemas y tienen algunas ventajas, no es que te hagas Newton, por supuesto.

–Hablas del ajedrez como antecedente en los videojuegos

–Hoy los videojuegos le deben mucho al ajedrez. Hay uno de disparos, que se llama Over Back, un juego muy popular, es un juego de equipos, con ocho personajes de cada lado, la coordinación y la estrategia que se requieren son abrumadoras. Hay un pensamiento estratégico detrás de esto, cómo vamos a enfrentar estas batallas, algo muy parecido al ajedrez.

–¿Qué dices de los que juegan por dinero?

–Creo que es otro grupo de este fenómeno. No me gusta ir a ver jugar, me encanta jugarlos. Me parece muy interesante, el hecho de que generen tanto dinero debería hacernos suspender estos juicios tan rápidos, detrás de esto que mueve a tanta gente.

–Hay muchos escritores que son expertos en videojuegos…pienso en Paco Ignacio Taibo II

–Creo que la combinación entre escritores y videojuegos va a rendir frutos importantes. Hasta ahora ha sido un tanto ingenua la evolución narrativa de los videojuegos ha sido un poco ingenua, sobre todo porque hay herramientas de la literatura y del cine que no funcionan en los videojuegos, pero poco a poco los creadores han empezado a entender el medio y particularidades. Que los escritores comprendan el videojuego a profundidad nos va a dar sorpresas muy gratas.

–¿Crees que el libro tan original y apasionante llegará a la gente?

–La edición, como todo lo que hace Dharma, es muy bonita. El libro salió mejor de lo que entró, uno espera eso de una editorial. Es un libro que sí le puede interesar a la gente no especializada en los videojuegos, a la gente que le guste la literatura, el cine y tenga ganas de descubrir de qué se tratan los videojuegos.

Comments are closed.