Emiliano Becerril Silva

Librería Bucardón y editorial Elefanta: el sueño logrado de Emiliano

Emiliano Becerril Silva, el editor de Elefanta, habla de sus próximos lanzamientos, entre ellos la novela de moda, de la francesa Nina Yargekov, Doble Nacionalidad.

Ciudad de México, 14 de septiembre (MaremotoM).- Emiliano Becerril Silva a veces aparece en las películas, como en la dedicada a Rosario Castellanos (Los adioses, dirigida por Natalia Beristáin), pero cuando le preguntamos si él es el dueño del Bucardón (un hermoso café que está en el centro de la Ciudad de México), él sólo contesta que es editor.

Sí, editor de Elefanta, a quien lo entrevistamos el año pasado y la verdad es que poco a poco esta empresa comienza a dar sus frutos. Fuimos a buscar el libro Hematoma, de Yael Weiss (pronto estará en nuestras paginas) y de paso conversamos con él, a propósito de su predilección por la literatura africana y cómo está empezando a publicar a algunos de nuestros escritores.

“Soy editor. Esa es mi carta de presentación. Me gusta divertirme y meterme en cosas de todo tipo, pero jamás me denominaría otra cosa que no fuera editor. A eso me dedico más fuerte y a los que le dedico todos los días de mi vida”, dice Emiliano.

Emiliano Becerril Silva
Elefanta es un proyecto muy emocionante para mí. Foto: MaremotoM

–¿Qué pasa con Elefanta?

–Elefanta es un proyecto muy emocionante para mí. Lleva unos ocho años de vida, empezó desde la ingenuidad absoluta y quizás sigue con bastante ingenuidad, pero que ha ido madurando con el correr del tiempo y se ha convertido en algo más sólido. En su manera de plantarse frente al mundo y es muy grato ver cómo los libros van cumpliendo su objetivo cayendo en las manos de la gente.

–Las editoriales independientes absorben el espacio que dejan las editoriales grandes

–También algunos agentes te lo dicen en ciertas ferias que prefieren trabajar con editoriales chicas. Depende del perfil del autor y del editor mismo. En las grandes no le da tiempo de meter la energía que necesita un libro y en las editoriales chicas, como sacamos muy pocos libros al año, debemos estar contentos con esos libros. La idea es poder hacer una asociación con un autor y emprender un camino en el que los dos vayamos creciendo. Para eso se necesita tiempo y perfiles de personalidades.

–Yuri Herrera, un gran escritor, sigue en Periférica, a pesar de que se haya muerto el editor

–Es cierto. Habla de un compromiso con la editorial. Si funciona, ¿por qué te tienes que ir al otro lado? A lo mejor un autor entiende que crecer significa irse a una editorial grande, pero a veces es muy relativo.

–El año pasado cuando te entrevisté me hablaste de tu predilección por la literatura africana…

–He querido complementar el catálogo. Mi intención es hacerla por continente y me sigue importando la literatura africana, pero me interesa más vincularme más con mi entorno inmediato. Tienes que descubrir cosas y estar al tiro, es una inversión económica más riesgosa. Ahí tienes que correr un riesgo. No sólo mexicanos, sino también latinoamericanos. Así puedo yo tener algo que ofrecer a los otros idiomas.

Emiliano Becerril Silva
No circulo tanto en el mundillo literario, pero estoy siempre atento. Foto: MaremotoM

–¿Cómo buscas a los escritores?

–No circulo tanto en el mundillo literario, pero estoy siempre atento. Cada libro tiene una historia particular. Hay ciertas cosas que pregunto, como ideas que me dicen. Es muy difícil saber cómo encontrarlos. Ahora tengo una técnica, ser interdisciplinario y buscar otros lugares en donde se desarrolla la escritura. A ellos me acerco ahora.

Te puede interesar:  Amnesiac, de Thom Yorke y Stanley Donwood, será editado por Sexto Piso

–¿Cómo es el libro de Yael Weiss?

–El libro de Yael me fascina. No sé si haya un libro de estas características en la literatura mexicana de estas características. Un libro de cuentos que tiene la fuerza impulsiva y racional, tiene los dos a la vez. Se mueven en una frontera entre locura y razón, en algo quizás moralmente aceptable y a la vez inaceptable. Están hechos con un nivel de concentración y energía muy particular.

–¿Qué otros libros vas a sacar?

–Quiero reactivar la colección de ensayos. Por un lado, ensayos de largo aliento de historia. Ahí vienen dos libros. Uno que se llama Romance en tres patas, la historia del afinador de pianos de Glenn Gould. Aquí reivindican el papel de los afinadores y al mismo tiempo cuenta la historia de la técnica del piano. Luego hay otro libro que se llama El clima que cambió al mundo, que es la historia de las migraciones a partir de los cambios climáticos en el planeta. Un poco también es una reflexión acerca de quiénes somos frente a la naturaleza. Es un libro muy pertinente. Quiero sacar una colección de ensayos más local, con temas específicos, hablar sobre el cuerpo, sobre los conceptos cotidianos que vale la pena analizar. Acabo de sacar otro de la colección de poesía, son libros chiquitos, de Yamil Narchi Sadek. Se llama Puerto es naufragio, un libro donde el poeta se fusiona con el mar. También esta en imprenta un libro de un poeta israelí, que se llama Yehuda Amijai. Se trata de un libro grande, que tienen testimonio de Amos Oz, de Ted Hughes, de Octavio Paz. Es un poeta que ya murió y es el padre de la poesía moderna israelí. Estamos haciendo un libro ilustrado sobre el fandango, el son jarocho. Uno de Maryse Condé, una escritora francesa, reconocida feminista y activista difusora de la historia y la cultura africana en el Caribe, la que ganó el Premio Nobel alternativo y que escribió La travesía del manglar. Es un librazo, todo sucede en Guadalupe, gira alrededor de un velorio y a partir de ahí vas descubriendo a toda la sociedad guadalupana. Doble nacionalidad, un libro muy gordo, de 700 páginas, de una francesa que se llama Nina Yargekov y que ha ganado el premio Flore 2016.

–Ahora tienes librería

–Bucardón ha sido un proyecto de fuego lento y ahora tenemos cafetería desde la mañana y también tenemos librería. De lunes a viernes, en la mañana, hay alguien que atiende. Hay bastantes títulos. Lo que nos diferencia es que tenemos muchos títulos de fondos editoriales y tenemos algunas que no están en otros lados. Hay una asociación con una librería de viejo que se llama Libros El Cascabel, que tienen una librería online. Hay una convivencia de libros viejos y nuevos.

Comments are closed.