Dolores Reyes

LIBROS DE LUNES | Cometierra, de Dolores Reyes

El dolor de esas visiones parecen interminables porque siempre hay gente desaparecida, siempre hay violencia ya sea económica, de género o  política, pero también hay alguien buscando a sus seres queridos, a sus muertos, queriendo descubrir qué pasó con ellos. Esta es una novela que hace justicia a las víctimas porque les da voz y esa voz llega hasta nosotros gracias a la protagonista y su don.

Ciudad de México, 19 de julio (MaremotoM).- En el entierro de su madre, la pequeña protagonista agarra un puño de tierra y se lo mete a la boca en un acto desesperado de atesorar ese último momento junto a ella, pero al hacerlo es capaz de ver cómo murió.

Su madre fue víctima de un feminicidio cometido por su propio padre. Este es el desgarrador descubrimiento de su don y el arranque de Cometierra (Sigilo Editorial). Esta es la primera novela de Dolores Reyes y un encuentro afortunado entre ella y sus lectores porque se presenta con una voz narrativa contundente, casi poética que sabe retratar la tragedia de toda América Latina. 

Dolores Reyes
Distribuye Océano. Foto: Cortesía

El dolor de esas visiones parecen interminables porque siempre hay gente desaparecida, siempre hay violencia ya sea económica, de género o  política, pero también hay alguien buscando a sus seres queridos, a sus muertos, queriendo descubrir qué pasó con ellos. Esta es una novela que hace justicia a las víctimas porque les da voz y esa voz llega hasta nosotros gracias a la protagonista y su don.

Te puede interesar:  Qatar: antes, ahora y antes

La obra también fue finalista en el IV Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa y se ha convertido en un grito potente de lo que a veces ignoramos y sucede en las periferias de las ciudades, donde la miseria y el desamparo son la moneda de cambio. “Cometierra” le llaman a la niña con el don y ella vive en el conurbano bonaerense, pero podría vivir en cualquier otro país del continente, la violencia feminicida no tiene fronteras.  Afuera de su casa la gente deja botellas llenas de tierra con la foto del ser querido desaparecido, de mujeres que nunca regresaron a casa, incluso de niños, siempre albergando la esperanza de saber algo y darle un punto final a la búsqueda, a la angustia de la ausencia.

Es una novela corta que habla sobre la orfandad, el abandono, la soledad y los feminicidios. Sobre hacerse adulta, sobre los vínculos con los amigos, sobre la responsabilidad de tener un don especial. Una denuncia sobre la violencia que no se siente como tal, sino como una historia de perfecta construcción literaria que se disfruta a pesar del dolor.

El libro lo pueden encontrar el cualquier librería del país en su versión física, digital y en audiolibro.

 

Comments are closed.