Orhan Pamuk

LIBROS DE LUNES | Me llamo rojo, de Orhan Pamuk 

Me llamo rojo (Penguin Random House) es una puerta abierta al universo de los ilustradores del Imperio Otomano y Pamuk la muestra en todo su esplendor.

Ciudad de México, 17 de octubre (MaremotoM).- Este es uno de esos libros que se pueden saborear con los sentidos y abren la puerta a un sexto que sea capaz de vislumbrar la belleza en todo cuanto se narra.

La novela del ganador del Nobel, Orhan Pamuk, cuenta la historia de un ilustrador otomano en el siglo XVI y las razones por las que fue asesinado.

El alma perdida de Maese Donoso está en el fondo de un pozo, con el cráneo destrozado y no puede evitar preguntarse sobre su existencia, su familia, la muerte y el más allá, asegurando al lector que sólo logrará descansar en paz cuando hayan encontrado sus restos y a su asesino.

En cada uno de los capítulos se nos van revelando personajes que se cruzaron con el maestro y con su obra. Negro, Seküre, Mariposa, Cigüeña y Aceituna, entre otros, toman la voz para presentarse y contarnos de su vida. También el asesino se presenta pero su voz velada no permite reconocerlo.

Me llamo rojo (Penguin Random House) es una puerta abierta al universo de los ilustradores del Imperio Otomano y Pamuk la muestra en todo su esplendor.  A través de su habilidad narrativa podemos entender sus sueños y sus miedos, la blasfemia cometida  por los maestros que deseaban imitar a los pintores cristianos y las leyes del Islam sobre la idolatría. Incluso los motivos del arte cobran vida ante el lector: la muerte se pregunta cómo pueden ser capaces de retratarla sin conocerla, el caballo de guerra se mofa de los errores sobre su naturaleza animal y  el color rojo explica parte de su esencia: “El color es el tacto del ojo, la música de los sordos, una palabra en la oscuridad. Como desde hace decenas de miles de años he estado escuchando lo que hablaban las almas, como si fuera el susurro del viento, de libro en libro y de objeto en objeto, puedo afirmar que mi caricia se parece a los ángeles. Parte de mí llama a vuestros ojos desde aquí; esa es mi parte seria; la otra se vuelve alada en el aire con vuestras miradas; esa es mi parte ligera.”

Orhan Pamuk
Editó Penguin Random House. Foto: Cortesía

Hay una belleza que salta de las páginas gracias al tejido de sus palabras, a veces abrumadora por su intensidad y profundidad, pero siempre disfrutable. Un libro que se sumerge en páginas de otras obras, en otras historias, otros tiempos, otras creencias, otras motivaciones. Hay muerte, puntos de ebullición, amor, erotismo, guerra, política y religión. Muchas representaciones artísticas de la realidad, metas, sueños y destinos. Una ceguera concedida por el tiempo o autoinfligida.

Te puede interesar:  Un silencio bien administrado es una obra de arte: Ariana Harwicz

Una novela que deja clara la maestría de Orhan Pamuk para crear literatura de la más alta calidad, llena de simbolismos y choques culturales. Una carta de amor al arte y a esa necesidad tan humana de tocar lo inefable, de alcanzar lo infinito.

El libro lo pueden encontrar en cualquier librería del país en su versión física, digital y en audiolibro.

Comments are closed.