Lionel Messi en su laberinto

El rosarino a los 33 años está más asistidor y menos gambeteador goleador, por lo que participó en los últimos seis goles de su equipo, aunque solo marcó de penal, en un equipo sin rumbo, dirigido por un Quique Setién que demuestra no estar a la altura de los jugadores que posee el equipo, ya que defiende mal y ataca peor, salvo cuando se le prende la lamparita a Messi.

Ciudad de México, 2 de julio (MaremotoM).- En un momento donde se pone en discusión su presente y que el Barcelona está perdiendo la liga de dos ante el Real Madrid (el único rival a su nivel en una liga española despareja, donde los demás luchan por el tercer puesto), Lionel Messi pica un penal con una categoría enorme ante el gran arquero del Atlético de Madrid, Jan Oblak y marca su gol 700, con lo que queda séptimo entre los goleadores universales de la historia.

El rosarino a los 33 años está más asistidor y menos gambeteador goleador, por lo que participó en los últimos seis goles de su equipo, aunque solo marcó de penal, en un equipo sin rumbo, dirigido por un Quique Setién que demuestra no estar a la altura de los jugadores que posee el equipo, ya que defiende mal y ataca peor, salvo cuando se le prende la lamparita a Messi.

El gol 699 lo había marcado cuatro partidos atrás y también de penal, en ese intermedio cumplió años, el equipo empató 3 de los 4 partidos y perdió la punta de la liga española en manos del Real Madrid, por lo que las críticas le llegaban todas a Messi, porque la prensa española (y la de toda el Mundo) prefiere criticar a los mejores y ser indulgentes con los peores. Por eso, se decía que estaba ansioso por llegar a los 700 goles (como si marcar 699 goles tuviera mucho menos mérito) y que  está peleado con el cuerpo técnico y la dirigencia porque no le traen a Neymar y su compatriota Lautaro Martínez, que tanto está reclamando hace ya dos temporadas. Todo se agudizó por un video donde le contesta al ayudante Eder Sarabia “que mantenga la distancia con los jugadores por el coronavirus y que él no tenía nada que hacer allí”.

Lionel Messi
En ese partido Messi pegó dos tiros en los postes, pero se lo criticó porque no convirtió. Foto: Cortesía BFC

En ese partido ante el Celta de Vigo, Luis Suárez marcó por duplicado, en dos genialidades de Messi, la primera en un tiro libre que todos esperaban al arco y Lionel se lo puso en la cabeza al uruguayo y en otro tocando dentro del área para que Suárez convierta. En ese partido Messi pegó dos tiros en los postes, pero se lo criticó porque no convirtió.

Te puede interesar:  Poe, ese genio de la melancolía y el dolor al que hay que volver siempre

Lo cierto es que Messi sigue rompiendo récords y con sus 700 goles, todos hechos en primera con Barcelona y en la selección Argentina, donde es goleador histórico. Sin contar los más de 200 que marcó en juveniles con Barcelona y con la selección, donde fue dos veces campeón Mundial Sub 20 y ganó la medalla de Oro de los Juegos Olímpicos) solo tiene seis goleadores delante: El austríaco Josep Bican que marcó 805 goles en las décadas del 30 y 50 jugando en la desaparecida Checoslovaquia (Había nacido en 1913 en Viena, cuando pertenecía al Imperio Austrohúngaro). El brasileño Romario que marcó 772 goles, algunos de ellos también en el Barcelona, Pelé, que proclamó haber marcado más de mil goles, pero contaba los que hizo en el ejército, en prácticas con sus amigos y hasta en su barrio, por lo que en realidad se le cuentan 767, con un Santos que giraba por todo el Mundo jugando con rivales muy inferiores cada tres días.

El cuarto es otra gloria del fútbol español, el húngaro Ferenc Puskas que marcó 746 goles, el quinto el bombardero alemán Gerd Muller que hizo 736 y el sexto, su acérrimo rival, el portugués Cristiano Ronaldo con 726 goles, un delantero extraordinario que tuvo la mala suerte de ser contemporáneo de Messi por lo que a pesar de ganar 5 balones de oro, tiene uno menos que el argentino.

Lionel Messi
Lo cierto es que Messi sigue rompiendo récords y con sus 700 goles, todos hechos en primera con Barcelona y en la selección Argentina, donde es goleador histórico. Foto: Cortesía BFC

Messi en los números es indiscutiblemente el mejor jugador de la historia del fútbol Mundial, todo lo que se puede discutir son gustos, que muchas veces tienen que ver con la contemporaneidad de quien emite los juicios. Por eso algunos hablarán de Pelé, otros de Maradona y en la historia también te contarán sobre José Manuel “el Charro” Moreno, Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskas o Ladislao Kubala, que seguramente en su tiempo también fueron discutidos.

Comments are closed.