José Adiak Montoya

Lo que está ocurriendo en Nicaragua es una especie de estalinismo: José Adiak Montoya

En Nicaragua, el odio nunca quiere acabar: Ligia Urroz

José Adiak Montoya ha escrito El país de las calles sin nombre (Planeta), donde pone a su país en un laberinto casi sin salida, en un contexto donde él ve a los izquierdistas y que defienden a la Revolución Sandinista como “los de la generación de ustedes” (un problema de edadismo, según Montoya), aunque ve, como también lo percibía el escritor Julio Cortázar, a una “Nicaragua, tan violentamente dulce”. ENTREVISTA EN VIDEO.

Ciudad de México, 20 de junio (MaremotoM).- ¿Cómo hablar de Nicaragua? ¿Qué sabemos de la Revolución Sandinista si hoy todas las noticias que llegan son la de un dictador como Daniel Ortega, con su esposa esotérica y amante de las religiones negras como Rosarito? ¿Es verdad todo lo que dicen las noticias? En este fin de semana, la gran escritora Gioconda Belli denunció la detención de su hermano y luego el robo de su casa, en un entorno donde el gobierno ha mandado a detener a los políticos opositores. Es difícil relacionar a Nicaragua con Cuba, a Cuba con Venezuela, a todos esos gobiernos que están lejos de la lógica de los Estados Unidos y con ello viene la condena popular.

Es difícil, pero no imposible. Por lo pronto, entrevistamos al joven escritor de Managua, nacido en 1987, José Adiak Montoya, quien ha escrito El país de las calles sin nombre (Planeta), donde pone a su país en un laberinto casi sin salida, en un contexto donde él ve a los izquierdistas y que defienden a la Revolución Sandinista como “los de la generación de ustedes” (un problema de edadismo, según Montoya), aunque ve, como también lo percibía el escritor Julio Cortázar a una “Nicaragua, tan violentamente dulce”.

José Adiak Montoya
Novela editada por Seix Barral. Foto: Cortesía

Alice Miller regresa a Nicaragua, cuarenta años después de la guerra y descubre que “unos despiadados” arrojaron el cadáver de su abuela. También empieza a ver que su país, Nicaragua, comienza a cometer sus errores, ahogado como está prisionero de un comandante que no sabemos el nombre, pero todos sabemos quién es.

ENTREVISTA EN VIDEO A JOSÉ ADIAK MONTOYA

“Es una novela muy corta, donde pasan muchísimas cosas. Si se nota alguna madurez literaria es porque ya llevo muchos años haciendo esto, tengo varias novelas detrás y también porque es un tema que conlleva mucha madurez”, dice José Adiak Montoya.

“No se dice el nombre del país, pero relata la guerra de los ’80 en Nicaragua y a los hechos sangrientos de 2018 en mi país”, agrega.

Te puede interesar:  LIBROS DE LUNES | Parentesco, de Octavia E. Butler

Habla también de un hombre que mata a puñaladas a su suegra y le sirve para relatar a los “personajes bastantes fatídicos de los 80. En la figura del guerrillero no es una cuestión que sea viable. Lo que está ocurriendo en Nicaragua es una especie de estalinismo. La situación hoy es distinta y amerita un compromiso real, que no sólo se quede en los manifiestos, en los reportes y en condenamos el giro antidemocrático del gobierno de Daniel Ortega”, precisa.

“En 2018 el país entero se levantó en contra del presidente y fue avasallado por las armas. El punto de acción debería de ser otro, en donde se derrame la menor cuota de sangre posible. Nicaragua ya ha derramado mucha sangre y no tiene sentido dar la vida por unas ideas que podrían además ser manipuladas con otros fines”, agrega.

Esta persona es probablemente alguien que tuvo en su cuarto un póster de Daniel Ortega y hoy ve cómo esa persona se parece muchísimo a Somoza. Hay confusión en torno a Nicaragua.

“Eso es un problema muy común y en personas de tu generación que estuvieron comprometidas con la causa sandinista. La falta de información de un país que ahora no está en guerra; el foco mediático no expone a Nicaragua. Poco se sabe de ese país y la gente mantiene esa idea romántica y con ello de Daniel Ortega. Es precisamente porque ha habido una desconexión absoluta con la Revolución Sandinista”, dice.

José Adiak Montoya
Eso es un problema muy común y en personas de tu generación que estuvieron comprometidas con la causa sandinista. Foto: Cortesía

Claro que hay una corriente de derechización absoluta en el mundo, frente a Trump, es probable que no veamos lo que está pasando en Nicaragua.

“Por eso es necesario poner un granito de arena, para decir eso es lo que hemos vivido. Son los mismos personajes que vuelven, con una saña descomunal y necesitamos que la gente sepa lo que está pasando. Soy escritor y es la mejor manera de aportar. Cómo las familias se fragmentan, se dividen, a través de la guerra. Todos en cierta forma estamos afectados por la romantización de la guerra, de una adoración a los dirigentes, esas cosas que no pueden ser sanas y a la que hemos estado expuestos desde niño”, dice el también autor de Lennon bajo el sol y Aunque nada perdure.

Comments are closed.