Ismael Serna

Lo que estoy leyendo, lo estoy viviendo, dice Serna, autor de Forma de olvido

Lo que estoy leyendo, lo estoy viviendo, dice Serna, admirador de José Emilio Pacheco, de Octavio Paz, de Juan Gelman, “a toda una generación de poetas del exilio. Creo que en la pérdida de la lengua materna, de la geografía familiar, duele. Y todo es migrar para el ser humano”, expresa.

Ciudad de México, 20 de septiembre (MaremotoM).- “Dejar una huella, un signo, alguna señal o al menos la ruta de nuestro efímero paso sobre la arena del mundo al caminar, con el corazón descalzo y las manos llenas de guijarros, fragmentos de infancia y pedazos de mar el labor de quien nos posterga, oficio del recordador que guarda lascas de vida en el bolsillo izquierdo de la sangre, para luego tatuar con ellas las insaciables paredes de la memoria. Un grito que no se extinga. Testamento de sueños que apresa lo ya ido y crece en el silencio de la página: forma de olvido”. Así ha escrito el poeta chiapaneco Balam Rodrigo acerca del libro Forma de olvido (De otro tipo), de Ismael Serna, nacido en Ciudad Obregón, Sonora. Maestro en Educación por la Universidad del Valle de México. Mediador del programa de Salas de Lectura de CONACULTA, certificado por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.

En 2009 obtuvo el Premio Nacional de Poesía Sonora, con el poemario Tu Boca Mía (ISC, 2012) premio otorgado por el Instituto Sonorense de Cultura y acaba de ganar con este poemario el premio del Concurso del Libro Sonorense en el género de Poesía.

Te puede interesar:  Al sur, una crónica de un lugar mágico, al lado de un cerro encantado

Es Director de Cultura Municipal de Cajeme.

ENTREVISTA EN VIDEO A ISMAEL SERNA

Las ausencias en un tono lírico definen a este libro, que el propio autor llama “diario de pérdidas”.

“En este mundo en el que poco a poco cambiamos las perspectivas de la vida, el olvido, la ausencia, nos va haciendo un hueco en el pecho y la memoria se convierte en dolor. Es muy bello profundizar con la poesía para recordar”, afirma Ismael Serna.

“La cotidianeidad juega un papel muy importante para ver el mundo y a veces tenemos al ser querido y no sabemos qué decirle”, afirma.

Ismael Serna
Premiado por el Instituto Sonorense de Cultura. Foto: Cortesía

Lo que estoy leyendo, lo estoy viviendo, dice Serna, admirador de José Emilio Pacheco, de Octavio Paz, de Juan Gelman, “a toda una generación de poetas del exilio. Creo que en la pérdida de la lengua materna, de la geografía familiar, duele. Y todo es migrar para el ser humano”, expresa.

Serna es reportero de la nota roja y de ahí se ha pasado a la poesía. Ha contactado el tema migratorio de cerca y “cada rostro representa un sueño”, afirma. Tiene un poema hecho a una persona que viajó a los Estados Unidos y volvió disuelto: “Es una nota que hice, pero esa imagen la fui cargando mucho tiempo y la tuve que escribir poéticamente. Somos privilegiados de tener un hogar, de tener salud y de tener familia”, dice.

“La poesía representa nuestra vida, siempre existió la poesía, desde la musicalidad, de los primeros pueblos originarios, ha sobrevivido a pandemias, a guerras infinitas, como una manera de ver el mundo”, concluye.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*