Los 100 genios del balón, según Alberto Lati

“En Europa están regresando los neonazis a las gradas”, analiza uno de nuestros periodistas deportivos favoritos. Hablamos de jugadores, de los que no están y de los que forman este libro maravilloso, publicado por Ediciones B.

Ciudad de México, 16 de abril (MaremotoM).- ¿Como surgieron los mayores genios del balón? Su vida antes de la gloria es reflejo de este entretenido y hermoso libro de Alberto Lati, un hombre con muchos intereses, aunque él dice que su trabajo es el de periodista deportivo.

Comenzamos la nota preguntándole por qué no salió Steven Gerrard, nuestro ídolo del Liverpool y Alberto dice que fue uno de los que más le dolió no ponerlos. Claro que los genios es de acuerdo al lugar al que uno los hace. Si uno fuera argentino, pondría a Houseman. Si fuera inglés, seguro que a Gerrard, pero Lati es mexicano y además ha visitado muchos torneos mundiales de futbol y es interesante ver su posición.

Por ejemplo, se acuerda de Garrincha (quién sabe si los nuevos aficionados al futbol sabrán quién ha sido uno de los mayores ídolos brasileños del balompié) durmiendo en una fábrica, a Cristiano Ronaldo escapando al gimnasio de madrugada, a Maradona dominando una naranja en Villa Fiorito.

El libro es una joya y habla de un amor al futbol y a los futbolistas que va más allá de todo lo terrible que caracteriza al que es llamado el deporte más lindo del mundo.

Alberto Lati nació en la Ciudad de México en 1978. Es periodista y conductor de Televisión, Viajero y escritor, políglota y colaborador del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

–No está Steven Gerrard, el ídolo del Liverpool

–Me dolió muchísimo que no estuviera. Te voy a decir los nombres que me duelen que no estén. Me dolió Riquelme, un genio del balón, Gerrard, Kaká, Del Piero (mucho) y David Beckham. Son cinco, pero si los metía iban a aparecer otros cinco y es el cuento de nunca acabar. Si repaso estos 100 es que no hubiera quitado a ninguno para dar el pase a estos otros. Aunque mi debilidad por Riquelme y por Del Piero es brutal, es tremenda.

–Pusiste a Maradona y a Pelé en la portada para no entrar en polémica

–La portada dio mucho de qué hablar. Cuando planeábamos la portada yo dije que iba a haber mucha polémica, porque es un tema muy pasional. Fuimos analizando con muchos diseños y finalmente decidimos que seis eran los mejores. Decidimos que Cristiano y Messi quedaran en un plano parecido y que Maradona y Pelé, igual. Sobre todo porque las comparaciones siempre los han perseguido. Nos quedaba un sitio que es el que ocupa Ronaldinho y al lado probamos con Ronaldo, con Zidane, hasta que quedó Johan Cruyff. El tema que no los podemos comparar, sino que están ahí para aprenderles.

–El futbol sigue siendo a pesar de otras cosas el futbolistas, la pelota y la cancha

–Exactamente. Hasta hace pocos años los futbolistas era extraño que defendieran intereses corporativos, hoy defienden intereses del Estado que ni conocen. El Paris Saint-Germain Football Club defiende a Qatar, el Manchester City a Abu Dabi. Hay muchos más. Pero rueda la pelota pero es el maravilloso futbol. Cuando se decapitó a alguien en el imperio británico rodó la cabeza y en esa rodada de cabeza se desató un partido, es una historia que me parece más de mitología pero que se parece al futbol real.

–Encontraste a César Moreno, el dibujante

–Fue idea de César hacer una doble animación. Una con un close up y otra con un lance de juego, que nos permite acercarnos más al futbol. Conocimos a varios ilustradores, pero cuando lo vimos a él, enseguida lo elegimos. Es muy futbolero y capta el gesto sobre el balón.

–¿Qué pasa hoy con el futbol?

–Pasa que cuando la gente en lugar de las iglesias trasladó su fe a los estadios. Es algo muy extraño, pero así fue en el siglo XX. La fe se trasladó inclusive al futbolista, un modelo en casi todo. En cuanto al hooliganismo, creo que no es un problema del futbol sino de la sociedad que se canaliza a partir del futbol. Los países hicieron cosas horribles en sus colonias y todo empezó antes de los hooligans. Hasta que explotó en Gran Bretaña. Cuando sienten que el futbol deja de ser para los pobres, cuando sienten que la autoridad busca reprimirlos y esto se va desatando llegando a un clímax en los ’70. Claro que en la Argentina empezó antes y todavía sigue. Aunque ahora me encuentro también con Alemania, que lo tenía resuelto en el futbol, que regresan los neonazis a las gradas. Esto es obvio, que otra vez el discurso del odio revive, en el futbol se tiene que dar.

Te puede interesar:  Paco Morales: La cultura nos abre la mente y nos abre el alma. ¡Hay que ir al teatro!

–Las hinchadas, las barras bravas, están también apoyadas por los dirigentes

–Y es un problema, que no es de hoy. Los dirigentes lucraron con los barras bravas, conseguían boletos, se sentían importantes, pues de otro modo ¿quién los volteaba a ver?. Como un adolescente o como un animal que va en manada, se sienten más poderosos, así son los barras bravas. Lo que pasó en la final de la Copa Libertadores, fue algo a lo que ya estamos acostumbrados. En la Argentina la rivalidad es porque sí. En Escocia es entendible, en los Balcanes es entendible, pero en Argentina es porque sí. Que una familia tenga a uno de Boca y uno de River, es muy habitual. Que tenga a uno de Rosario y a otro de Newells también es muy habitual, te deja ver que no hay un ingrediente ético, religioso o político.

No creo que tengamos una selección muy diferente a la que merecemos, dice el experto. Foto: MaremotoM

–Ahora me desencanta el futbolista, ya no tengo tanta admiración como antes

–¿Qué te diría? Que la filosofía griega nos enseñó algo que no quisimos ver con nuestro maniqueísmo: no hay santos en este mundo ni en ningún otro. Cuando queremos convertirnos en santos a los futbolistas fallamos. Las acusaciones contra Cristiano Ronaldo por abuso, no quiero decir que sean ciertas, pero es algo muy delicado. Con Messi, es genial jugando al futbol, pero luego si debe muchos impuestos estamos viendo al Messi ciudadano. Me parece que en el futbol hemos caído en la beatificación. Va muy a tono con la política hoy. Estados Unidos, Brasil, México, en todos los países se da así.

–El futbol también debería tener más educación

–El futbolista sin pedirlo se convirtió en el modelo social. ¿Qué podemos esperar de un muchacho que con 14 años fue confinado a patear un balón? Vive con gente que le repite lo bueno que es y lo malos que son los demás. Una vez le preguntaba a Javier Zanetti y a Raúl González si la familia era importante para mantener los pies en la tierra, ellos me contestaron casi al unísono que no. Ellos dicen que los futbolistas son los buenos, que el entrenador está tonto, los compañeros, la afición, es la familia lo que te saca de la cordura y eso es muy peligroso.

–¿Hablamos del futbol mexicano? Mi primera impresión es que si Maradona hubiera crecido en México no hubiera podido llegar

–Pienso que tenemos un esquema de detección de talentos muy malo. Lo poco que detectamos desarrollamos muy poco y lo poco que desarrollamos consolidamos muy poco. El problema de nutrición y de educación del país. ¿Cuántos chicos en México tienen diabetes y obesidad? Hay un 40 por ciento de aspirantes a deportistas que no van a llegar. Tenemos un 60 por ciento, al que hay que aplicarle otro filtro, al que se detecta le vas a hacer “manita de puerco” a familias que no tienen un peso. No es casualidad. Por eso Croacia o Uruguay, con poblaciones tan pequeñas, generan lo que generan. No hay este sistema de filtro.

–Cuando hay dinero es para los extranjeros, no es para desarrollar el futbol mexicano

–Eso es parte de un problema de confianza que hay en este país. Es parte también de una descomposición social que muestre que los que van llegando no se puedan mantener ahí. No creo que tengamos una selección muy diferente a la que merecemos. Son palabras muy duras. No tengo nada contra ellos. Hablo con admiración de Guardado, de Chicharito, de Herrera, de Jiménez, de Ochoa, más mérito tienen por haber hecho todo lo que hicieron en medio de un contexto como el mexicano. Ya quisiéramos de todas maneras ser top 15 (como es el futbol) en educación o en salud.

–También están el béisbol, el futbol americano

–Es que es la ubicación de México. Béisbol, futbol americano y NBA. Hay muchos compatriotas que juegan en esos deportes y somos aficionados a ellos. Tenemos más triunfos con el béisbol, con el boxeo, que en el futbol.

–¿Qué piensas del Tata Martino?

–Me gustó muchísimo su designación, pero tengo claro que no existe el entrenador que mejore las cosas por inercia.

–¿Qué te ha dado el futbol?

–Lo que yo más agradezco al futbol, aparte de que es mi vida, cuando yo era niño lo que quería ser era futbolista y tuve un ejercicio de sinceridad que era malísimo, es que escribiendo de futbol tengo hoy mi más férrea pasión: escribir de historias en general.

Comments are closed.