Anna Solyom

Los gatos son esos maestros que nos invitan a estar en el momento presente: Anna Solyom

“La clave del arte del vivir consiste en que solamente podemos en el tiempo presente. Cuando estamos con malos recuerdos del pasado, tenemos que dejarlos ir. Vivir en el sentido ciento por ciento entendido es en el presente y con nuestro cuerpo involucrado y los gatos nos enseñan eso”, afirma.

Ciudad de México, 8 de junio (MaremotoM).- Nos gustan los gatos. Somos fans de los gatos. A veces tenemos que escuchar por qué a las mujeres maduras les gusta los gatos, pero también a las jóvenes como Anna Solyom, les encantan esas criaturas peludas, de ojos desafiantes y que nos vigilan desde algún lugar inalcanzable.

Anna ha escrito la novela Neko Café, inspirándose en esos locales de gato que en Colombia y en España, donde ella vive, empiezan a pulular. Neko Café quiere decir, “café de gatos”. Allí ha realizado una historia sencilla, pero eficaz donde Nagore vive una sucesión de calamidades desde que se separó de su pareja y fue despedida de su último trabajo. A punto de perder su piso por falta de pago, una vieja amiga le encuentra un empleo insólito: camarera del Neko Cafe, una cafetería donde siete gatos esperan encontrar un dueño entre los clientes que vienen a pasar la tarde. Con pánico a los felinos desde pequeña, tras su primera negativa, la desesperación hace que Nagore firme un contrato de prueba de un mes. Lo que al principio supondrá un caos con el paso de los días se convertirá en una experiencia transformadora.

Te puede interesar:  Centroamérica es una región que sorprendentemente respira y vive una frecuencia similar a México: Diego Olavarría

ENTREVISTA EN VIDEO A ANNA SOLYOM

“En México hay varios cafés de gatos. Me inspiré mucho ahí. Uno puede adoptar a un gato, aunque la protagonista no es amiga de los gatos, tiene fobia”, afirma.

Ella dice que tenemos que agradecer la presencia de los gatos porque son un índice de mucho aprendizaje. “Son esos maestros que nos invitan a estar en el momento presente”, afirma.

“Vivir a veces nos da miedo y eso es lo que ocurre con la protagonista, con Nagore. Va descubriendo poco a poco que tiene un poco de resiliencia, algo que no había notado. Esos lugares acogedores existen, a veces el libro ayuda para que el gato encuentre un nuevo amo y eso es maravilloso”, agrega.

Anna Solyom
Anna Solyom escribe sobre los cafés de gatos. Foto: Cortesía

El tiempo de los gatos es más lento, tiene una existencia mucho más armónica. “Creo que los humanos tenemos también esa posibilidad. Cuando nosotros estamos haciendo miles de cosas, no tenemos ni tiempo para respirar, ese comportamiento de los animales que podemos retornar a nosotros mismos, a ser”, expresa.

“La clave del arte del vivir consiste en que solamente podemos en el tiempo presente. Cuando estamos con malos recuerdos del pasado, tenemos que dejarlos ir. Vivir en el sentido ciento por ciento entendido es en el presente y con nuestro cuerpo involucrado y los gatos nos enseñan eso”, afirma.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*