Los hijos de Guardiola

Los hijos de Pep Guardiola

Guardiola no ganó la Champions en su paso por Alemania. Cayó en 3 semifinales para confirmar que todas las ideas y todos los técnicos ganan y pierden. Pero hay un tercer grupo donde no entran todos. Los técnicos que mejoran futbolistas.

Ciudad de México, 24 de agosto (MaremotoM).- La primera temporada de Pep en el Bayern fue a buscar a Thiago Alcántara que vivía a la sombra de Xavi en el Barcelona. Ya lo había dirigido y lo conocía. De andar irregular por sus lesiones, cada partido que brilló en su Bayern, Guardiola lo festejó de manera especial.”Thiago nos da la vida”, dijo en el libro La Metamorfosis, de Martí Perarnau.

Ya no tiene 22 años como cuando llegó a Alemania sino 29. La experiencia de la cabeza la traslada a los pies y declara en consecuencia: “La verdad es que tienes menos de un segundo para pensar. O incluso, ninguno. Antes de parar la pelota, debes tener una idea y pensar siempre más rápido que tu rival. La orientación es la clave. Necesitas saber dónde estás, controlar el balón y saber dónde están tus compañeros y los rivales. Solo si tienes en una situación todo en mente, tienes la oportunidad de iniciar algo”.

Los hijos de Guardiola
Ya no tiene 22 años como cuando llegó a Alemania sino 29. Foto: Cortesía

En 2015 Pep fue a ver un partido del Red Bull Liepzig que estaba en la segunda división para observar de cerca a un mediocentro que le interesaba. Se llamaba Joshua Kimmich. El pibe pensó que lo estaban jodiendo cuando le dijeron que lo quería el Bayern. En el primer encuentro con Guardiola le preguntó porqué se había fijado en él y le respondió “que creía que podía jugar en posiciones distintas a la del centro del campo”, contó el joven al diario inglés The Guardian.

Ante lesiones y suspensiones el Bayern se quedó sin defensores centrales antes de un partido contra el Dortmund. “Que se ponga Kimmich de central”, gritó Pep en pleno entrenamiento. Jugó en esa posición y al finalizar el partido Guardiola entró a gritarle por una indicación que no cumplió. El pibe pidió perdón por no escucharla y su entrenador dejó los gritos para abrazarlo y soltarle al oido: “Has jugado sensacional. Eres bueno, muy bueno. ¡Te dije que podías hacerlo, te lo dije!”.

Te puede interesar:  Madre
Los hijos de Guardiola
Pep ha reconocido que a Kimmich lo llamaba “mi hijo”. Foto: Cortesía

Pep ha reconocido que a Kimmich lo llamaba “mi hijo”. Hace dos años, ya con el catalán en el City, el futbolista marcó lo que le enseñó: “Pep me mostró espacios completamente nuevos en el campo. Yo mejoré mucho. Él se preocupa mucho por el primer toque y saber qué hacer incluso antes de recibir el balón.”

Ante el retiro de Philipp Lahm en 2017, Kimmich sumó minutos en el puesto de lateral derecho. Dos años antes en su primera conferencia en el Bayern había declarado que su referente era Bastian Schweinsteiger y que su meta era reemplazarlo. En realidad cumplió ambas cosas.

Porque esta temporada fue el 5 de este gran Bayern de Flick. Compartía el mediocentro con Thiago que jugaba más adelantado. Hasta que a fines de julio en una práctica se lesionó el lateral derecho titular, Benjamin Pavard. Sí el francés que nos empató en Rusia con el mejor gol del mundial 2018.

Entonces Kimmich pasó a jugar de 4, Thiago de Kimmich como 5 posicional y entró Goretzka como volante llegador. Con esa estructura el Bayern terminó de liquidar al Chelsea y arrasó al Barcelona. Contra el Lyon Kimmich encontró a Gnabry, con un pase bombeado con la velocidad justa, en el gol previo para abrir el duro partido de semifinales. Hoy en la final contra el PSG lanzó el centro perfecto y medido para el gol de Coman.

Si todos los partidos jugados por el Bayern en la burbuja de Lisboa fueran un programa de televisión, el conductor siempre fue Thiago Alcántara. Marcó tiempos y pausas. “El repartidor de cartas”, como le dice el mejor relator televisivo argentino Miguel Simón. Hoy fue su último partido en el Bayern ya que se  le terminó su contrato. Quizás se reencuentre en el City con el entrenador que lo llevó a Alemania, que es el mismo que lo hizo debutar en Barcelona con 18 años.

Guardiola no ganó la Champions en su paso por Alemania. Cayó en 3 semifinales para confirmar que todas las ideas y todos los técnicos ganan y pierden. Pero hay un tercer grupo donde no entran todos. Los técnicos que mejoran futbolistas.

Comments are closed.