Fernando Rivera Calderón

“Los hombres en este país somos una vergüenza internacional”: Fernando Rivera Calderón

El 27 de febrero, en El Vicio, Monocordio da un concierto para empezar el año, mientras prepara discos, presentaciones, luego de su trabajo Pájaros y Cuchillos, que presentaron en el Vive Latino 2017.

Ciudad de México, 13 de febrero (MaremotoM).- Fernando Rivera Calderón hace muchas cosas, entre ellas manejar Monocordio, su enorme proyecto musical, ahora trío con el bajista Alonso Arreola y el baterista José María Arreola.

Además, tiene una extensa carrera literaria, en la que acaba de entregar su segundo poemario a la editorial Almadía, gracias al éxito que tuvo Llegamos tarde a todo. Ambos, por supuesto, con diseño y dibujos de Alejandro Magallanes.

Tiene una novela Los mariachis callaron (Reservoir Books) y un libro con el maestro y amigo Jis dedicado a Juan José Arreola, Arreolario.

Además, conduce Me canso ganso, un programa que fue creciendo a lo largo de la transmisión y que hoy “enoja a la derecha y también enoja a los miembros de la 4T”, como dice Fernando. La independencia y la diversidad caracterizan a Rivera Calderón y hablar con él es ir de proyecto en proyecto, en un hombre no tan joven (nació en 1972), pero que su intensa actividad lo conecta a todo público y sabe ser el vocero de los más jóvenes, esos que no tienen género y no se aplican etiquetas.

El 27 de febrero, en El Vicio, Monocordio da un concierto para empezar el año, mientras prepara discos, presentaciones, luego de su trabajo Pájaros y Cuchillos, que presentaron en el Vive Latino 2017.

–Desde Pájaros y Cuchillos, pasando del Vive Latino hasta aquí, ¿qué es lo que más ha pasado en Monocordio?

–Lo que ha pasado de entrada es los tres que integramos este proyecto del Trío Monocordio, entramos en proyectos individuales que teníamos guardados. Yo me dediqué a hacer el programa Me canso ganso, en el canal 22 y me atrajo mucho. En ese tiempo me puse a componer canciones, algunas que estoy montando con los hermanos Arreola y otras, las más amorosas, con el Señor González. Son canciones que tienen otras texturas. Vamos a hacer un disco que saldrá a mediados del año.

Fernando Rivera Calderón
Conduce Me canso, ganso, por canal 22. Foto: Facebook

–Todos hemos aprendido un poco a tu diversidad…

–Desde chico me costaba mucho trabajo escoger una sola actividad, para ganarme la vida. Me gustaba mucho la posibilidad de ser actor, pero al final me volví actor de la vida. ¿Sabes qué siento? Que de algún modo me adelanté un poco a una generación. Hay muchos jóvenes y ellos sienten que las personas somos muchas personas. En compañeros de mi generación a veces se ve mal la cantidad de cosas que hago.

–Los jóvenes no tienen géneros, van y vienen por todas las especialidades

–Eso creo que es muy sano. Es quitar máscaras, vivimos en una sociedad muy solemne, muy protocolaria, con poco sentido del humor. Somos una sociedad medio bullying. No solemos reírnos de nosotros mismos.

–Te entrevisté en la salida de El Hueso, ¿ahora te sientes bien y no extrañas ese programa?

–Me siento muy contento, porque El Hueso fue un proyecto importante, pero también me tocó vivir degradación y vivir un momento en que intentaron convertir al programa en una cosa deslactosada, sin política. No queríamos que dijéramos, Marisol y yo, que íbamos a votar por Andrés Manuel López Obrador. Les parecía horrible.

–Votó casi todo el mundo por Andrés Manuel López Obrador

–Claro, la diferencia es que algunos lo dijimos y otros mantienen el secreto, que los ponen a salvo. Apoyar a AMLO me ha costado una factura muy alta, pero lo hice con toda convicción. Surgió la posibilidad de hacer un programa en canal 22, llevaba 10 años sin hacer televisión, comencé a publicar libros que hace tiempo quería publicar y me fue muy bien con mi poemario y con mi novela. Lo que vino después de El Hueso fue una gran explosión creativa.

Te puede interesar:  “El abuso era parte de mi vida y tenía mucho que ver con mi familia”: Belén López Peiró

–Cuando empezó Me canso, ganso, desconfiábamos, pero hoy es uno de los programas mejor hechos de la televisión

–Sí, es un programa que se hace con mucho amor. Se armó un equipo maravilloso. La dirección del canal, Armando Casas, es un tipo muy comprometido. Al principio fue una apuesta muy loca, ponerle ese título, pero fue una estrategia de dos caras de mi parte. Los otros programas fueron muy políticos, pero Me canso, ganso, es por la cultura y el humor. Está la derecha enojada, como la gente de la 4T y de eso se trata.

Fernando Rivera Calderón
Las canciones que estoy haciendo ahora me gustan, son más profundas y siento que musicalmente, con esta relación con Alonso y Chema, tan buenos músicos, ha habido un aprendizaje de mi parte tremendo. Foto: Francisco Cañedo

–Desde Pájaros y Cuchillos, ¿hay una evolución de Monocordio?

–Mira, no sé si usar la palabra evolución, pero siempre estoy cambiando. Nunca me pongo la etiqueta de músico o escritor, aunque la música que estoy haciendo ahora me gusta más. Soy también ahora un personaje más complejo. Me gusta mucho la improvisación, la espontaneidad, pero también como todo mago quiero aprender el truco. Las canciones que estoy haciendo ahora me gustan, son más profundas y siento que musicalmente, con esta relación con Alonso y Chema, tan buenos músicos, ha habido un aprendizaje de mi parte tremendo. Sigo teniendo una pelea interna con mi lado femenino, donde hago canciones muy tiernas, amorosas, que no siempre puedo montar con los hermanos Arreola. Monocordio es un grupo con más testosterona. Ahora bien, mi lado femenino me afecta mucho en estos momentos. Ayer hablando con mi colega David Aguilar, me decía que los hombres en este país somos una vergüenza internacional. Ser hombre en México es la cosa más violenta y aberrante que se pueda ser.

Fernando Rivera Calderón
La música en El Vicio. Foto: Facebook

–La gestión del Sr.González, ¿Cómo te llevas con él?

–Él produjo dos discos míos, tocamos juntos mucho tiempo. Tuvimos algunos alejamientos durante algún tiempo, pero nos reencontramos. Ahora todo fluye muy bien. Le entregué algunos demos domésticos de mis canciones y él empezó a trabajarlas. Le pedí que fuera un poco más electrónico, nos estamos entendiendo muy bien. Lo hacemos él y yo.

–¿Cómo va tu mundo literario?

–Ahora estoy muy contento porque entregué a Almadía mi segundo poemario. Es mi estilo poético, con otras temáticas, dedicado al insomnio que me estaba matando y me dejó ver muchas cosas. Lo ilustra Alejandro Magallanes. Hay un libro que entregué a Penguin, es un libro sobre ensayos del origen del universo, es psicotrópico y humorístico. Es de mi relación con José Gordon, sus amigos científicos y cuánticos. Estoy escribiendo otro libro de mis encuentros con personajes increíbles, desde Gustavo Cerati a Charlie García, desde Barry Gibb hasta Blue Demon.

–¿Por qué El Vicio?

–Para mí es uno de mis lugares favoritos de la ciudad, como espacio cultural y espacio rebelde al mismo tiempo. Fue un concierto que salió porque tocamos el año pasado en el Pasagüero y estamos pensando en ir a Madrid. Las Chulas nos ofrecieron una fecha y vamos a hacer este concierto para los amigos, para la gente que queremos, antes va a tocar Blanco Palamera, que son los hijos de Jorge FHernández. Allí estaremos.

Comments are closed.