¿Los huevos son malos —luego buenos— después malos de nuevo?

El problema es que cualquier conclusión extraída de datos incompletos o imprecisos no tiene relevancia en un debate científico.

Por el Dr. Bret Scher

Ciudad de México, 8 de abril (MaremotoM).- ¿Comes exactamente igual que en 1985? ¿Comen tus amigos, familia y compañeros igual que entonces?

Si es así, el último estudio que da a entender que los huevos son dañinos puede serte de interés.

JAMA: Asociaciones de colesterol alimentario o consumo de huevos con episodios de enfermedad cardiovascular y mortalidad.

Pero para la abrumadora mayoría de la población que no mantiene una regularidad alimentaria absoluta durante décadas, es probable que el nuevo estudio tenga poca relevancia.

Desafortunadamente, esto no va a evitar que los medios de comunicación afirmen que este nuevo estudio demuestra que los huevos aumentan el riesgo de cardiopatías y muerte, un tema que ha sido controvertido durante décadas.

El Comercio: Comer demasiados huevos puede generar problemas cardiovasculares, revela estudio.

CNN Español: Tres o más huevos a la semana aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y muerte prematura, según un estudio.

Primero vilipendiado como dañino, las recomendaciones alimentarias y de estilo de vida de las ACC/AHA dieron media vuelta en 2013, admitiendo que el colesterol alimentario presente en los huevos y mariscos “ya no era un nutriente del que preocuparse”. Esto ocurrió tras los estudios que mostraban que no había riesgos asociativos con el aumento del consumo de huevos. Sin embargo, eso no ha detenido el debate.

El nuevo estudio en cuestión, publicado en la revista JAMA, fue una tarea estadística enorme. Los autores analizaron de forma retrospectiva los datos previamente obtenidos de seis estudios diferentes que incluían casi a 30.000 sujetos. Procesaron todos los datos de entre 1985 y 2016, con una media de seguimiento de 17 años y concluyeron que un consumo más alto de huevos estaba asociado con un aumento del riesgo de cardiopatías y muerte.

A primera vista, parece ser un estudio impresionante. Un muestreo de cohorte grande, un seguimiento largo y un importante criterio de valoración como la mortalidad total y los episodios de cardiopatías.

Te puede interesar:  Noche mexicana en el corazón de la Ciudad

Sin embargo, al profundizar vemos que los sujetos solo proporcionaron un cuestionario de frecuencia alimentaria en el momento de la inscripción. Eso es todo. Un simple dato para estimar los hábitos alimentarios en 17 años de seguimiento.

El estudio entero está basado en un cuestionario poco confiable de frecuencia alimentaria proporcionado solo una vez, sin ninguna consideración de cómo pueden haber cambiado las dietas de los pacientes en 17 años.

¿Te parece eso un buen rigor científico? ¿Es posible que las personas cambiaran de forma drástica sus hábitos alimenticios, otras actividades de estilo de vida u otros parámetros de salud en 17 años? Me aventuraría a decir, “Sí, es posible”.

El artículo intenta explicar de forma estadística el aumento del riesgo de cardiopatías por cada 300 mg de colesterol alimentario (razón de posibilidades de 1,17, que es una asociación muy débil) o por cada huevo consumido (1,06, una asociación aun más débil). Sin embargo, el problema es que cualquier conclusión extraída de datos incompletos o imprecisos no tiene relevancia en un debate científico. Además, sabemos que las asociaciones así de débiles en ensayos observacionales retrospectivos es más probable que provengan de un error estadístico que de una asociación causativa real.

En definitiva, el estudio de JAMA representa todos los defectos de los estudios nutricionales. Datos incompletos, débiles hallazgos asociativos, falta de control para el “sesgo saludable del usuario”, variables de confusión y cultura de exageración en los medios que promocionan tales datos como si tuvieran importancia médica.

En DietDoctor.com continuaremos señalando los defectos en estos estudios y cómo es improbable que contribuyan de forma significativa a cualquier debate sobre salud o ciencia. ¡Tan solo esperamos que los científicos y los medios empiecen a escuchar!

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR MAREMOTOM CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE DIETDOCTOR. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.

Comments are closed.