Lewis Hamilton

Los reclamos de Lewis Hamilton: Más potencia, mejor chasis y más veganos en el planeta

Buenos Aires, 29 de octubre (MaremotoM).- Dos días después de mostrar su desagrado por la estrategia que su equipo, Mercedes, aplicó en el pasado Grand Prix de Japón, y que lo dejó sin alternativa de conquistar el triunfo, Lewis Hamilton publicó unas frases en Instagram que bien podían leerse como una reprobación al trabajo que los directivos de la escuadra habían llevado adelante en la pista de Suzuka.

“Honestamente, siento como que quiero dejar todo. Apagarme completamente. Para qué preocuparse cuando el mundo es semejante lío y a la gente no parece importarle. Voy a recluirme unos momentos para reunir mis pensamientos. Gracias todos ustedes a los que el mundo les interesa un poco”.

Su frustración parecía en línea con la que mostró tras terminar tercero en Suzuka, cuando por radio pidió a su equipo que le dijeran “cómo tengo que hacer para ganar”, convencido de que la decisión de obligarlo a detenerse a diez vueltas de la bandera a cuadros, cuando marchaba primero, lo perjudicó en su lucha por conquistar su sexto título mundial.”Creo que esa segunda parada no era necesaria”, se había quejado.

El equipo Mercedes respaldó la tarea de su compañero Valtteri Bottas (más rápido que Hamilton en entrenamientos, clasificación y en la largada del GP) y sus méritos para quedarse con el triunfo. Esa fue la explicación, que no lo dejó conforme.

Pero la amargura que dejó trasuntar en esas líneas estaban más relacionadas con un sentimiento humanitario que con lo que vino ocurriendo en la pista.“Hagánse veganos, es la única manera de salvar hoy nuestro planeta”, escribió también Hamilton, que dos meses atrás abrió en Londres un restaurante de esas características.

Te puede interesar:  ¿Los técnicos van a elecciones?

“Me entristece ver el rumbo que el mundo está tomando”, admitió. “La extinción de nuestra raza se ve más y más plausible mientras abusamos de nuestros recursos”.

Esa tristeza por la condición humana contrasta con la voluntad ciega que el inglés desarrolla para continuar en la senda victoriosa. Aún si participó de los festejos por los seis títulos mundiales consecutivos de constructores logrados por Mercedes, no se privó de señalar los aspectos a mejorar en sus autos que considera imprescindibles para alcanzar un séptimo logro, y de paso ponerlo en condiciones de igualar las marcas absolutas de Michael Schumacher.

“No ha sido un gran año para nosotros en términos de desarrollo de nuestras planta motriz”, afirmó. “Los chicos trabajaron tan duro como siempre pero esta vez no han sido tan exitosos en ese departamento”.

Además del motor, Hamilton le apuntó a otra característica fundamental del W10: “Es un poquito draggy”, dijo, refiriéndose a su característica de resistencia al avance superior al de las Ferrari, lo que se traducía en menor velocidad final. Los coches italianos conquistaron las últimas cinco pole-positions en sucesión.

“Obviamente ganamos el título de constructores pero tenemos que seguir empujando, reduciendo un poco la resistencia al avance y también incrementando la potencia para el año que viene. Tengo toda la confianza del mundo en que serán capaces de dar algún tipo de paso adelante la próxima temporada”, insistió como receta.

Por lo leído en Instagram, la confianza en su equipo no se replica en la que deposita en sus congéneres…

Fuente: Pablo Vignone. Original aquí.

Comments are closed.