Gabriela Rochín

Los zapatos de Catalina, de Gabriela Rochín, reflexiona sobre la violencia de género

El proyecto visibiliza diversas historias femeninas de quienes han sido víctimas de violencia.

Ciudad de México, 7 de enero (MaremotoM).- Los zapatos de Catalina es un proyecto de escritura de la autora Gabriela Rochín, que comenzó el 25 de noviembre del 2019 ―en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer―, recopilando testimonios de mujeres, de diversas edades y nacionalidades, a través de Facebook e Instagram.

En entrevista, Rochín menciona que esta labor fue con el propósito de nombrar y resignificar las experiencias de violencia y con ello generar una nueva dinámica social.

“Mi intención es poder nombrar las violencias que nos atraviesan como mujeres durante toda nuestra vida, pronunciar para resignificar la experiencia y para reaprender socialmente que hay otra manera de compartir el mundo, generando redes que nos fortalezcan socialmente”.

Explica que su proyecto se conforma por crónicas basadas en testimonios de mujeres, los cuales contienen su experiencia de violencia, hablan de los elementos que necesitaron en ese momento, pero no tenían y qué es lo que agradecen en su presente, así como una fotografía de sus zapatos.

Gabriela Rochín
Su proyecto se conforma por crónicas basadas en testimonios de mujeres. Foto: Cortesía

“Los zapatos son un símbolo de anonimato, de denuncia y, en especial, de empatía porque es la invitación a ponerte en los zapatos del otro y sentirlo; al mismo tiempo representa diversidad porque hay tenis, zapatos, huaraches, botas, zapatillas de bailarina”.

Comenta que este símbolo influyó en la decisión de denominar a su proyecto Los zapatos de Catalina, retomando lo que los zapatos significan para ella y su seudónimo que proviene de un ancestro libanés.

Gabriela Rochín
Los zapatos de Catalina. Foto: Cortesía

Para la realización de las crónicas entabló una conversación por redes sociales; escribió el testimonio omitiendo detalles específicos para no comprometer la seguridad de las mujeres y al final envió el texto para ser autorizado por quien comparte su experiencia.

Te puede interesar:  Mexicanas, Trece narrativas contemporáneas, antologado por Laura Baeza y editado por Fondo Blanco

Precisa que decidió utilizar las redes sociales debido a que le permitieron obtener inmediatez y acceso a la información, “fueron un medio para dejar de callar en lo individual y compartir algo que nos pasaba a todas”.

Considera que a través de la escritura y la palabra se llega a la reflexión, al cambio y la empatía: “lo que no se nombra no existe, creo que al hablar y escribir sobre las violencias en común podemos resignificar las experiencias, entender que hay otra manera y tener una esperanza”.

Gabriela Rochín
Retomando lo que los zapatos significan para ella y su seudónimo que proviene de un ancestro libanés. Foto: Cortesía

Comparte que uno de los retos a los cuales se ha enfrentado al realizar este proyecto ha sido que las mujeres compartan sus experiencias y el tener que vivir las historias. “Es un proyecto que necesariamente requiere de un ejercicio de valentía y confianza para compartir la experiencia. Para mí es un proceso de dejarme atravesar por la historia, veo esas imágenes muchas veces, las siento y eso me hace más consciente de las señales de alerta y del tener la sensibilidad”.

La creadora considera que es importante visibilizar estas situaciones a través del arte y la escritura, ya que “cualquier persona puede darse cuenta de la desigualdad de género en el mundo; las letras son actos poderosos para compartir y hacer que ninguna mujer se sienta sola”.

Gabriela Rochín es licenciada en Mercadotecnia por el Tecnológico de Monterrey. Cuenta con una maestría en Comunicación y estudios de la cultura. Ha realizado talleres para aprender a elaborar ensayos.

Comments are closed.