Stephen Chbosky

LUNES DE LIBROS | El respeto al que es diferente

Una mezcla perfecta entre la inocencia de las primeras travesuras con los amigos, el deseo de construir una casa en el árbol, las verdades no reveladas, recuerdos dolorosos del pasado y una urgente necesidad de parar las pesadillas que logran tocar la piel de los personajes hasta provocarles una comezón insaciable.

Ciudad de México, 1 de noviembre (MaremotoM).- Kate huye con su hijo Christopher de un padrastro alcohólico y violento a mitad de la noche. Ella, sin mucho dinero ni idea sobre lo que les espera, maneja hasta un pueblo llamado Mill Grove. Así inicia una aventura digna de la peor de sus pesadillas. Christopher se pierde en el bosque cercano a su nuevo hogar y aparece seis días después sin ningún rasguño, pero con la certeza de que un amigo imaginario lo salvó y ahora quiere algo a cambio.

Mientras avanza la historia y nuestra lectura vamos conociendo la vida interna de los personajes, sus motivaciones y lo que más les preocupa. Mill Grove no es un simple pueblo tradicional y religioso, alejado de todo, en las entrañas de su bosque hay un poder atrapado que desea escapar y en esta lucha entre el bien y el mal, podrían morir todos en el día de Navidad.

La novela está llena de personajes entrañables, luminosos y otros muy oscuros. El protagonista es Christopher, un niño que padece dislexia y batalla con la cuestión académica, hasta el desafortunado (o tal vez no) hecho en el que se pierde en el bosque cercano a su casa. Al reaparecer regresa con ciertas habilidades para resolver problemas matemáticos, realizar con facilidad las tareas escolares, leer la mente y saber los secretos de aquellas personas con las que se cruza.  También habla de un hombre amable que lo salvó, un amigo imaginario que le pide ayuda para escapar de su prisión. Aunado a la aparición de este amigo y su poder, hay una gran responsabilidad. Christopher deberá defender al pueblo y al mundo entero de la mujer susurrante, un ente que desea unir el mundo real con el de las pesadillas y que a veces logra extender su poder hasta manipular las emociones humanas para sacar lo peor de cada persona, su lado más violento.

Te puede interesar:  Centroamérica es una región que sorprendentemente respira y vive una frecuencia similar a México: Diego Olavarría

Una mezcla perfecta entre la inocencia de las primeras travesuras con los amigos, el deseo de construir una casa en el árbol, las verdades no reveladas, recuerdos dolorosos del pasado y una urgente necesidad de parar las pesadillas que logran tocar la piel de los personajes hasta provocarles una comezón insaciable.

Stephen Chbosky
Una edición de Planeta. Foto: Cortesía

Una  aventura muy al estilo de Strangers Things o IT de Stephen King. Una novela que puede ser leída y disfrutada tanto por niñas y niños, como por adultos, sobre todo si les gusta experimentar la llamada piel de gallina. Una lectura que nos guiará a encontrarle formas a las sombras y a escuchar con atención los susurros del viento. Un libro en el que se tocan temas reales como la violencia doméstica, el abuso, el bullying y los secuestros, además de los traumas que nos generan esas situaciones y la repercusión a nivel no solo familiar sino también social.

Stephen Chbosky habla de la amistad, la solidaridad, el amor y el respeto hacia los que son diferentes. También se concentra en el valor de la relación complicada entre madres e hijos, sobre todo cuando no hay un padre presente, la energía se agota y lo único que mantiene a la madre en pie es la fuerza de su amor.

El libro lo pueden encontrar en cualquier librería del país en físico, en digital y en audiolibro. Por cierto muy recomendable en esta última versión ya que la grabación incluye modulaciones en la voz y cambios que de verdad te harán estremecer mientras lo escuchas.

 

Comments are closed.