Elisa Queijeiro

Malinche fue una gran indígena y a todos debería inspirarnos: Elisa Queijeiro

El libro cobra otra dimensión cuando la historia de Malintzin se vislumbra como un firme escalón en la recuperación de una nación dolida por la violencia contra la mujer y el invento sobre sus hombros y se basa en una investigación muy certera y rigurosa.

Ciudad de México, 29 de mayo (MaremotoM).- El martes 14 de junio tendrá lugar la presentación de Una patria con madre (Grijalbo), escrita por Elisa Queijeiro, en momentos en que moría su madre.

El intento por tener una madre personal y una madre para la patria le hizo también pensar en la Malinche, desde un lugar que no sólo niega su papel de traidora y acusa a quiénes y por qué crearon la leyenda de la traidora-vende-patrias.

Elisa Queijeiro
Editada por Grijalbo. Foto: Cortesía

Elisa tiende un puente entre la historia de Malinche su leyenda y la realidad de los mexicanos. Deja al descubierto la verdadera herida de la Conquista y la pérdida que seguimos arrastrando: nuestra orfandad elegida, el invento que aceptamos y el daño que nos ha hecho quedarnos sin Malinche como la madre indígena digna que sí fue.

El libro cobra otra dimensión cuando la historia de Malintzin se vislumbra como un firme escalón en la recuperación de una nación dolida por la violencia contra la mujer y el invento sobre sus hombros y se basa en una investigación muy certera y rigurosa.

ENTREVISTA EN VIDEO A ELISA QUEIJEIRO

“Creo que estamos en un tiempo donde las verdades flotan, donde los cuento ya no nos lo creemos. Como humanista, como investigadora, como historiadora, he tenido estos llamados del alma para explorar estos personajes. Los redignifico con lecturas de la época, de tal manera que el mito que nos hemos hecho sobre ellos pueda quedar desvelado”, afirma.

Te puede interesar:  En las novelas no tenemos tiempo que perder: Vicente Alfonso

“Una mirada desde el presente puede cambiar el pasado. Decirnos cómo fueron las cosas y de ahí proyectarnos al futuro de una forma diferente”, agrega.

La muerte de su madre la toma muy joven y ella se da cuenta de lo que es vivir sin madre. Las madres vienen a mandarnos a terapia y nosotras a nuestros hijos, pero cuando esa madre se va te das cuenta de lo que es integrarla a tu vida.

“Los mexicanos nos quedamos sin madre, solo una madre espiritual, la Virgen de Guadalupe y la de carne y hueso la eliminamos por traidora”, afirma Elisa.

“Ella fue una gran indígena en su tiempo. Con la objetividad de quien mira los hechos, la investigación pretende mirar los recovecos de esa vida y para eso el libro está sustentado con más de 100 fuentes bibliográficas”, afirma.

Elisa Queijeiro
Es una propuesta desde el lenguaje, en una escritura muy amigable. Foto: Cortesía

“Es una propuesta desde el lenguaje, en una escritura muy amigable”, admite.

A ella le impresiona como mujer la transformación de Malinche. A partir de sus dones y de sus talentos encuentra un lugar, se dignifica y hace por ella y por sus hijos lo que nadie hizo por ella.

“Ella regresa a su pueblo no como esclava, sino dueña de esas tierras”, expresa.

“Parte de nuestra autonomía financiera es lo que nos permite la libertad y en ese momento la prudencia para administrar sus bienes, la dedicación que tuvo constante, son una serie de atributos para la mujer que a todas nos viene muy bien inspirarnos en La Malinche”, concluye.

Comments are closed.