Margo Glantz es una escritora para mirar el futuro: Ana Negri

Cada vez que hablamos de Margo Glantz, hablamos del tema del cuerpo, como una constante en su literatura y tal vez estemos nombrando a una pionera en este sentido de constar nuestro cuerpo mutilado, armado para los hombres, desatado en miles de expectativas mediáticas y sociales que ya casi no nos pertenece.

Ciudad de México, 9 de febrero (MaremotoM).- “Los ensayos de Margo Glantz han abierto cauces por donde autores, obras y tradiciones se intersectan y dialogan; ensayos que, a modo de venas y arterias, trazan el intrincado recorrido de una escritura siempre dispuesta a nuevas reflexiones, borrones y desvíos. Para no herir ese organismo que por sí misma y a través de los años había ido articulando la autora, decidí concentrarme en la tercera sección que tenía prevista: ensayos que giran alrededor del tema del cuerpo”, dice Ana Negri, al presentar en Sexto Piso la obra compilatoria Cuerpo contra cuerpo.

Cada vez que hablamos de Margo Glantz, hablamos del tema del cuerpo, como una constante en su literatura y tal vez estemos nombrando a una pionera en este sentido de constar nuestro cuerpo mutilado, armado para los hombres, desatado en miles de expectativas mediáticas y sociales que ya casi no nos pertenece.

Hay un ensayo de Tabaquería, firmado por la escritora, que se titula El texto encuentra un cuerpo. Está editado por Ampersand Argentina y en donde Margo muestra su biblioteca para fascinarnos.

“Mi mirada se quiebra en el fragmento”, declara Margo Glantz, “es una mirada femenina” que se fija sobre todo en el detalle.  Con esa sensibilidad repasa la literatura sentimental y libertina del siglo XVIII. Recorre la literatura inglesa, francesa y norteamericana para conformar una erudita cartografía de heroínas literarias y de autoras, afín al saber de quién ha leído antes con pasión. Tanta, que cuando la lectura toca un cuerpo, el texto puede convertirse en joya o también en una flor, perfecta”.

Ana Negri
Margo tiene muchos niveles de lectura y que me parece una gran virtud. Foto: Cortesía Facebook

Ambos libros tienen su pluma y su mirada, algo que nos obliga a investigar con un ojo gigante, donde esas cosas que realmente nos importan están en el texto, pero también debemos descubrirlo.

Margo Glantz, así como Daniel Sada, me parecen esos escritores del futuro, esos autores que hablarán de México cuando ya no estemos y algo dirán especialmente ligado a la esencia de esta nacionalidad y de este sentir diversos y a veces muy perdido.

Margo hablará del cuerpo, de este territorio vencido por los feminicidios por un lado y por el otro por la lucha constante de las mujeres dispuestas a lograrlo todo.

En ese sentido, es muy bueno que una autora tan joven como Ana Negri (1983) sea la encargada de leer y clasificar los escritos de Margo, pues como decimos ambas al final de la entrevista: “Ella es la escritora del futuro”.

–¿Qué expectativa tenías y qué resultado lograste al reunir estos textos de Margo Glantz?

–Las expectativas eran de alguna manera como transmitir un poco la versatilidad de la lectura de Margo. Demostrar todo el universo que abarca en sus lecturas, en sus ensayos. No exagero si digo que es la mejor lectora de nuestro país. Un poco la intención era como poder dar una especie de muestra de eso, cómo ha seguido la lectura de la literatura mexicana, de la francesa, del cine y sus columnas hablan también una manera de leer su entorno y su sociedad.

–También es cierto es darse cuenta de todo lo que ha escrito Margo. Es una gran cantidad

–Eso tiene que ver que cuando empecé me dijeron que tendría que revisar toda la obra ensayística de Margo, pero obviamente no podía. Me sumergí en textos que aparecían en alguna revista, que habían quedado en ese espacio que no era accesible para mucha gente. Quedó un libro muy grande, pero al mismo tiempo es muy poco de todo lo que ha escrito.

–El libro salió cuando ella cumplió 91 años y yo, que la conozco desde hace 20, siempre me parece que voy a descubrir algo en ella

–Yo siempre que estoy por ver a Margo, me queda esta cosa que tiene que ver con su agudeza, tiene una antena finísima para identificar cosas. Me encanta eso de ella, que está al día con todo, cuando dice cosas acepto mi lugar y con toda la humildad que puedo trato de aprender. También tiene un sentido del humor fantástico.

Te puede interesar:  Nacho Vegas presenta "El Don de la Ternura"
Margo Glantz
El nuevo libro de Margo. Foto: Cortesía

–¿Por qué fuiste elegida tú para hacer esta compilación?

–Tal vez sea una pregunta para hacerle a Margo y a los Rabasa, pero de acuerdo a mi opinión, supongo que tiene que ver con varias características de mi perfil. Por un lado tengo una formación académica, que coincide con varios de los textos de Margo, ese marco común que tiene que ver con un perfil creativo, somos escritoras las dos, eso sumado a mi trabajo como editora previo. Yo fui editora del Conaculta, en mi trabajo académico hice investigación sobre la edición.

–Yo te lo preguntaba porque hacen falta muchas lectoras de Margo, hace falta también comprenderla

–Yo coincido, creo que Margo tiene muchos niveles de lectura y que me parece una gran virtud. Podemos leerla desde lo más superficial, lo más literal, pero también creo que es muy aguda. La elección de las palabras es central y hay otros niveles, como la ironía o formas de posicionarse frente a temas que no aparecen de primera mano, sumergirnos un poco más de esa primera lectura. Margo además es una gran provocadora, siempre busca ponernos en conflicto como lectores. Estaba pensando en un libro que se llama El día de tu boda, es de los ’80. No es un libro que yo conociera. Es sobre unas postales que circulaban en México en los ’40 y es un libro que parece muy cursi. Es sobre las postales con imágenes amorosas, pero a lo largo del libro Margo hace una especie de paisaje sobre la situación social de México en esos años, que para nada es cursi.

–¿Tú dirías que hay un estilo Margo Glantz?

–Hay por un lado un deseo enorme de decir, de expresar, de figurar, de escribir, de aparecer en todo el panorama literario y además con las agallas para eso. No me importa si a ti editor te pareció o no, yo lo voy a publicar. Es algo muy impresionante por su generación. Yo extendería esa visión a toda la lectura que Margo hace de las mujeres. No sé si ella se considere feminista, pero lo que sí sé es que cada vez que tenía la oportunidad, poner los puntos sobre las íes, lo hacía sin pestañear. Es una de las primeras escritoras que tiene la voz más fuerte que sostiene el feminismo desde la búsqueda de la literatura.

–En ese sentido me hace acordar mucho a Virginia Woolf, con un pensamiento a veces equivocado pero que ella misma reacciona a eso

–Sí, me parece que eso es parte de una misma actitud, podemos meter la pata, pero la idea es eso, darnos el tiempo para reconocer, reflexionar, todas las vueltas del pensamiento que sean necesarios.

–¿Margo Glantz no es más importante que Susan Sontag?

–Yo no soy experta en Susan Sontag. Esta nueva biografía que está circulando tampoco la he leído. Sé que Margo es una ávida lectora, tendrá su propia opinión sobre ella, pero esa forma de Sontag como identificar puntos de quiebre en una cultura, en una sociedad, sin duda Margo también la tiene. El resto de la obra de Sontag, me quedo cortísima.

–Si Margo hubiera nacido en Nueva York, ¿sería mucho más reconocida?

–Las lecturas que Margo ha hecho de la literatura mexicana y de la literatura francesa son innumerables. Yo podría haber editado otro texto del mismo tamaño de literatura mexicana y francesa. Margo se formó en Francia, creo que su mirada no responde al público mexicano. Estamos empezando a generar otro tipo de miradas, ahora hay una especie de revisión de muchos personajes, una especie de giro, estamos retomando todo el feminismo. Estamos revisitando figuras de nuestra literatura que habían quedado muy a la sombra y estamos acercándonos a otra forma de leer. Margo tiene un acercamiento a esta revisión del lenguaje, de la palabra, que siento que en México no tuvo tanta repercusión. Estamos yendo para allá. Es muy raro porque ella nos abre puertas a partir de una mirada hacia adelante y también hacia atrás. Es una escritora para mirar el futuro, sin duda.

Comments are closed.