Marruecos / España

Marruecos, viejo y zorro

Una pavada, se dirá, si comparamos con los años que llevan reclamando por Ceuta y Melilla, soportando la indiferencia de las Naciones Unidas que las siguen considerando territorio español. Reparación histórica desde el fútbol, por qué no sentirlo así. Algo de eso sabemos.

Ciudad de México, 6 de diciembre (MaremotoM).- La Plaza Jamaa el Fnaa, de Marrakech, es como la Bombonera: late. Tiene vida, color, movimiento, aromas deliciosos, tiene encantadores de serpientes, vendedores de elixires, chavos que ofrecen hasta dentaduras postizas, tipos que te enroscan la víbora literalmente y contadores de cuentos que reúnen a decenas de personas en círculo y cuentan historias.

No costó mucho imaginar  esa plaza explotando ante cada penal español errado y fantasear con que alguna aves, dentro de muchísimos años, los contadores de cuentos hablarán del día que lograron la gran hazaña de  superar a España en la definición por penales después de haber soportado el asedio de 120 minutos en la cancha.

Te puede interesar:  El partido con México fue el más difícil que jugamos, dice Lionel Messi

Una pavada, se dirá, si comparamos con los años que llevan reclamando por Ceuta y Melilla, soportando la indiferencia de las Naciones Unidas que las siguen considerando territorio español. Reparación histórica desde el fútbol, por qué no sentirlo así. Algo de eso sabemos.

El fútbol entra por los ojos y por eso deslumbraron Portugal hoy y Brasil ayer, pero a veces también entra por el corazón y eso se da cuando un equipo modesto que no hace tiempo, ni pega patadas, que defiende con armas nobles le gana al poderoso.

La España vestida de celeste , el color de los Borbones, juega bien, pero quedó atrapada en la maraña de voluntades marroquíes y subyugada por el canto de una hinchada que no para un segundo en el aliento con variado repertorio de cantos fervorosos.

Marruecos terminó humillando  a la poderosa España, con un penal picado por Hakimi. Salud, modesto Marruecos, salud, moro viejo y zorro.

Comments are closed.