Cielos Zacatecanos

MESITA DE NOCHE | Cosecha de imágenes

Zacatecas, 11 de septiembre (MaremotoM).- Para quienes tengan oportunidad de visitar la ciudad en próximos días, vale la pena darse el lujo de observar el cielo a pedacitos a través de Cielos zacatecanos de Miguel Ángel Cid, que se inaugura este 19 de septiembre en el museo Zacatecano.

Se trata de una exposición fotográfica compuesta por 12 piezas que cosechan los cielos zacatecanos, distinguidos por una cualidad multifacética de iluminar los azules, de contornear los blancos, de incendiar los rojos y de hacer sentir afortunados a quienes vivimos bajo su extensión.

La serie supone no solo un reto sino que pone de manifiesto el oficio de observador de Miguel Ángel Cid, mismo que se materializa también en la presentación del catálogo Luz desecha (Policromía, 2019) que recoge su trabajo a los largo de 16 años. En las fotografías que integran el catálogo se percibe una etapa más incipiente y experimental que nos muestra incluso de forma literal un corazón sangrante y lleno de clavos o una escena llena de erotismo donde solo se atisban las manos pequeñas que abrazan a un torso. Son imágenes valiosas en tanto demuestran la búsqueda del fotógrafo y son inusuales también dentro de la producción de Cid ya que inmediatamente se decantó su objeto de estudio, la ciudad y sus alrededores, a excepción de una fotografía realizada en Guanajuato y otra en Real de Catorce, el resto tiene como protagonistas las formas y expresiones de Zacatecas.

Te puede interesar:  "El libro debe llegar al lector", dice Tomás Granados, nuevo director de Siglo XXI

Un amigo decía que había que ser muy poco sensible para no apreciar la belleza de la ciudad y que él dedicaría gran parte de su tiempo tan solo a observarla. Pues bien, justo es lo que Miguel Ángel ha hecho a lo largo de estos años, lejos de sentirse agobiado o atrapado ha encontrado la manera de darle una interpretación distinta en cada una de sus imágenes. Vemos retratados incluso procesos como restauraciones a edificios históricos, épicas nevadas y coincidencias o fragmentaciones de la arquitectura.

Muchos dirían que Miguel es un tipo con suerte, y no dudo de su buena estrella, pero también es alguien que se ha forjado en el oficio y que en el momento de hacer un clic, ya tiene planeada y concebida la toma, en muchas series hay un estudio previo. Como el caso de las imágenes realizadas con procesos antiguos, bajo los cuales se incluye una imagen o la hermosa serie de Resiliencias, que retrata a las personas con sus seres amados que ya fallecieron.

Cielos zacatecanos y Luz desecha estarán disponibles en las salas temporales el museo Zacatecano hasta finales de octubre de 2019.

Comments are closed.