Estaremos juntas

MESITA DE NOCHE | Estaremos juntos

Estaremos juntos y por supuesto, este 9M voy a pensar y a dedicar este paro a todas la mujeres que me han precedido, todas a las que hemos visto como abuelas, madres, tías y en las que poco hemos pensado desde su individualidad, desde su lucha y desde su soledad.

Zacatecas, 7 de marzo (MaremotoM).- Este 9 de marzo estaré en casa, mi hijo no tendrá clases en el kínder, así que estaremos juntos. En su escuela hay un director, un intendente y un cocinero, el resto del personal son mujeres y al igual que yo, y que muchas mamás y niñas, estarán en paro. Cuando mi hijo se queda en casa, mi rutina se trastoca y se va construyendo en el momento, siempre hago esfuerzos por mantener cierto orden en las tareas pero termino por ceder a ese desorden que se instala en mitad de semana. Pienso en el paro y creo que será algo similar, el caos que irrumpe, justo en el momento de más brío, será una suerte de no tiempo, que por supuesto, incomoda, incluso nuestro cerebro está habituado a una costumbre y a una rutina, que ese día no será.

Estaremos juntas
Foto: Eduardo Román Quezada Cortesía

No tenderé las camas, ni haré la comida, tampoco abriré la oficina desde casa, dejaré que el día transcurra entre bloques, plumones, personajes de Toy Story y películas. Estaremos juntos en un día que pretende visibilizar las barreras que me contienen como mujer y que lo contienen también a él como hombre. Su padre cocinará ese día y muy probablemente a la hora de dormir las camas sigan desechas. No importa. El día transcurrirá afuera no sé cómo porque no estaré ahí, tan solo imagino el desconcierto de quienes asistan y sientan esa perturbación, esa irrupción en la disposición de los roles, quizás se tranquilicen pensando que al día siguiente volverá todo a su curso y no sabemos si el agua volverá a su cauce. Al menos pretendemos que no sea al mismo caudal que se ha alimentando por décadas, sino que el agua se riegue y forme nuevos caminos.

Te puede interesar:  El amor en los tiempos del cólera o las desventuras de Rueda

Estaremos juntos y en alguna tregua del asedio infantil, me dedicaré a pensar en los motivos, porque los hay y los tenemos, no importa que pienses que te ha ido bien y has salido bien librada de más de una situación de riesgo, no importa que tengas un compañero, una familia, un trabajo, y creas que a ti no te pasa lo que al resto, o que no podría pasarte ni a ti ni a los tuyos. Porque no importa lo que pienses, de donde vengas, quien seas, igual pasa.

Mi motivo principal en esta lucha es poder guiar a mi hijo por un camino de igualdad, que pueda reconocer la fortaleza de las mujeres, elegir el color rosa si le gusta, decir te quiero a un compañero de clase con todo y que a cambio reciba un golpe duro en la cara y que aún así, no se avergüence. Estaremos juntos y por supuesto, este 9M voy a pensar y a dedicar este paro a todas la mujeres que me han precedido, todas a las que hemos visto como abuelas, madres, tías y en las que poco hemos pensado desde su individualidad, desde su lucha y desde su soledad. Todas ellas han sido sostén de familias enteras y no solo me refiero a su trabajo, sino al soporte emocional y afectivo que nos dieron y que nos nutrieron a pesar de todos los pesares que tuvieron que enfrentar en su vida. Hoy las reconozco y me reconozco en ellas, siento su dolor, su encierro, su silencio. Las escucho y doy voz, misma que se une a la de tantas, a las de ahora pero también a las que fueron y serán. Estaremos juntos, estaremos juntas.

Comments are closed.