MESITA DE NOCHE | Mala gente, de Alberto Ortiz

Zacatecas, 2 de mayo (MaremotoM).- Mala gente (IZC, 2018) la novela reciente del autor zacatecano Alberto Ortiz, parece estar escrita en un solo aliento y se lee de la misma manera porque una vez que la historia comienza el narrador no nos suelta hasta acabar. Lo que se cuenta es ficción; sin embargo, hay un fuerte anclaje con la realidad social de México, podríamos incluso ubicarla en la década de los setenta. Se parte de un hecho íntimo, la relación entre Javi y Rebeca, polos opuestos que coinciden en un contexto convulso de lucha obrera y estudiantil. Cada quien tiene un papel asignado y su historia es el pretexto para contar otras más que se conectan como red, la misma que sirve para sostener un sistema corrupto, el de cada día. Todos los implicados se unen a través de una voz que va hilvanando los hilos, Libertad, agente asignada para investigar el asesinato de un líder obrero. Sin proponérselo Libertad descubre y devela mucho más de lo que buscaba, responder a las preguntas de su propia historia, ya que sus padres participaron de manera protagónica en el movimiento obrero.

La escritora María Luisa Puga afirmaba que lo importante de contar una historia no era el centro sino todo lo que se construye alrededor, en ese sentido, Mala gente se conforma también por microhistorias de personajes que aunque no son protagónicos si terminan siendo coparticipes de los hechos y afectados por los mismos. Como el policía que es testigo de la represión a los obreros, además de los entresijos del orden y de los métodos de los cuales se valen para “cumplir con su trabajo”. Renegado de esa realidad decide huir y refugiarse en Estados Unidos. O de aquel chófer que vive sus días en función de lo que disponga el patrón, la rutina de cada mañana es tomar un café con leche y pan dulce, para después lavar cuidadosamente el carro en el que pasará el resto del día trasladando y haciendo encargos.

Te puede interesar:  La siniestra historia del “Mengele de Franco”

La novela posee muchas virtudes, la principal es que no cae en el cliché, se cuenta de una manera fluida y fresca a la que puede acceder cualquier lector. La portada está ilustrada por una obra de Miguel Ángel Cid, sobresalen pinceladas blancas sobre un fondo rojo y dos venas que se unen y conducen hacia un rojo intenso que domina una tercera parte de la composición. Venas que bien podrían tratarse de Javi y Rebeca, fusionados en el impetuoso y caliente chorro de sangre que fluye entre ellos.

Mala gente fue beneficiada por la convocatoria de apoyo a publicaciones del Instituto Zacatecano de Cultura en su emisión 2017. Como el caso de todas las publicaciones institucionales hace falta que el editor se comprometa a darle al libro la dimensión y trascendencia que amerita a través de una campaña de difusión y distribución de los ejemplares, además de una versión digital a disposición de cualquier interesado.

Mientras tanto hay que dirigirse al departamento editorial del IZC para solicitar un ejemplar, que por cierto debe entregarse de manera gratuita, ya que se trata de recursos públicos. Aquí su página https://culturazac.gob.mx/

Comments are closed.