Mi bitácora | Ámsterdam en primavera

Ámsterdam, 4 de abril (MaremotoM).- Comienzo esta visita a Amsterdam al inicio de la primavera, es una tarde nublada y fresca en la que va oscurecer hasta dentro de varias horas. Dejo las maletas en el hotel céntrico para salir de inmediato a caminar por las estrechas calles y los canales pintorescos de Amsterdam.

Inevitable notar la velocidad y la cantidad de  bicicletas ¡Algunas pasan rozándote y casi te tumban!. El 58% de los locales se mueve en bicicleta y el 35% de los traslados son hechos por este medio, en comparación al 22% que se hacen en coche. De igual manera, sorprende la cantidad de bicicletas que son tiradas al agua, cada año se sacan unas 12 000 de los canales.

El ciclismo es esencial en la identidad de Ámsterdam, cuenta con aproximadamente 881,000 bicicletas y 767 Km de ciclopistas. Una de ellas tiene la peculiaridad de atravesar el Rijksmuseum, lo que lo convierte en el único museo que puede ser recorrido en dos pedales. Ciertamente una de las citas obligadas en esta ciudad es admirar la obra de los locales más célebres: Rembrandt y VanGogh.

Otra singularidad de las calles de Ámsterdam, más específicamente en el barrio rojo, es la legalidad de la prostitución. Dicha zona se distingue por las vitrinas con las mujeres casi desnudas haciendo señas a los posibles clientes para que entren a sus cabinas. Es común ver cómo los que se animan, abren la puerta de cristal y al momento se cierran las cortinas ¡Adiós mirones, sigan caminando!

Te puede interesar:  Cuatro aspectos que definen a los nuevos líderes de la revolución turística en Latinoamérica

Hay que tener en cuenta que está prohibido tomar fotos de dicho ritual. En todas las vitrinas se puede observar la prohibición de cámaras y celulares. A propósito de legalidad, en Ámsterdam es notoria la omnipresencia de los coffee shops, en donde está a la venta una increíble variedad de productos legales hechos con marihuana… ¡vaya,  hasta jelly beans!.

Pasando al tema gastronómico, en un viaje siempre hay que probar los productos locales. Me detengo en alguna de las muchas tiendas de quesos para probar todas las variedades disponibles, incluido un queso color azul turquesa que entre otros ingredientes lleva lavanda.

Algo fabuloso y divertido para visitar es This is Holland una proyección que mediante tecnología asombrosa simula un vuelo sobre Holanda. Realmente disfruté ver toda Holanda desde el aire, tanto que yo le cambiaría el nombre por “This is amazing”.

En Amsterdam viven personas de aproximadamente 180 países, una de los abanicos de nacionalidades más variados en el mundo. Es también una de las ciudades con menor índice de criminalidad, se puede recorrer con esa sensación de seguridad que no cualquier lugar te puede ofrecer.

La gente local en Ámsterdam es amable, educada y cordial. Una experiencia inolvidable esta visita a la dinámica capital de Holanda.

4 Comments

  1. Muy interesante, me encanto!!!

  2. Padrísimo!!!!! 👏🏻👏🏻👏🏻

  3. Por favor cambie su e-mail que está incorrecto — no es ltirado@gmail.com 😉

  4. Me encantó!