Andrea Chapela

“Mi libro son pequeños lugares de intimidad en ciudades futuristas”: Andrea Chapela

Está en lo nuevo de Almadía, con el gran diseño de Alejandro Magallanes y tiene que responder el tema de las mujeres en la literatura, el tema de las mujeres en la ciencia ficción, el tema de los jóvenes en los géneros, esas cosas que siempre preguntamos los periodistas.

Ciudad de México, 13 de octubre (MaremotoM).- Hay una nueva escritora que se llama Andrea Chapela, nació en 1990 y ahora presenta el libro Ansibles, perfiladores y otras máquinas del ingenio (Almadía) y lo primero que le digo es la gran alegría que hay en el ambiente literario por este libro.

Es cierto. Porque el libro trae unos relatos de ciencia ficción aplicados a la vida cotidiana en el futuro, aunque la distopía ya la estamos viviendo y en ese sentido Andrea no es sólo joven, también es muy inteligente y aparece con una gran incertidumbre frente al futuro.

Está en lo nuevo de Almadía, con el gran diseño de Alejandro Magallanes y tiene que responder el tema de las mujeres en la literatura, el tema de las mujeres en la ciencia ficción, el tema de los jóvenes en los géneros, esas cosas que siempre preguntamos los periodistas.

Traga saliva y responde que “desde el principio para mí fue importante ponerme limitaciones, porque esos límites posibilitan la creatividad. En este caso, supe que cada cuento tenía que estar protagonizado por mujeres, sobre todo porque me interesaba que era una actitud política, ser mujer. Sentía que era importante que lo hiciera en la ciencia ficción, que fue un género dominado por hombres”, dice Andrea Chapela.

“Yo llego a la ciencia ficción porque escribí una serie sobre el tema cuando era más joven y es el género que me interesa leer. Todos estos lugares donde el escenario es otro grado de libertad, donde puedes crear una situación nueva, sobre la pregunta ¿Qué pasaría si…? Aprendí a escribir cuentos con este libro, quería tratar de escribir sobre los cuentos cotidianos del futuro. Estos pequeños lugares de intimidad en ciudades del futuro”, agrega.

Es cierto que hay una distopía, pero los personajes de Chapela son entrañables y uno los reconoce y los quiere inmediatamente. Hay una Ciudad de México inundada y la gran pregunta del libro es cómo transformarán estas máquinas de ingenio las experiencias del amor, la amistad, la culpa, el envejecimiento o la muerte.

Andrea Chapela
“¿Qué pasa con nuestra humanidad hacia adelante?”, pregunta la autora. Foto: Cortesía Facebook

“¿Qué pasa con nuestra humanidad hacia adelante?”, pregunta la autora, en un contexto donde no se pregunta tanto por la literatura de género o la literatura de mujeres.

“Tenemos conversaciones en donde estas etiquetas se están moviendo. Las etiquetas son útiles para explicarles al lector el punto de partida. El autor siempre se mueve con todas las herramientas. Los géneros son herramientas que tengo, que he estudiado, que he tratado de entender cómo se hacen y parte del reto es combinarlas”, expresa.

Te puede interesar:  Escríbele Sélector: La primera plataforma mexicana realiza el primer concurso de cuento

“Nos estamos moviendo hacia un mundo donde eso es menos importante”, agrega.

La otra vez decía el escritor Julián Herbert en un muro de Facebook que ya los escritores dejen de hablar de distopía. Lo cierto es que en Ansibles, perfiladores y otras máquinas del ingenio hay algo que parece superar esa categoría. ¿O será que nosotros ya estamos viviendo en la distopía?

“Este año sobre todo vivimos en la distopía. La ciencia ficción ya es el presente”, dice Andrea.

Andrea Chapela
El libro forma parte de lo nuevo de Almadía. Foto: Cortesía

“Sí hablo del futuro en un sentido imaginativo de pensar qué pasaría si… Uno de los cuentos que me parecía como fantástico era cuando una pareja estaba discutiendo si quiere ponerse un chip para escuchar los pensamientos del otro, pero también creo que lo que nos hace humanos se juega con las relaciones que tenemos con otro. Este año hay un cerdo que tiene un chip”, agrega entre risas.

“No me interesa pensar en distopías, lo que me interesa es qué pasa con nosotros, con nuestras relaciones, la tecnología no se va a detener y somos nosotros los que tenemos que decidir si nos influye o no”, afirma.

Es interesante ver la enorme inteligencia de Chapela en el sentido de pensar en lo humano como un tiempo cíclico que siempre se toca. Le comento que en los 80, cuando yo era joven, el cineasta alemán Wim Wenders habló precisamente de escuchar el pensamiento del otro en la película clásica Las alas del deseo.

“Hay mucho de eso que tenemos que decidir. La memoria es una provocación que ha estado en toda la literatura y la ciencia ficción tiene otras herramientas para entrar en ese tema”.

¿Qué pasa con los jóvenes? “Siento que la juventud se ha extendido. Creo que hay una parte de las expectativas en qué queríamos ser cuando fuéramos adultos se ha ido desarmando. Pensar en tener hijos, tener un buen trabajo, son limitantes sociales que han cambiado la percepción de ser adultos o de ser joven”, expresa.

Andrea Chapela
Mañana es la presentación de este gran libro. Con la participación del escritor Yuri Herrera. Foto: Cortesía

“A veces pienso en cierta apatía, en cierta desesperanza, en ese mundo que para cambiarlo representa una batalla perdida, la generación que quiso cambiar el mundo no lo logró. ¿Cómo se hace una revolución?”, se pregunta.

Comments are closed.