Gustavo Pérez

“Mi relación con el barro tiene que ver con mi oficio”: Gustavo Pérez

Autorretratos. Blanco y negro está en la Celda Contemporánea del Claustro de Sor Juana, hasta agosto próximo.

Ciudad de México, 17 de julio (MaremotoM).- Reconocido como uno de los grandes ceramistas de México, el maestro Gustavo Pérez expone su obra reciente que, bajo el título Autorretratos. Blanco y negro, sigue hasta el mes de agosto en la Celda Contemporánea.

La exposición está integrada por 220 piezas elaboradas en cerámica de alta temperatura y cuya museografía es un recorrido por la variedad de temas que el artista ha desarrollado a lo largo de su vida: “muestra cómo avanza mi trabajo, probando muchas ideas y cómo es que esas ideas cambian gradual o radicalmente con el tiempo”.

Algo que caracteriza a la exposición -de ahí su nombre- es que todas las piezas son blancas o negras, “una decisión que me permitió establecer un límite, una definición más clara de lo que hago”.

Desde hace ocho años, Gustavo Pérez no había expuesto en la ciudad de México. Hasta ahora es el único ceramista que ha expuesto en el Palacio de Bellas Artes (2011). Su obra es vital, su trabajo se caracteriza por una dedicación fundamental a las posibilidades creativas que ofrece el torno de alfarero. Aunque ha creado algunas series de piezas hechas con otras técnicas, el torno sigue siendo el centro alrededor del cual gira todo lo que elabora: de la alfarería a la escultura.

Gustavo Pérez, Ceramista. Exposición en el Claustro
Gustavo Pérez, ceramista, inaugura la exposición en el Claustro, junto a la directora, Carmen Portillo. Foto: Claustro Sor Juana

–¿Cómo ha sido la relación con el barro durante los 50 años que ha trabajado este material?

Te puede interesar:  Todo listo en Málaga para la primera entrega de los Premios Carmen Academia de Cine de Andalucía

–A lo largo de casi 50 años, mi relación con el barro ha sido siempre a partir de una atención muy grande a lo artesanal, al oficio. Pero de ninguna manera asumiendo el carácter supuestamente estático de la producción artesanal, sino más bien las infinitas posibilidades de utilizar las técnicas tradicionales para ir siempre más allá, sabiendo que en ese proceso aparecen siempre formas nuevas.

–¿A la cerámica se la considera un arte?

–Es una realidad muy importante que sin la cerámica que existe en tantos museos del mundo muy poco se sabría de muchas culturas de la antigüedad. Pero quizás la pregunta surge de la idea de que el Arte con mayúscula ha sido por mucho tiempo solamente la pintura y la escultura. Idea que en la actualidad no se sostiene más. Y a decir verdad es una cuestión a la que nunca he prestado atención. Porque la cerámica desde luego que puede ser arte.

–¿Por qué hay pocas exposiciones en recintos como el Palacio de Bellas Artes?

–Quizás la poca presencia de la cerámica en los recintos del arte se deba justamente a esa idea convencional que mencionaba antes: que la cerámica es arte menor o arte aplicado… o artesanía. Ante la cual, mi posición es que en vez de quejarse y lamentarlo, lo que se tiene que hacer es un trabajo que por su calidad vaya encontrando cabida en esos espacios.

Comments are closed.