Sophie Kinsella

Mi vida (no del todo) perfecta o la importancia en las redes sociales

Por Mónica CZ

Ciudad de México, 15 de septiembre (MaremotoM).- Katie Brenner siempre ha soñado con tener un buen trabajo y una vida glamorosa en Londres, de la cual presumir en su cuenta de Instagram. Pero la realidad es bastante diferente, ya que vive en un apartamento minúsculo y su trabajo no es tan bueno como le gustaría. La vida de la que presume en internet es una fantasía, pero mantiene la esperanza de que algún día se convierta en realidad. Pero todas sus ilusiones se van al traste cuando su jefa la despide y tiene que volver a su hogar y ayudar a su familia a poner en marcha un nuevo negocio de turismo rural.

Una de sus primeras clientas será su exjefa Demeter, con la que tal vez tenga en común más de lo que piensa. Katie cree que ha llegado su oportunidad, pero no puede evitar preguntarse si debería vengarse de la mujer que arruinó sus sueños o si es mejor intentar recuperar su trabajo.

¿Qué pasa si al fin y al cabo ninguna de las dos tiene una vida perfecta?

Sophie Kinsella
Un libro divertido y fresco. Foto: Cortesía

“Mi vida (no del todo) perfecta” es la nueva novela de Sophie Kinsella, autora de sobra conocida, pero que no había tenido el gusto de leer hasta ahora.

En ella nos presenta a Katie Brenner, una joven que ha dejado atrás la vida en el campo buscando triunfar en Londres y para ello ha renunciado a varias cosas: su nombre, por ejemplo, deja atrás Katie para ser Cat, -un nombre más sofisticado y acorde con su situación actual-, o su acento, que trata de ocultar para encajar mejor. Su apariencia también es distinta y presume en Instagram de una vida que no le pertenece. La vida perfecta que siempre quiso tener y de la que presume, es una mentira.

Como vemos la premisa no es muy original -una chica joven que busca hacerse un hueco en el mundo del marketing y la publicidad y que es el último mono en la empresa- pero sí cuenta con temas de lo más actuales y preocupaciones realistas, como un alquiler demasiado caro, la poca vida social que su sueldo le permite, las dificultades en el mundo laboral o los malabarismos con las cuentas para llegar a fin de mes.

Te puede interesar:  El siglo solitario y la virtud ensayística del joven escritor Guillermo Santos

La trama está dividida en dos partes:

En la primera conocemos a Cat y su vida en Londres; su verdadera vida, no de la que presume en Instagram. También nos presenta a varios personajes que tendrán peso en la historia, entre los que destacan su jefa Demeter, sus compañeras de trabajo y Alex, un joven que aparece en su vida de manera repentina, y resulta ser su jefe.

En la segunda parte conoceremos la vida familiar de Katie, su vida en la granja tras el despido y la nueva oportunidad que le espera; la de ayudar a crear un nuevo negocio, un glamping, un camping glamuroso. Aquí veremos a la verdadera Katie, alejada del personaje que construyó en Londres.

Katie es un personaje fresco y realista, con una personalidad muy bien definida, que se adentra en el mundo adulto con todos los problemas y realidades que eso conlleva, que evoluciona bastante a lo largo de la novela y con el que resulta fácil empatizar.

Demeter será otro de los personajes importantes de la novela, una mujer que en apariencia posee la vida perfecta -llena de lujos, con un trabajo genial y una familia adorable- pero que, en el fondo, no es tan perfecta ni diferente a la vida de Katie. Son dos polos opuestos que tienen más en común de o que creen.

En cuanto a personajes secundarios, destacar a Mick, el padre de Katie, un hombre bonachón y emprendedor, que ha criado solo a Katie; Biddy, la pareja de su padre, una mujer alegre y vivaracha que posee un gran corazón y por supuesto Alex, un hombre divertido e inteligente que aportará el romance y un poco de chispa a la vida de Katie.

La narración en primera persona, desde el punto de vista de la protagonista, nos permite conocer en profundidad al personaje y ponernos en su piel. Kinsella posee un estilo directo y ágil, lleno de humor, ironía y sarcasmo, que logra enganchar desde la primera página.

En definitiva, “Mi vida (no del todo) perfecta” es una lectura entretenida, desenfadada y divertida, que invita a reflexionar sobre la imagen que proyectamos a los demás en las redes sociales, los valores familiares y la importancia de perseguir los sueños.

Comments are closed.