Michael K.Williams

Michael K.Williams revive con su propia voz en Escenas de mi vida

Imbuido de conmovedor y cruda honestidad, Escenas de mi vida es la historia de un artista que lo dio todo en todo lo que hizo, con su propia voz, con sus propias palabras, como solo él podía hacerlo.

Ciudad de México, 10 de agosto (MaremotoM).- “La profundidad de mi amor por este hermano, solo puede ser igualada por la profundidad de mi dolor al enterarme de su pérdida. Un hombre inmensamente talentoso con la capacidad de dar voz a la condición humana retratando las vidas de aquellos cuya humanidad rara vez se eleva hasta que canta su verdad”, escribió el actorazo Wendell Pierce.

“Estaba orgulloso del artista en el que se había convertido y me pidió consejo mucho después de haber superado cualquier incitación que pudiera haber compartido. Siempre sincero, nunca falso. La más amable de las personas. Como dos niños traviesos, nos reíamos y bromeábamos cada vez que nos encontrábamos. Como en Baltimore hace años”, agregaba la hermosa y talentosa figura de Treme.

Su rostro cortado al medio, su cara de malo, en el hombre que era el más bueno de la serie, con una ternura que le daba su condición homosexual, una voz insondable, derivada quizás de su mala vida, me impresionaron hasta los tuétanos. Tenía 54 años, un actor de mi generación; sin embargo, cuando yo lo miraba en The Wire auguraba las buenas cosas que le pasaron a partir de ese personaje.

Todo en él para mí era futuro. De hecho, había firmado contrato para hacer la película sobre George Foreman, el ex campeón peso pesado de boxeo, un papel en el que hubiera destacado.

Williams, candidato a tres premios Emmy y que seguramente se lo darán “póstumo” en la próxima ceremonia, era un adicto. Ya lo sabíamos y él se había encargado de decírnoslo. De hecho, cada tanto declaraba: “Ahí voy luchando, lucho día a día”. Hasta que no pudo más: una droga de fentanilo y heroína, mortal dicen los médicos, terminó con su vida. Estaba en su apartamento de Brooklyn, Nueva York y obviamente que pensé en ese otro actor inmenso, Philip Seymour Hoffman, que se fue un poco antes, pero que también había caído en la tentación de las drogas.

Las noticias muestran que los narcomenudistas que le vendieron el cóctel que lo llevó a la muerte están detenidos, pero nada como devolver la vida a un actor tan querido como extrañado.

Ahora, a un año de su muerte, Penguin Random House saca su autobiografía en inglés Scenes from My Life, deseando nosotros que venda mucho para que pronto esté traducida al español, de tanto que lo queríamos a Omar Little.

Te puede interesar:  Última función de la ópera La sed de los cometas en la tercera jornada del Festival CulturaUNAM

Una memoria conmovedora e inquebrantable de éxito ganado con esfuerzo, luchas contra la adicción y una misión de por vida para retribuir, del difunto actor icónico amado por sus papeles en The Wire, Boardwalk Empire y Lovecraft Country.

Cuando Michael K. Williams murió el 6 de septiembre de 2021, dejó atrás una carrera como uno de los actores más electrizantes de su generación. Desde su papel estelar como Omar Little en The Wire hasta Chalky White en Boardwalk Empire y papeles candidatos al Emmy en The Night Of y Lovecraft Country de HBO, Williams ocupó una gran cantidad de papeles indelebles que interpretó con una crudeza y una vulnerabilidad que saltaron de la pantalla.

Más allá de los premios y la aclamación, Williams interpretó personajes que conectaban, cuya humanidad no podía negarse, cuyas historias con demasiada frecuencia quedaban fuera de la narrativa principal.

En el momento de su muerte, Williams casi había terminado una memoria que cuenta la historia de su pasado mientras mira hacia el futuro, un libro que fusiona su vida y el trabajo de su vida. Mike, como lo conocían sus amigos, era mucho más que un actor.

Michael K.Williams
Que pronto la traduzcan. Foto: Cortesía

En Escenas de mi vida, rastrea su vida en su totalidad, desde su infancia en East Flatbush y sus primeros años como bailarín hasta sus batallas contra la adicción y la pelea en el bar que dejó su rostro con su cicatriz distintiva.

Era un activista y residente de Brooklyn comprometido que dedicó su vida a trabajar con organizaciones de justicia social y su comunidad, especialmente para ayudar a los jóvenes en riesgo a encontrar su voz y forjar su futuro. Williams trabajó para mantener el foco de atención en aquellos por los que luchó y con quienes creía con todo su corazón.

Imbuido de conmovedor y cruda honestidad, Escenas de mi vida es la historia de un artista que lo dio todo en todo lo que hizo, con su propia voz, con sus propias palabras, como solo él podía hacerlo.

Jon Sternfeld es exeditor, autor de Unprepared y coautor de Crisis Point con los senadores Tom Daschle y Trent Lott, A Stone of Hope con Jim St. Germain y A Forever Family con Rob Scheer, entre otros libros de no ficción. Vive en Nueva York y ha terminado este libro.

Comments are closed.