Sergio Checo Pérez

Mónaco 2022 y la conquista de Checo Pérez: Esta victoria muestra lo difícil que es para los latinoamericanos hacer una campaña exitosa en este deporte

“Checo, estabas muy frustrado después de la clasificación (del sábado), mírate ahora”, le recordaron. “Sí, esto es Fórmula 1”, señaló el vencedor de Mónaco, “Vas de un extremo al otro en cuestión de segundos. Es un día para disfrutar. No pienso demasiado en lo que viene porque hoy es un día enorme para mí”.

Ciudad de México, 30 de mayo (MaremotoM).- La emotiva victoria de Sergio Pérez en el ahora controvertido Grand Prix de Mónaco alcanza una especial significación, de acuerdo a su protagonista, porque se inscribe en un proceso deportivo de alta complejidad, como el mismo piloto de RedBull se encargó de subrayar tras la conquista: “En este momento soy el único piloto mexicano, o incluso latinoamericano, en la parrilla. Entonces, eso muestra lo difícil que es para nosotros entrar en la Fórmula 1 y tener una campaña exitosa”. Además de esa valoración, en la larga conferencia de prensa que organiza la FIA, Pérez dejó conceptos muy claros sobre lo sucedido en la carrera y el futuro:

“Checo, estabas muy frustrado después de la clasificación (del sábado), mírate ahora”, le recordaron. “Sí, esto es Fórmula 1”, señaló el vencedor de Mónaco, “Vas de un extremo al otro en cuestión de segundos. Es un día para disfrutar. No pienso demasiado en lo que viene porque hoy es un día enorme para mí”.

Respecto a la fase en la que logró adelantar a Charles Leclerc y descontarle 20 segundos a Carlos Sainz, con cubiertas intermedias, el mexicano la interpretó de esta forma: “Era bastante obvio en ese momento que la pista estaba lista para los slicks, especialmente con los neumáticos para piso mojado ya sobrecalentados, pero no estaba claro para mí si podíamos seguir adelante y hacer lo que hizo Carlos, yendo directamente hacia el slick. Pero creo que en esa fase no perdimos tanto… Bueno, se podía ver con Carlos, que perdió tanto tiempo de carrera que yo ya estaba detrás de él, pero nuevamente, logramos mantenernos fuera, presionamos cuando necesitábamos, para hacer que la goma intermedia trabajara. Creo que fue una gran combinación, el equipo me decía qué hacer, cómo aprovechar al máximo el resultado de hoy. Conseguimos que funcionara. Suena fácil. Pero en estas condiciones, empujar pero no cometer errores y no dar un paso en falso nunca es fácil de lograr en Mónaco”.

Pese a que su vuelta de regreso a pista con intermedias fue calificada por Sainz como la clave del triunfo, insistió en que, a bordo del RedBull RB18 n° 11, por un momento creyó que la estrategia del español había sido más inteligente: “Cuando estaba en los intermedios, me sentí como… ‘creo que la cagamos’, porque la pista estaba bastante seca y parecía que solo era cuestión de vueltas antes de que necesitáramos ir a los slicks. Sí, en ese momento, todavía era solo el cruce entre los intermedios que eran un poco más rápidos, pero debido al calentamiento de los neumáticos slicks y es donde pudimos marcar la diferencia para Carlos cuando paró para poner ese neumático (vuelta 21). Pudimos tener una vuelta muy rápida, empujamos muy fuerte y sí, el neumático estaba allí y la pista estaba seca para los neumáticos slicks. Dicho esto, las primeras vueltas han sido bastante difíciles, especialmente con las duras, porque el calentamiento ha sido un poco complicado. No se le pone mucha energía (a las cubiertas) en Mónaco, así que… Estuve charlando con Max, la cantidad de veces que incluso Carlos, estuvo tan cerca de los 15, para tocar la barrera. Estuve tan cerca, Max, que todos tuvimos grandes momentos en que la carrera podría haber terminado”.

En cambio, la decisión de utilizar cubiertas de compuesto medio para la última fase del Grand Prix no mereció preocupación, a juicio del piloto de Guadalajara. “Estaba claro que iba a ser una partida en movimiento y pensamos que luego sería una carrera relativamente corta, pero aun así hubo muchas vueltas. Y estoy seguro de que si volviéramos a hacer (toda) la carrera, elegiríamos un neumático diferente”.

Te puede interesar:  Perseveren en lo que despierta la emoción: Irene Vallejo

Las últimas vueltas acabaron por ser la porción más dulce de la carrera para el mexicano, aunque no siempre fue sencillo: “Sí, sentí que tenían la carrera bajo control bastante, bastante fácil. Sentí que no estaba presionando realmente. Y luego, de repente, comencé a tener mucho subviraje en (las curvas) 3 y 4, vuelta tras vuelta, y pude ver que Carlos estaba a mi lado. Y pensé, bueno… Todavía tenía muy buena tracción en la curva 8, así que todavía estaba un poco cómodo con ella. Pero al entrar en la curva 10 sabía que era muy importante no cometer un error porque si cortas la chicana tienes que devolver a la posición. Así que Carlos estaba poniendo mucha presión. Luego, hacia el final, logré controlar un poco el desgaste de la cubierta. Una vez que logré abrir un poco de espacio, pude hacer mi línea normal a través de 3, 4, 5 , que ya trajo algo de tiempo de vuelta y logramos llevar el auto a la meta de una forma un poco más segura”.

La motivación por dedicarle la carrera a Pedro Rodríguez también tuvo una explicación. “En términos de historia del deporte, soy un gran admirador de mi deporte. Entonces, sin duda, sé lo que significa ganar una carrera como ésta. Quiero decir, todas son muy importantes, pero ciertamente esto es muy especial. Y ocupa un lugar muy, muy alto en la lista de mi país. Y sí, ciertamente siento que en este momento soy el único piloto mexicano, o incluso latinoamericano, en la parrilla. Entonces, eso muestra lo difícil que es para nosotros, no digo que para los pilotos europeos sea fácil, pero solo muestra lo difícil que es para nosotros entrar en el deporte y tener una campaña exitosa en este deporte. Es bastante difícil, pero tengo que decir que estoy muy orgulloso de ello”.

Sergio Checo Pérez
Todo Red Bull festejando. Foto: Cortesía Facebook

“Checo está ahora a solo 15 puntos de ti en el campeonato”, le preguntaron a Verstappen. “¿Lo ves como un potencial rival por el título? Claramente tienes una buena relación ¿Crees que eso cambiará cuando las cosas se calienten?”

“No creo que nuestra relación vaya a cambiar”, opinó el campeón.

“Vamos a seguir enamorados, ¿cierto?”, bromeó su compañero.

“Sí, absolutamente. ¿Por qué tendría que cambiar eso? Trabajamos muy bien como equipo. Siempre tratamos de optimizar el auto y trabajar para el equipo y podemos aceptar cuando alguien hace un buen trabajo o lo hace mejor, y creo que eso es muy importante porque así es como se respetan los unos a los otros. Sí, que al final gane el mejor, ¿no? Siempre, por supuesto, tratamos de hacer lo mejor que podemos en la pista, pero también nos respetamos mucho y tratamos de sumar la mayor cantidad de puntos posible cada fin de semana para el equipo”, apuntó el líder del Mundial.

La victoria en el GP de Mónaco pudo haber sido el primer paso hacia la Triple Corona que un solo piloto, Graham Hill, consiguió. Pero no parece desafiar la imaginación de Pérez. “No tengo ningún interés para ser honesto. En resistencia (WEC), no sé si correré algún día. No me parece. Creo que una vez que termine con la Fórmula 1, necesito volver y cuidar a mis hijos. Ya tengo tres,. así que sí, estaré bastante ocupado. Creo que eso es más para estos dos tipos (Verstappen y Sainz)”.

“No tengo ningún deseo de perseguir la Triple Corona”, señaló el campeón mundial. “La Triple Corona? No, gracias” apuntó el español. Y allí fue Checo a zambullirse en la piscina…

Fuente: Pablo Vignone / Original aquí.

Comments are closed.