Moramay Kuri

Moramay Kuri, el ojo que mira, el alma que siente | ¿Qué retrataron durante el confinamiento?

“De este modo, los fotógrafos en confinamiento se vieron obligados a ver nuevamente lo cercano, lo íntimo, lo cotidiano; aprendieron a sorprenderse con espejos, con habitaciones a medio hacer; se reencontraron con sus cuartos de baño, con el laboratorio íntimo de sus cocinas”, dice Mora.

Ciudad de México, 2 de febrero (MaremotoM).- Moramay Kuri tiene un ojo que mira todo el ambiente literario, toda la fotografía, toda la pintura. Es una gran observadora y además, cuando observa, siente.

Hace mucho que esperábamos una muestra fotográfica llevada por su mano y esto se concretará el próximo 9 de febrero en el Claustro Sor Juana.

La muestra se llamará Esperanza, habrá 16 fotógrafos y miraremos las imágenes durante el confinamiento. La exposición nació de la sensibilidad de la también fotógrafa y Directora de Difusión Cultural hacia el coronavirus y la pandemia.

¿Qué retrataron los fotógrafos durante el confinamiento? Ésta es la premisa planteada por Moramay Kuri, quien integró la obra de 16 creadores de imágenes en la muestra Esperanza, que se abrirá a partir del martes 9 de febrero en la Celda Contemporánea de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

La exposición está conformada por 70 obras de Rogelio Cuéllar, María Luisa Passarge, Lourdes Almeida, Juan San Juan, Brian Would, Natalia Alonzo, Andrés de la Cruz, Cecilia Rodarte, Javier Hinojosa, Giovanni Rodríguez, Antonio Martorell, María Fernanda Wray, Carlos Walraven, Tamurá Albalá, Olmo Mariano Ayala y la propia Moramay Kuri.

Moramay Kuri
“Nombramos a nuestra exposición Esperanza, porque venimos aquí a buscar, y acaso a encontrar, lo que hemos perdido”. Foto: Cortesía Facebook

“De este modo, los fotógrafos en confinamiento se vieron obligados a ver nuevamente lo cercano, lo íntimo, lo cotidiano; aprendieron a sorprenderse con espejos, con habitaciones a medio hacer; se reencontraron con sus cuartos de baño, con el laboratorio íntimo de sus cocinas; descubrieron las islas de sus pies, encallaron en las caderas de sus parejas, sobrevivieron en los ojos de sus hijos. Aprendieron a ver las cosas y las situaciones más familiares como si fueran ajenas, a veces monstruosas. Pero sobre todo aprendieron a ver ni más ni menos que el tiempo, a hacer de la imagen la consciencia del tiempo, el tiempo como gran escultor, como ogro devorador. Y ahí podemos contemplarnos todos”, afirma Kuri.

Te puede interesar:  "El libro debe llegar al lector", dice Tomás Granados, nuevo director de Siglo XXI

“Cada una de esas fotos son testimonio de lo que nos ha pasado a ti y a mí, y a través de ellas estamos reconstruyendo el mundo, objeto por objeto, retrato por retrato, paisaje por paisaje; lo estamos dotando nuevamente de la humanidad que perdieron, y por eso nombramos a nuestra exposición Esperanza, porque venimos aquí a buscar, y acaso a encontrar, lo que hemos perdido”, agrega.

“No usamos ningún otro criterio que no fuera el de la sorpresa de lo cotidiano, el del regocijo visual, pero también el de la esperanza”, afirmó con respecto a la curaduría de la exposición.

Moramay Kuri
Los fotógrafos en confinamiento se vieron obligados a ver nuevamente lo cercano, lo íntimo. Foto: Cortesía Facebook

Moramay Kuri está convencida de que la exhibición tiene la vitalidad de un paseo por un antiguo mercado, por tiendas recónditas que nos recuerdan a Las mil y una noches, donde los personajes se encuentran lo mismo con un objeto perdido que con una lámpara maravillosa. Y justo en medio de todo ese pasaje, como los que describió Walter Benjamin, quisimos encontrar también la esperanza.

La muestra puede ser visitada a través de la página de Facebook del Claustro de Sor Juana.

Comments are closed.