Día de la tierra

Mucho más que una cumbre

Hace algunos años, la Asamblea General de la ONU definió que el 22 de abril pasaría a ser reconocido como el Día Internacional de la Madre Tierra. Este jueves 22, Biden inaugurará la cumbre virtual de líderes mundiales sobre el clima. México es uno de los cuatro invitados especiales de Latinoamérica.

Ciudad de México, 19 de abril (MaremotoM).-Joe Biden inaugurará la cumbre virtual de líderes mundiales sobre el clima en el mismo momento que entrará en vigencia el Acuerdo de Escazú.

La defensa medioambiental fue uno de los principales ejes de campaña del presidente demócrata. El tema cruza tanto a la política doméstica como a la internacional. Puertas adentro, Biden prepara un borrador de decreto con el nombre “Riesgo financiero relacionado con el clima” mediante el cual buscará regular a las empresas en los riesgos relacionados con el clima. Puertas afuera, quiere que su país vuelva a ocupar un lugar de liderazgo global en el tema.

La reincorporación al acuerdo de París de 2015 que el expresidente Donald Trump había rechazado, la designación en el tema de un hombre fuerte como el exsecretario de Estado John Kerry y la iniciativa de este encuentro muestran que sus objetivos son claros.

La cumbre, que empezará el jueves, funcionará como la antesala de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de noviembre en Glasgow y contará con la presencia de 40 jefes de Estado invitados por Biden. Solo cuatro de ellos son de América Latina: Andrés Manuel López Obrador, Iván Duque, Jair Bolsonaro, Sebastian Piñera y Alberto Fernández. Los representantes del gobierno estadounidense buscarán vincular los temas ambientales a la creación de puestos de trabajo y nuevas tecnologías teniendo en cuenta las condiciones más complicadas de los países de menores recursos.

Te puede interesar:  La débil mental, un diálogo entre madre e hija que salpica a los lectores buena literatura
Día de la tierra
Día de la tierra

También estará en agenda el tema del Amazonas en Brasil. Después de la asunción de Jair Bolsonaro, la destrucción de esta selva tropical aumentó un 34% en 2019 más que el año anterior. El miércoles pasado, Bolsonaro le mandó una carta a Biden, en la que prometió que Brasil pondría fin a toda la deforestación ilegal para 2030 sin pedirle nada a cambio. Estados Unidos espera poder anunciar los avances sobre la protección de la selva después de más de un mes de conversaciones privadas con el gobierno brasileño.

Pero esta cumbre no responde solo a una cuestión ambiental, sino que también intenta volver a ubicar a Estados Unidos como líder mundial. El problema está en que después de cuatro años de Trump varios líderes mundiales ven con desconfianza el rol de Washington. No será nada fácil para bien cumplir sus promesas de liderar el esfuerzo mundial para enfrentar el cambio climático ni tampoco recuperar el lugar de poder que perdió en el mundo en los últimos cuatro años.

Fuente: Cenital / Original aquí.

Comments are closed.