Pilar Quintana

No me extraña que la novela genere cierta resistencia porque estamos en un mundo machista: Pilar Quintana

Pilar Quintana envió con su agente la novela al Premio Alfaguara, pensando que es como la lotería, juegas pero sabes que no vas a ganar. “Yo de verdad no me lo esperaba, porque soy mujer, porque mi literatura no es sobre el afuera, la historia, el conflicto, es una literatura más grande que la mía. Sí significa el reconocimiento a la labor de las mujeres escritoras”, dice.

Ciudad de México, 16 de abril (MaremotoM).- “Quintana hace maravillas con su prosa desilusionada, sobria, poderosa”, ha dicho otro escritor colombiano, Juan Gabriel Vásquez, sobre su compatriota y colega Pilar Quintana, quien ahora presenta Los abismos, después del éxito de Las perras y que ha ganado el Premio Alfaguara 2021.

Claudia vive con sus padres en un apartamento invadido por plantas que se estiran para tocarla. Como todas las familias, la suya contiene una crisis y solo hará falta que algo o alguien llegue a detonarla. Es una historia chiquita, como dice que está acostumbrada a contar Pilar y que se hace grande al narrar lo que les pasa a las mujeres, más allá del patriarcado y del mercado.

Pilar Quintana
Los abismos, dice la editorial, es un relato estremecedor en el que una hija asume las revelaciones de su madre. Foto: Cortesía / Carlos Zárate

Los abismos, dice la editorial, es un relato estremecedor en el que una hija asume las revelaciones de su madre y los silencios de su padre para empezar a construir su propio mundo.

La novela termina con una fiesta en esa selva oscura que es el departamento, cuando las mujeres deben buscar una fiesta en medio de las desdichas que nos ha tocado pasar a lo largo de la humanidad.

“Así es, yo tenía esa rabia adolescente contra la madre y esta novela ha sido hacer las paces con esa rabia adolescente. Esa generación de mujeres la ha tenido más difícil que nosotros”, dice Pilar Quintana.

“Nos resulta difícil a los hijos entender a los padres, fue importante para mí convertirme en madre, que me cambiara la perspectiva al respecto”, agrega, en un estado donde los hermanos ven las cosas de distinto modo.

“Yo tengo hermanas a quienes dedico el libro. Mi primera novela fue testimonial y partir de esa novela todo ha sido ficción. Nunca había hecho personajes parecidos a mí, esta novela es personal. Muy cercana a mi propia existencia. Está dedicada a mis hermanas porque tuvimos que sobrevivir a la niñez”, dice.

Están Los abismos, pero nunca caemos, en esta novela bordeamos el precipicio.

“Podría haber caído la mamá, pero me parecía que hay unas ciertas mujeres que caminamos al borde del abismo, sin caer. Estuvimos hablando con Mariana Enríquez, fijándonos como en los ’80 había como cierta clasificación alrededor de eso, pero la mujer en el abismo era glamoroso. No era un destino que se vería deseable, pero era glamoroso verla así”, afirma Quintana.

Pilar Quintana
Premio Alfaguara 2021. Foto: Cortesía

Hay un tiempo que es el de la madre y otro que es el de la hija. Y ambos los ve el lector.

Te puede interesar:  LIBROS DE LUNES | El libro que ojalá tus padres hubieran leído (y que a tus hijos les encantará que leas), de Philippa Perry

“Hay una complicidad del lector con el libro, que la niña no comparte. Estamos en el momento, al final, cuando se hace la fiesta en el departamento que la hija va a estar habitada por el abismo. Cuando la niñez se rompe, aunque tenga 9 años ya en sí misma es una mujer con una oscuridad adentro”, afirma.

Pilar Quintana envió con su agente la novela al Premio Alfaguara, pensando que es como la lotería, juegas pero sabes que no vas a ganar. “Yo de verdad no me lo esperaba, porque soy mujer, porque mi literatura no es sobre el afuera, la historia, el conflicto, es una literatura más grande que la mía. Sí significa el reconocimiento a la labor de las mujeres escritoras”, dice.

Pilar Quintana
Muchas veces la literatura pequeña que cuando la hacen hombres estaba bien, pero cuando la hacen mujeres, nos miran con cierta condescendencia. Foto: Cortesía / Carlos Zárate

Que la literatura se abra en voces: “muchas veces la literatura pequeña que cuando la hacen hombres estaba bien, pero cuando la hacen mujeres, nos miran con cierta condescendencia”, afirma Pilar.

Hubo una nota en un periódico mexicano diciendo que Pilar Quintana decepcionaba con su Premio Alfaguara, antes de que saliera la novela. Como un intento absolutamente machista en un mercado que cuando la ganan los hombres no se hacen notas como esa.

Pilar Quintana no ha leído esa nota, pero sabe de muchos “trolls” que en twitter la desestiman por su género, aunque también reconoce que desde que salió Los abismos, “lo único que he recibido es todo amor”.

Pilar Quintana
Cuando analizamos a los contemporáneos, somos con ellos lectores muy duros. Foto: Cortesía / Carlos Zárate

“Me parece perfectamente lógico que pase eso. Mi padre es médico, tiene 87 años, como un humanista que ha leído mucho. Sus amigos no me han leído. Cuando gané el Premio Alfaguara, fueron y compraron La perra. Nunca les interesó leer a la hija de su amigo, pero si hubiera sido varón por supuesto que me hubieran leído. No me extraña que la novela genere cierta resistencia porque estamos en un mundo machista”, dice Pilar.

“¿Sabes que me parece magnífico que pase? Que muchas escritoras me han escrito para decirme que como a mí me pasó eso, les da la idea de que a ellas les puede pasar”, afirma.

Claro que los escritores no se leen a sí mismos, a los contemporáneos.

“No leía a las colombianas, que fui descubriendo después de los 30. Cuando analizamos a los contemporáneos, somos con ellos lectores muy duros. A los 20 piensa que uno es un genio, yo pensaba que Gabriel García Márquez era un huevón y cuando tuve 38 años vi lo que yo había escrito y vi lo que había escrito él a los 38, acepté mi lugar en el mundo con humildad”, concluye.

Comments are closed.