Rosa Espinoza

“No puedo despegar mi oficio de escribir a la experiencia personal”: Rosa Espinoza

En 2017 la narradora celebraba el Premio Nacional de Narrativa “Dolores Castro” por Postales de Inglewood y en 2018 ganó el Premio Estatal de Literatura 2018, en la categoría de Poesía, con el poemario Cuadernos de la dispersión.

Ciudad de México, 19 de octubre (MaremotoM).- Rosa Espinoza es poeta, editora y narradora de Mexicali, una ciudad de pinos salados, una ciudad tal vez del abandono, pero que se las arregla para destacar en literatura, en música y en todo lo que se lo ponga enfrente.

A veces decimos, medio en broma, medio en serio, que Mexicali es horrible, pero que ya no vemos que venga la hora para ir hacia esa ciudad que tiene Topo Chico, que a veces llueve sin avisar y que el clima se ensaña siempre con sus pobladores. Es algo que está en el aire y en la gente, como en un lugar donde todo puede pasar y al mismo tiempo no pasa nada.

En esa ciudad, Rosa ha instituido la editorial Pinos Alados, ha escrito poesía: “En una esquina, con el sol en pleno  / y el aire sobre el rostro,/ sabiendo que la vida ha sido buena:/ el abismo”; ha escrito narrativa y ha ganado dos premios importantes.

En 2017 la narradora celebraba el Premio Nacional de Narrativa “Dolores Castro” por Postales de Inglewood y en 2018 ganó el Premio Estatal de Literatura 2018, en la categoría de Poesía, con el poemario Cuadernos de la dispersión.

Otorgado por el Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), el Premio le fue concedido a Rosa Espinoza con Cuadernos de la dispersión, de acuerdo con el Jurado, “por considerarlo un trabajo equilibrado, sin estridencias, que logra apuntes muy acabados sobre la soledad, la sexualidad y la melancolía propia de prejuicios sociales e históricos impuestos al género, a través de una voz poética clara y un ritmo sostenido que le da unidad y cadencia al conjunto”.

–¿Cómo empezaste a escribir poesía, de chica?

–Escribir poesía fue mucho después. Escribía de chica, cuando era fan de Corin Tellado y me puse a escribir una novela. Busca entonces una forma de comunicarme, estudiaba danza, grabado, no fue un poco hasta que tuve a mi hija cuando empecé a escribir poesía.

Rosa Espinoza
no fue un poco hasta que tuve a mi hija cuando empecé a escribir poesía. Foto: MaremotoM

–Cuando uno empieza a escribir poesía le importa poco lo que opinen los demás

–Yo no dejé de escribir narrativa, fue muy dura la poesía para mí porque estaba casada con un poeta. Era muy severo conmigo y cuando le mostraba algo no lo celebraba. Como narrador tenía a mi hermano Alejandro. Así que en el medio me volví editora muy joven. Ahora que veo que tenía 26 años que era encargada de la revista de literatura de la universidad, me doy cuenta de que era muy joven, pero aprendí mucho. Mientras me hacía escritora, me hice editora.

–¿Las críticas de tu ex marido te sirvieron, fueron como una especie de taller literario?

Te puede interesar:  En la amenaza al periodismo libre uno tiene que tener fe en el trabajo propio: Adolfo Castañón

–No, porque no tallereaba mis poemas. Me decía que esta palabra no va, que repites mucho eso, era la expresión de alguien que se exigía mucho a sí mismo y me exigía a mí. Establecí durante algún tiempo una dinámica con dos poetas de Mexicali. Tomé algunos talleres, con Vicente Anaya, con Minerva Villareal, iba entendiendo poco a poco dónde iba mi voz.

–A veces pasa que uno escribe el mismo poema siempre…

–Sí creo que tengo una voz, me pasa algo bastante parecido a lo que dices, me importa mucho la cadencia, que me duela, me emocione, que me inspire. No puedo despegar mi oficio de escribir a la experiencia personal. A veces cuando la gente dice que no es autobiográfica escribiendo poesía, creo que no se da cuenta, pero definitivamente me mueven las cosas cotidianas, soy un poco desparpajada. Tengo un libro empezado sobre mi papá, otro sobre las uñas, tengo otro libro que se llama Inventario Fantasmas, que es un libro sobre la gente que se me ha muerto.

Rosa Espinoza
a reforzar mi oficio, a pulir más y a buscar el espacio para concentrarme en mi trabajo para que no sea disperso. Foto: MaremotoM

–¿Cuándo ganas el premio de poesía, sientes que eres una poeta avalada?

–No tanto como yo creí. Creo que me pone en una situación más comprometida, a reforzar mi oficio, a pulir más y a buscar el espacio para concentrarme en mi trabajo para que no sea disperso.

–La dispersión es algo que padecen todos los escritores

–Yo todos los días anoto. Tiro algunas líneas para publicar un poema en algún momento y luego me pongo a ojearla y me pregunto ¿qué quise decir con esto? El mundo te puede deslumbrar todos los días. No es pose, todos los días encuentro algo que me mueve.

–¿Crees entonces que el poema está dentro tuyo?

–Bueno, hay una parte, ese resorte que está dentro. Lo que sigue es el oficio. Hay que sentarse a trabajar, a desechar o decir, ahí va, pero te voy a dejar un rato y luego nos vemos.

–¿Cuándo nació Pinos Alados?

–Yo aparecía en antologías, en revistas, era la favorita en menciones honoríficas, pero llegaba a los 50 y no tenía un libro. Lo que iba a ser triada terminó siendo señero. Robé papeles viejos de mi oficina, robé cartulinas, un día fui a la imprenta para que me hiciera unos libritos. Fui un día a Hermosillo a presentar mi librito, con prólogo de Roberto Castillo, que cuando lo vio, enseguida me dijo que le hiciera un libro así. Mi hermano quería sacar el libro de Pinos salados, con su postulado de la estética del abandono, lo sacamos cuando la editorial tenía ya ocho libros en su haber. Pinos salados no es un árbol endémico, pero es muy simbólico. Es un árbol necio, que no se resiste, lo cortas, vuelve a salir, no hay agua, busca cómo, atrapa el polvo y soporta mucho el sol. Al cabo de un año, en el 2015, ya había 12 títulos.

2 Comments

  1. MUCHACHA ESPINOZA COMO HAGO PARA ENTREGARLE UN REGALO(una pintura)QUE SEGUN YO, ES LA COSA DE MAS VALOR QUE PUEDO YO DAR,SIEMPRE PENSANDO QUE ESTA,(pintura)tenga un mensaje que exprese lo que siento y deseo para la persona a quien olbsequio ese articulo, EMPEZANDO POR HACERLE UN HOMENAJE A SU PERSONA E INTENTANDO SEA ESTE UN AMULETO PARA QUE LE ACOMPAÑE EN SUS BATALLAS, EN SU GUERRA POR LA VIDA EN EL TIEMPO QUE A ESTA, LE CORRESPONDA VIVIRLA,AMULETO DEL CUAL SOY RESPONSABLE DE LOS ELEMENTOS QUE EN EL PLASMO Y DISTRIBUYO CONSIDERANDOLOS SIMBOLOS QUE REPRESENTEN LA INTIMIDAD DE SU SENTIR Y LA PROYECCION Y PERCEPCION DE SU SER, ANELANDO SER CERTERO EN MI PROPIA PERCEPCION DE ESTA ESCRITORA EDITORA POETA Y AMIGA Y EFECTIVO EL LOS CONJUROS QUE HAGO AL CREAR ESTA PINTURA ,ESTE HOMENAJE QUE ES ARMA QUE ESPERO PROTEJA A QUIEN OBSEQUIO TANTO AL DEFENDERSE COMO AL ATACAR.QUE SEA PRACTICO Y QUE SEA BELLO,PERO LO PRINCIPAL QUE EXPRESE CON VERDAD LAS COSAS, AUNQUE SEAN CONFUSAS Y PARESCAN DESEAR ACABAR CON EL HOMENAJEADO PUES CONSIDERO QUE LA VERDAD DE SU LUCHA NO DEBE TEMER A A LA VERDAD EN LA CIRCUNSTANCIA DEL MOMENTO Y LUGAR DONDE PUEDEN DARSE ESTAS BATALLAS, QUE ESTA PERSONA DEBE MANTENER TENIENDO FE,VALOR,CLARIDAD PARA VENCER EN HONESTO ENFRENTAMIENTO LO QUE SE CONSIDERE ENEMIGO DE SUI LUCHA, A QUIEN YO INTENTO NO TEMER Y SI LO HAGO, NO HAGO CASO Y ENFRENTO DESDE MI CONOCIMIENTO ,MI FE Y MI DESEO Y DEFENDER DE A USTED EN MI HOMENAJE(estoy cansado y confundido en la claridfad de mis palabras que pueden no entenderse en absoluto,mas aun sin temor dejo este escrito sin revisar minuciosamente por este astio y cansancio de este intento de ser claro en palabras que escudo quieren ser,conocimiento para usted mientras desarrolla su proyecto literario y sepa dar la mejor asistencia a sus hijos para se desaerrollen hermosa y optimamente a su lado, solo digame a donde se lo llevo, esta ambiciosa pintura que espera serle util y hacerla feliz al transcurrir el tiempo de nuestras vidas,ROSY un abrazo te mando para finalizar este escandalo de confucion que e escrito y espero pronto vernos,gracias por atender estas lineas.