Nomadland

Nomadland, la vida más allá del sistema, con una Frances McDormand increíble

¿Vivimos más? ¿Somos mucha gente? ¿Qué ha pasado con la vida humana en estos últimos años, más allá de la impiedad del sistema capitalista?

Ciudad de México, 14 de abril (MaremotoM).- ¿Tomar un tráiler y vivir ya no en ninguna casa, sino en la carretera, yendo a buscar precisamente la libertad en un mundo que te la niega? Nada es más fuerte que la dignidad que busca la directora Chloé Zhao, quien hace historia con Nomadland, esa película que ahora está en los cines mexicanos y que nos deja a todos perplejos y sin barreras emocionales.

Fruto de ello es también la excelente actuación de Frances McDormand, que en un momento de su existencia, cuando ya tiene 60 años, decide hacerse cargo de su vida, aunque es probable que ella y su marido recientemente fallecido se hayan hecho cargo siempre de lo que le ha tocado vivir.

Chloé Zhao, quien se ha convertido en la segunda mujer de la historia y la primera mujer de color en llevarse el premio al Mejor Director de los premios Directors Guild of America Awards, retrata también el mundo del trabajo, ese universo donde el “sueño americano” hace agua y donde no hay ni medicina ni sindicatos para hacer más placenteros esos años que cada vez son más años de la vejez.

Algunas críticas se han centrado sobre Zhao al no mostrar la gran explotación de Amazon (los empleados han rechazado recientemente en una votación la constitución de un sindicato), pero la verdad es que hay cosas que no debería decir la directora, sólo con ver cómo se realiza el trabajo de Amazon uno puede ver hasta qué punto es la explotación del hombre en este capitalismo salvaje.

Te puede interesar:  Cristina Pacheco, en su regreso a Canal Once, conversará con la soprano Olivia Gorra
Nomadland
Chloé Zhao ha recibido el premio Directors Guild of America Awards. Foto: Cortesía

¿Vivimos más? ¿Somos mucha gente? ¿Qué ha pasado con la vida humana en estos últimos años, más allá de la impiedad del sistema capitalista?

Lo cierto es que si no somos esclavos, poco podremos hacer con la existencia, en un método donde somos números y jamás se toman en cuenta nuestras emociones, nuestros sueños, nuestras esperanzas.

Producto del cine minimalista, donde hay una cámara alrededor de la protagonista (realmente un trabajo excepcional de McDormand), la historia transcurre sobre cómo mantener la dignidad en un camino lleno de obstáculos.

Claro, hay amigos que se va haciendo en la ruta misma, como el genial David Strathairn, que siente una profunda atracción por Fern (Frances MdDormand) y trata de sacarla de su vida independiente y de Bob Wells, el gran representante de la existencia nómade en los Estados Unidos, donde viven más de un millón de personas que viajan en casas rodantes.

Nomadland
El genial David Strathairn. Foto: Cortesía

También están Linda May y Charlene Swankie, dos personas que explican cómo es su vida.

La película es una adaptación de Nomadland: Surviving America in the Twenty-First Century, un libro de 2017 de la periodista estadounidense Jessica Bruder sobre el fenómeno de las personas mayores que, en el marco de la Gran Recesión de 2008, adoptaron un estilo de vida nómade en busca de empleos de temporada por todo Estados Unidos.

¿Vivir fuera del sistema y sentirse digno hasta la hora de la muerte? Eso es lo que plantea Nomadland. Hay que verla.

Comments are closed.