Rogelio Guedea

Nuestra naturaleza compleja quise que se desplegara en mi novela: Rogelio Guedea

“La mente de este personaje es impermeable, aunque llega el momento que las circunstancias lo obligan a asesinar. La verdad es que efectivamente a veces ya no es el individuo, sino alguien que está ahí. A veces tienes ganas de matar a los vecinos, porque las circunstancias generan una impotencia feroz”, afirma.

Ciudad de México, 26 de septiembre (MaremotoM).- Desde Nueva Zelanda, país donde vive, el escritor Rogelio Guedea ve cómo su reciente Bisturí (FCE) tiene cabida entre los lectores mexicanos.

Es un poco el discurso de un psicópata, cuya mente trata de justificar o entender el asesinato del doctor Mansano, que lo había atendido sin éxito a su padre.

Santiago tiene sed de venganza y por supuesto lo mata al doctor, a partir de ahí inicia una aventura. En su viaje, conocemos los pensamientos que cruzan su mente y las pequeñas acciones que tiene que hacer para no ser descubierto. Con la ayuda de su madre, amigos y familiares, logra pasar inadvertido, pero en su regreso a casa, descubre que todo lo que cree conocer es, en realidad, una mentira.

ENTREVISTA EN VIDEO A ROGELIO GUEDEA

“En realidad este personaje Santiago fue una hazaña en muchos sentidos construirlo a partir de ciertas circunstancias. La oscuridad, la violencia, el estar en contra de las mujeres, todo eso es alarmante y lo quise poner en este libro”, advierte Rogelio Guedea, en entrevista por zoom.

“La mente de este personaje es impermeable, aunque llega el momento que las circunstancias lo obligan a asesinar. La verdad es que efectivamente a veces ya no es el individuo, sino alguien que está ahí. A veces tienes ganas de matar a los vecinos, porque las circunstancias generan una impotencia feroz”, afirma.

Te puede interesar:  Cărtărescu, la amistad y el oficio de escribir
Rogelio Guedea
Editó FCE. Foto: Cortesía

Santiago es un personaje que es músico, es abogado y se inspiró un poco en el hijo, que es guitarrista.

“Una vez llegó del gimnasio, muy enojado, llegó transformado, un energúmeno, estaba mal con el entrenador, dijo que lo iba a matar y vi ahí a una persona diferente. Yo vi muchachos que apenas hablaban que mataron a sus padres abusadores. Esta naturaleza que tenemos tan compleja quise que se desplegara en mi novela”, afirma.

El bisturí parece un arma del surrealismo y recorre toda la novela. “Estos símbolos unen las cosas. El bisturí es esta cosa que va a unir a todo. Al final del día se convierten los crímenes con el bisturí. Los objetos tienen una representación simbólica”, expresa.

Rogelio Guedea
El absurdo está normalizado Foto: Cortesía Facebook

“En ocasiones he resuelto muchas cosas difíciles con mi mujer, con mis padres, de alguna manera absurda o surrealista. Quería que este desenlace fuera natural, como somos todos en la vida. El absurdo está normalizado y quería que permeara esa parte de la historia”, dice.

Bisturí será una película mexicana y Rogelio Guedea la escribió para que fuera fácil que se acoplara a los dos lenguajes. Es una novela negra, criminal y hay muchos niveles que suceden que no están encasillados en un solo género. “Me encanta que la vida sea como cuando la vez en La ventana indiscreta, de Alfred Hitchcock. Donde pasan muchas cosas”, revela.

Comments are closed.