Omara Portuondo

Omara Portuondo canta en España, donde ha iniciado su gira mundial de despedida

Su deseo para el final es algo lejano, toda vez que hoy, a los 91 años, la artista está metida en su gira de despedida. Como dijo el hijo suyo que la acompaña a todos lados, Ariel Jiménez Portuondo, “tenemos pensado que la gira dure tres años para recorrer el mundo entero, claro que dependerá del estado de salud de Omara”.

Ciudad de México, 9 de agosto (MaremotoM).- “Me gustaría que me recordaran como una niña, como mujer cubana y como artista. Soy gente a la que le gusta la vida, me gusta correr por las calles, mirar el malecón de La Habana y también disfruto admirar otras partes del mundo que tienen sus bellezas. Me gusta la vida y que la gente sea feliz”, dijo la cantante cubana Omara Portuondo, hace unos años en una entrevista.

Su deseo para el final es algo lejano, toda vez que hoy, a los 91 años, la artista está metida en su gira de despedida. Como dijo el hijo suyo que la acompaña a todos lados, Ariel Jiménez Portuondo, “tenemos pensado que la gira dure tres años para recorrer el mundo entero, claro que dependerá del estado de salud de Omara”.

Estuvo en el festival La Mar de Músicas de Cartagena, donde brilló con su imagen ya muy delgada, sentada en un sillón de mimbre, con muy buenos músicos alrededor (sobre todo ese aire percutivo que tiene la cantante para convertirse en el filin de Cuba: contrabajo, piano, batería e instrumentos de percusión) y su voz es cantarina, con todo el peso de la vida en la garganta, pero que al mismo tiempo expresa su alegría de vivir.

Porque es esto lo que tiene Omara: un apego por la vida que es conmovedor. Eso se ve en su arte, del que tiene mucho para dar.

Te puede interesar:  ¿Qué pasa en México con los libros de música?

La vinculación de Omara Portuando con La Mar de Músicas se remonta a 1998, año de su primera actuación. La diva recogió el premio del festival en 2014 y se despidió en 2019 de la ciudad que tantas veces la había acogido en el Cartagena Jazz Festival.

Omara Portuondo (La Habana, 1930) inició su carrera en 1945 como bailarina del famoso cabaré habanero Tropicana, pero fue en la canción donde encontró su espacio a partir de la edad de oro de la música tradicional de su país.

Como miembro del Cuarteto de las D’Aida junto a Elena Burke, Moraima Secada y su hermana Haydée, acompañó a estrellas como Édith Piaf, Pedro Vargas, Rita Montaner, Bola de Nieve, Benny Moré y Nat King Cole.

Omara Portuondo
La diva de Buena Vista Social Club, de 91 años de edad, interpretó en su tour de despedida canciones de siempre, como “Solamente una vez”, “Bésame mucho” o “Veinte años”. Foto: Cortesía

Para Portuondo la grabación del disco Buena Vista Social Club en 1996, producido por el guitarrista estadounidense Ry Cooder, supuso un antes y un después. Se convirtió en la dama del bolero cubano y su voz se empezó a oír en el mundo entero.

“En la música no hay diferencias entre hombres y mujeres. Me puse muy contenta de que me eligieran justamente a mí para un proyecto tan especial como el de Buena Vista Social Club, hay tantas buenas voces femeninas en Cuba”, asegura Portuondo, quien protagonizó en el film un duo extraordinario con Ibrahim Ferrer, en el tema “Silencio”.

“Mientras hay vida, hay ganas de seguir. Tengo buena salud y sigo disfrutando muchísimo con la música. En la vida aprendes que todos tenemos un camino que seguir. Mientras tengas ilusión, ganas y las fuerzas te acompañen, debes seguir ese camino. A mí es la música la que me da fuerza para seguir”, ha dicho a la agencia DPA.

Hoy estará en Veranos de la villa en Madrid.

Comments are closed.