Otra Electra

Otra Electra, una obra de teatro en La Capilla

La pieza habla sobre la incapacidad de mostrar amor entre una madre anciana y su hija, con la actuación de Ángeles Marín, Luz María Meza, Stefanie Izquierdo y Brisei Guerrero. Tras gran éxito en 2020, la obra ofrecerá su segunda temporada en el Teatro La Capilla a través de Zoom los domingos del 14 de febrero al 18 de abril, a las 19 horas.

Ciudad de México, 13 de febrero (MaremotoM).- Hacer teatro como hacer cine, dice en tono irónico la directora de escena Rocío Carrillo, teniendo en cuenta las circunstancias de la pandemia con la que deben lidiar probablemente ellos más que ninguna otra profesión.

Hacer teatro pero no en vivo, es algo difícil, no obstante mañana, el día de San Valentín, ofrecerán Otra Electra, que contará la historia de una hija que debe cuidar a su madre, tras una operación. El encierro y los viejos hábitos de convivencia entre ambas poco a poco empiezan a tensar la relación en esta obra.

La puesta escénica ocurrirá en tiempo real, es decir, sucederá en el momento en el que el espectador la vea desde el dispositivo de su preferencia. Cada una de las cuatro actrices del elenco actúa desde su propia casa.

Fue escrita por Edith Ibarra y guarda distancia de la tragedia clásica griega, en la cual Electra, en complicidad con su hermano, comete matricidio. Pese a algunas similitudes, una diferencia es que visibiliza a mujeres que han tenido que adoptar roles masculinos para sacar adelante una familia y que han endurecido sus emociones a tal punto que son incapaces de expresar amor.

“La estrenamos en agosto del año pasado, a través de zoom, en la programación del Teatro La Capilla. No estaba pensada para hacerse en zoom, nadie había pensado que teníamos que tomar esta alternativa. La Capilla lanzó su convocatoria para hacer teatro en zoom y nos quedamos”, cuenta Rocío Carrillo.

“Lo que hice, de manera del guion de esta obra escrita por Edith Ibarra hice un guion para zoom. Enfrentándome a todo paso a paso, sin haber tenido posibilidad de planearlo”, agrega.

Otra Electra es una producción de Organización Secreta Teatro. Se estrenó con mucho éxito entre el público y la crítica en el 2020 dentro de la programación virtual del Teatro La Capilla.

El teatro es tremendo, “el teatro lo pensamos y es su esencia presencial, es el contacto, como dice Dubatti, el convivio, el compartir los cuerpos la misma territorialidad. Pero también creo que el teatro hace muchos años que dejó de ser una sola noción, una sola forma de hacer. Desde el siglo pasado los cánones se han roto, se están explorando nuevas formas de narrar, la interdisciplina, el teatro post-dramático”, expresa.

Te puede interesar:  ENTREVISTA | Laura Tirado: las fotografías que embellecen el mundo
 Otra Electra
Lo que hay que plantearse es cómo vamos a narrar nuestra historia en un medio digital. Foto: Cortesía

“Lo que hay que plantearse es cómo vamos a narrar nuestra historia en un medio digital. No sólo contar una historia, construir una convención verosímil, que atrape al espectador y que ocurra en vivo”, agrega.

Para esta nueva temporada, el costo de acceso a la plataforma será de 100 pesos, pero quien desee apoyar a la compañía podrá hacerlo pagando 200 pesos, como una forma de impulsar las artes, un sector duramente afectado por el cierre de recintos culturales y la cancelación de actividades presenciales por la pandemia.

“No quería a las actrices estáticas, me vi en el desafío de ir creando un híbrido, que se asemeja más al cine. En el caso de las actrices, por ejemplo, Ángeles Marín, ella usa su teléfono celular con un tripié. Se desplaza todo el tiempo con eso y por supuesto el teléfono celular no lo ve el espectador”, dice Carrillo.

“La cámara de su celular siempre será una perspectiva subjetiva. Fue mucha práctica y la ventaja es que son actrices extraordinarias. Son Ángeles Marín y Luz María Mesa, las protagonistas y las pesadillas, Stefanie Izquierdo y Brisei Guerrero. Yo no estudié cine, pero como artista siempre tienes un background”, afirma.

Otra Electra habla de estas madres, que muchos años después de haber tenido que asumir esa carga de ser padre y madre a la vez, de ser la única proveedora de la casa, el pilar de la familia, están resintiendo el endurecimiento de sus emociones y de su capacidad de amar”, explica la directora de escena, Rocío Carrillo.

Aun cuando ésta es la historia de millones de mujeres en el mundo, la obra refleja una etapa de la búsqueda de la mujer por la igualdad, “quizá más vigente en los años 60, 70 y 80”, admite Carrillo, también autora de la adaptación virtual de la pieza que combina el drama con momentos de comedia.

Comments are closed.