Pala, cantautor colombiano, graba un disco en homenaje al soneto

Jorge Drexler, El Kanka, El David Aguilar, Pedro Guerra, Javier Ruibal, Rozalén y Marta Gómez, son algunos de los nombres invitados para lo que será El siglo del Loro, sonetos cantados, a cargo de uno de los mejores letristas de su generación.

Ciudad de México, 26 de abril (MaremotoM).- Carlos Pala o Pala, como se lo conoce artísticamente, es un cantautor colombiano, que ahora graba un disco en grata compañía: Jorge Drexler, El Kanka, El David Aguilar, Pedro Guerra, Javier Ruibal, Rozalén y Marta Gómez, son algunos de los nombres invitados para lo que será El siglo del Loro, sonetos cantados, a cargo de uno de los mejores letristas de su generación.

Se trata de rescatar la forma de la poesía y traerla a nuestro presente, con humor e ironía y con justicia en letras primordiales, que para eso Pala tiene mucho talento.

Tras inaugurar el álbum con la presentación del tema “Polvo será”, en compañía del emblemático cantautor andaluz Javier Ruibal, Pala presenta “Existe una mujer”, un homenaje al poder femenino y a su capacidad de moldear el mundo, en compañía de la también española Rozalén.

El siglo del Loro es, además, un proyecto que supera el límite del álbum musical y que incluye sorpresas como La cofradía de la palabra, un espacio virtual para la creación poética entre PALA y sus seguidores y Palabra de Pala, un podcast en el que el artista profundiza en los conceptos sobre los que se ha construido el álbum y comparte anécdotas sobre el proceso creativo.

Luego de graduarse como médico, Pala adelantó estudios musicales en el Instituto Superior de Artes de La Habana y actualmente se encuentra en la parte final del pregrado de Filología Hispánica. Su carrera, fundada en el amor por la canción y por la palabra escrita, lo ha hecho merecedor, entre muchos otros reconocimientos, del Premio Nacional de Música del Ministerio de Cultura de Colombia.

Además de sus álbumes musicales, el cantautor ha publicado un DVD en formato Sinfónico y dos libros de poemas (Pasacintas y Así se besa un cactus) con varias ediciones en Argentina, Colombia y España.

Durante mayo, Pala se presentará en Guadalajara, León, Pachuca y Querétaro y cerrará su visita con un recital en El Foro del Tejedor de la Ciudad de México, el viernes 24.

–¿Estás basándote en los sonetos del Siglo de Oro?

–Sí, mientras muchos miran hacia la vanguardia, yo miro a la retaguardia. Miro hacia el siglo XVI. Tengo una relación de amor con esa poesía, fundamentalmente con el soneto. Hace tres años y medio estudio Filología Hispánica y me metí de lleno en el soneto. La musicalización del soneto para homenajearlo desde la canción; si bien otros cantautores lo han hecho, me faltaba hacerlo a mí.

Te puede interesar:  Nacho Vegas presenta "El Don de la Ternura"

–Zeca Baleiro, Caetano Veloso, dicen que la retaguardia es revolucionaria

–Coincido exactamente. Eso de la innovación es una búsqueda sino engañosa por lo menos peligrosa. Las cosas que reconocemos como nuevas ya se hicieron. Me siento muy seguro ahí, entre los creadores del Siglo de Oro.

–¿La vanguardia es el artista?

–Ayer hablaba con un gran catedrático acerca de las traducciones de esos sonetos, son reescrituras que cuentan una cosa novedosa. Es un poco eso.

–¿Los sonetos los has musicalizado?

–Sí. Primero los he escrito y son sonetos que ya tienen 800 años, un soneto es una composición poética compuesta por catorce versos de arte mayor, endecasílabos en su forma clásica.​ Los versos se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos (estrofas de cuatro versos) y dos tercetos (estrofas de tres versos). Yo soy un enamorado del soneto, pero ahora estoy decidido a cantarlo. Tal como lo ha hecho por ejemplo Pedro Guerra, con los sonetos de Ángel González, Palabra en el aire.

–Es maravilloso ese disco

Palabra en el aire fue mi gran influencia. El texto poético y el texto de la canción son dos cosas muy distintas y no siempre se llega a buenos resultados uniéndolos, concentrándolos. Creo que Pedro Guerra dicta cátedra con ese disco. El texto poético se tiene que defender él solito, ya tiene una musicalidad. Hacer textos de canciones es un reto y que me ha seducido mucho en el disco nuevo. El año pasado estuve en Madrid con Pedro Guerra y le dije que Palabra en el aire lo había estudiado milimétricamente, casi con lupa.

–¿Has encontrado cómplices para esto?

–Cómplices increíbles. Creo que ellos son la gran sorpresa. Cuando me lancé a hacer este disco pensé en ellos (en Jorge Drexler, El Kanka, El David Aguilar, Pedro Guerra, Javier Ruibal, Rozalén y Marta Gómez) y ellos dijeron que sí enseguida. Cantan los sonetos conmigo.

–¿De qué hablan los sonetos, del amor?

–Bueno, este es mi noveno disco y no podría decirse que mis canciones hablan totalmente del amor. No es un tema recurrente en mí. Sucede también en mi vida que esto enamorado desde hace 23 años de mi compañera y esa estabilidad no es buena para las canciones. Hay canciones que hablan de la diversidad sexual (el que hago con El Kanka), el agradecimiento a la mujer (la canción que hago con Rozalén), son temas actuales adaptados a una forma de literatura muy antigua.

–¿Te ayudó un productor?

–He contado con la ayuda de Alejo García, un gran cantautor y productor colombiano, que me ayudó a “vestir” la música. Yo musicalicé todos los temas, pero él ha definido con su mano la estética final del álbum.

Comments are closed.