Atenea Ochoa

Patria Grande es un homenaje a América Latina, para que no quede en el olvido nuestra identidad sonora: Atenea Ochoa

El sábado 17 de agosto a las 19:30 horas en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes presentará su disco, acompañada por tres músicos excepcionales.

Ciudad de México, 23 de julio (MaremotoM).- Si uno pudiera soñar, seguramente al lado de uno, en el concierto, estaría el baterista Adrián Oropeza, el bajista Aarón Cruz y el tecladista Álex Mercado, quien además hizo los arreglos de las canciones.

“Bueno, soñar no tanto, al fin y al cabo, también estoy yo y he seguido un largo camino en la música”, dice Atenea Ochoa, gran admiradora de Mercedes Sosa, de Chabuca Granda (ella acaba de hacer una versión de “El surco”) y que acaba de hacer el disco Patria Grande.

El sábado 17 de agosto a las 19:30 horas en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes, Atenea estará reviviendo gran parte de lo que es la canción folclórica en todas las regiones, a sabiendas de que siempre se regresa a África, pero en el medio está la canción indígena, está la música europea, están el jazz, el soul.

Atenea Ochoa
Atenea Ochoa y unos músicos excepcionales: Alex Mercado, Aarón Cruz y Adrián Oropeza, para presentar Patria Grande.

Es dueña de una personalidad fascinante, como cuando hablamos un poco de Dorian Wood o de El Niño de Elche, en la certeza de que sólo estos grandes cantantes, exclusivos, van a hacer de la música una evocación que nos lleve a la profundidad, a la emoción verdadera.

No importa si los canales de ventas están por el reggaetón o por Maluma, para ellos es también el mundo, pero quien quiera unirse a ese universo de una música que va uniendo todas las regiones y todas las ilusiones, escuche a Atenea Ochoa, quien con influencias de Mercedes Sosa, de Janis Joplin, nos hará estremecer.

“Mi gusto es ecléctico, siempre he amado la ópera, el jazz, el rock y la música académica o llamada clásica. Pero cuando escuchaba la música de América Latina o África y en español o lenguas originarias de los pueblos, me estremecía de pies a cabeza. Entonces me di cuenta que lo esencial en mi canto tenía que estar sujeto a la raíz y por eso me enamoré perdidamente de la zamba argentina o el landó de Perú, del son jarocho, las rancheras y la canción cardenche de México o el flamenco de España, de Atahualpa Yupanqui, de Tomás Méndez, Salif Keita o Simón Díaz”, explica la cantora.

“En mi disco Patria grande se escucha el resultado de mi bagaje de influencias y considero que un lenguaje musical contemporáneo es capaz de capturar la atención de las nuevas generaciones. Espero que pueda despertar también el interés en ellos por conocer el origen prístino de nuestra canción popular y tradicional”.

–¿Qué es Patria grande?

–Es la emoción por los pueblos de América Latina. Me emociona que tenemos mucho en común y por eso es el nombre, para homenajear a la gran patria que es Latinoamérica y al mismo tiempo a nuestros compositores. Siempre he sido una enamorada de la música de nuestro continente.

–Tú tienes una voz fuerte, al igual que Mercedes Sosa, me parece que para cantar a este continente hay que tener una voz muy fuerte

–Pues, me parece que Mercedes es la gloria de Latinoamérica, la madre del canto latinoamericano, yo la admiro profundamente, con toda mi alma, con todo mi corazón, desde niña e intento cantar con intensidad porque es una patria llena de luz, de color, de sabor, de alegría, de lucha. Intento cantar con fortaleza.

Atenea Ochoa
Atenea Ochoa se presentará en el Auditorio Blas Galindo el 17 de agosto. Foto: Cortesía

–Acá también estuvo Amparo Ochoa, otra enorme cantante

–También es una grandísima de la canción latinoamericana, de la canción mexicana, específicamente…es una cuestión de tesitura pero ella cantó también con toda el alma, con todo el corazón, por los intereses que nos vienen bien a todos. Por la lucha, por el amor, por lo trascendental del mundo, por el alma…

Te puede interesar:  Mis novelas no son para nada distorsionadas, son muy realistas: Laura Baeza

–Cantas “El surco”, de Chabuca Granda, un tema fascinante

–“El surco” es una belleza de pieza, del que le han hecho grabaciones grupos emblemáticos como los chilenos de Inti Illimani, las vacas sagradas de la canción latinoamericana. La canto porque es una canción filosófica. Chabuca Granda era un ser humano angelical. Lo que decía siempre estaba hablando en tercera dimensión, como diría Atahualpa Yupanqui.

–Cuéntame de ti

–Empecé a cantar desde muy pequeña. Mi padre era profesor universitario, maestro de historia, tenía una gran afinidad por la música, eran dos melómanos, mi madre también. Mi padre tenía un gran gusto por la música latinoamericana. La música africana me interesa mucho por la raíz. La europea, la indígena y la africana son tres raíces que hacen a nuestro sonido único y por lo que nos identifican en el mundo. Por qué también me gusta de los Estados Unidos, el soul y todo eso, porque proviene de la música de la misma raíz. Todo eso proviene de la música africana, la madre tierra.

–Hablas de Chabuca Granda, de Simón Díaz, ¿no hay nuevos autores ahora?

–Hay compositores pero desafortunadamente los medios ahora son muy comerciales. Hay un compositor como David El Aguilar, que hace unas canciones estupendas. Son canciones hechas para decir muchas cosas, para interpretar, para brindar amor, para hablar de lucha, son compositores que llegan a la entraña y nos hacen sentir mil emociones.

Atenea Ochoa
Una gran voz para un gran repertorio. Foto: Cortesía

–Si me pusiera a soñar, soñaría con los tres músicos que te acompañan

–No sólo estarán ellos tres, sino que también invito al maestro Ernesto Anaya, que cantará conmigo un son jarocho de Patricio Hidalgo, otro gran compositor. Porque tengo la fortuna de tener una larga trayectoria en el terreno de la música, he cantado con muchas agrupaciones con mucha gente y en ese caminar vas conociendo a la gente. A Adrián Oropeza lo conozco desde hace muchísimos años, desde que yo era una niña. Lo mismo que a Aarón Cruz. Cuando empecé a plantear el proyecto me dijeron que fuera a ver al maestro Álex Mercado. El proyecto le gustó y entonces se subió al barco y encima me hizo los arreglos. Fue como conectar con los ideales, con el gusto y todos hicimos esta fantástica experiencia para hacer un homenaje a los grandes autores. Son unos grandes maestros, pero uno también tiene lo suyo. Por andar cantando tanto tienes el honor de andar topándote con gente de este tamaño y coincidir.

–El Auditorio Blas Galindo tiene una sonoridad espectacular

–Es una sala emblemática de la ciudad de México, tiene un sonido fantástico, maravilloso y estoy fascinada de presentar allí este proyecto.

–Vas a hacer el 17 de agosto un homenaje al continente con Patria Grande

Patria Grande es un homenaje a América Latina. Mi proyecto es con arreglos contemporáneos hacer un acercamiento a la gente, para que no quede en el olvido nuestra identidad sonora. Busco con este lenguaje comunicarme con la gente que esté interesada en la identidad y si fuera posible conectarnos con el folclore, irse a la zona más profunda del folclore, a lo esencial y también al jazz, para eso tengo a estos músicos maravillosos.

Comments are closed.